ACABA SIN "NOVEDADES RELEVANTES"

PSOE y ERC se reúnen en Madrid sin lograr desencallar la investidura de Sánchez

Los socialistas tienen prisa para conseguir que Sánchez reciba la confianza de la Cámara cuanto antes, pero no se atreven por ahora a aventurar si lo lograrán antes de Reyes, la siguiente fecha fetiche

Foto: Reunión de los dos equipos negociadores de PSOE y ERC, el pasado 10 de diciembre en Barcelona. (EFE)
Reunión de los dos equipos negociadores de PSOE y ERC, el pasado 10 de diciembre en Barcelona. (EFE)

Esquerra Republicana de Catalunya había asegurado hacía una semana que no retomaría las negociaciones hasta conocer el escrito que la Abogacía del Estado presentara ante el Tribunal Supremo sobre las consecuencias de la inmunidad de Oriol Junqueras. El informe con las conclusiones de los servicios jurídicos no está aún listo, se presentará el lunes, pero PSOE y ERC han seguido hablando en los últimos días. Y este viernes, 27 de diciembre, en Madrid, ambos equipos se reunieron por la tarde para intentar desbloquear la investidura de Pedro Sánchez. Para atar los últimos "flecos". Pero el acuerdo no está cerrado aún. Es más, en ERC no vieron "novedades relevantes" tras el encuentro.

Las conversaciones entre socialistas y republicanos están llegando a su remate final. Todo está prácticamente listo para que haya fumata blanca. Todo a falta de que la Abogacía del Estado se pronuncie. Por eso tiene mucha importancia que las dos delegaciones se vieran este viernes en Madrid, cita que adelantó el diario 'El País' y que ratificaron primero a este diario fuentes conocedoras de las negociaciones, antes de que llegara la confirmación oficial. Las mismas fuentes no quisieron revelar si ya está todo el trabajo hecho y si habrá posibilidades de que la investidura, como desea el Ejecutivo, podrá cristalizar el 5 de enero, víspera de Reyes. Los tiempos son muy ajustados, pero no es totalmente imposible. Dependerá de si todo se acelera a lo largo del fin de semana y en los dos últimos días de 2019.

El contexto, desde luego, es complicado para las dos partes. No solo por las fechas, en plenas navidades, lo que ya de entrada tacha varios días disponibles del calendario, sino también por factores ajenos a las conversaciones. La Junta Electoral Central (JEC) se podría pronunciar el próximo 3 de enero sobre la inhabilitación inmediata del 'president', Quim Torra, lo que podría dejar la Generalitat en manos de su número dos, Pere Aragonès (ERC), y activaría el modo preelectoral en Cataluña. Además, el organismo arbitral tendrá sobre su mesa, a instancias del PP, la solicitud para inhabilitar a Junqueras, una vez que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea falló que gozó de inmunidad tras ser proclamado europarlamentario, el pasado 13 de junio. El Gobierno ha intentado crear un clima favorable presionando a quienes serían sus aliados potenciales supeditando la subida de las pensiones, del salario mínimo y del sueldo de los funcionarios a que haya investidura.

Una vez que hable la Abogacía, todo se podría acelerar, pero hay varias estaciones por cubrir, como el 'consell' de ERC y la ejecutiva del PSOE


La alianza entre el PSOE y ERC está siendo muy complicada de trabar —los primeros contactos comenzaron a mediados de noviembre y el primer encuentro de los dos equipos negociadores llegó el día 28—, aunque en principio ya está muy madura. El pasado lunes, la portavoz de los republicanos y miembro de la delegación de su partido, Marta Vilalta, señaló que ya apenas quedaban "flecos" por cerrar. Puntos que se esperaba desbloquear este viernes, a fin de que ERC pueda solemnizar el acuerdo lo antes posible. La formación de Junqueras deberá buscar el refrendo de ese pacto en el 'consell nacional', el máximo órgano de dirección entre congresos. Asimismo, si hubiera luz verde, Sánchez debería reunir a su ejecutiva de manera inmediata. No habrá tiempo para convocar al comité federal. En el aparato del partido están prevenidos durante todo el fin de semana por si hubiera que citar a los miembros de la dirección federal socialista a lo largo del lunes.

Los pasos previos

Ahora mismo, la duda es si PSOE y ERC darán algún paso definitivo durante el fin de semana o bien ya esperarán al 30 de diciembre, para cuando está previsto que la Abogacía presente su escrito de conclusiones ante el Supremo, tal y como avanzó este periódico. El Alto Tribunal concedió a las partes de la causa del 'procés' un total de cinco días hábiles para que registraran sus alegaciones, margen que expira el 2 de enero. Todas lo han hecho ya, por lo que solo queda que la Abogacía hable.

La portavoz del Ejecutivo confirmaba este viernes que las negociaciones no se han "roto", por lo que todo seguía "en curso". Y no hay "opción B"

Si la cúpula republicana decidiera convocar a su 'consell nacional' en las próximas horas, sí sería más factible una investidura de Sánchez en segunda votación (por mayoría simple) para la víspera de Reyes. Los otros pasos se producirían en cascada, y probablemente muy rápido: PSOE y Unidas Podemos tendrían que publicar su propio acuerdo y los socialistas a su vez amarrar los apoyos de las fuerzas minoritarias. A su vez, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, habría de convocar el pleno y, teniendo en cuenta las fiestas navideñas, su pretensión es hacerlo con unas 48 horas de antelación. Esto supone que, para que el pleno arranque el 2 de enero, la jefa de la Cámara Baja debería comunicar su decisión, como tarde, el martes 31 de diciembre, Nochevieja.

PSOE y ERC se reúnen en Madrid sin lograr desencallar la investidura de Sánchez

Sin embargo, el escuetísimo comunicado que mandó ERC a los periodistas no permite intuir que las cosas ya están totalmente encarriladas. El partido independentista confirmó la "reunión de contacto entre ERC y PSOE, después de 15 días sin reunión". "Sin novedades relevantes", concluyó su mensaje. Ferraz ni siquiera entró en valorar la cita. "Como habéis publicado algunos de vosotros, en la tarde de hoy ha habido una reunión entre los equipos negociadores del PSOE y ERC", afirmaron fuentes oficiales hora y media después de que saltara la noticia. Total frialdad. Al aparato del PSOE no ha llegado aún la orden de convocar a la ejecutiva, por lo que no todo el camino está culminado.

Sin detalles de la mesa entre gobiernos

No obstante, el encuentro de este viernes importante por sí mismo porque fue la misma Vilalta la que, el pasado 19 de diciembre, tras conocerse el fallo del TJUE, anunció que no habría más reuniones con los socialistas hasta que se pronunciase la Abogacía del Estado. No obstante, las conversaciones no se han detenido en ningún momento. Este viernes, tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá, confirmaba que las negociaciones no se habían "roto". Seguían "en curso". Ella misma incidía en que Sánchez no maneja una "opción B", una entente con la derecha, porque los socialistas están trabajando "genuinamente por un Gobierno que permita encauzar las diferencias con los que piensan distinto".

El presidente no ha querido entrar en los detalles de la negociación e incluso se ha saltado la tradicional comparecencia de fin de año para no responder

En cualquier caso, la información escasea desde hace semanas. Porque el nudo gordiano de la negociación con ERC es su petición de una mesa entre gobiernos, "entre iguales", que sirva para encarrilar las relaciones con Cataluña, con calendario claro y garantías de cumplimiento. Aún no se conocen los detalles de ese foro bilateral que probablemente sea de nueva creación. Lo que sí se ha visto, y claramente, son las concesiones del jefe del Ejecutivo a ERC: negociación de tres a tres (y no solo con Adriana Lastra y Gabriel Rufián), cambio del lenguaje —ya habla de "crisis política" y no de "convivencia", y de "seguridad jurídica" en lugar de Constitución—, citas en Barcelona, llamada a Torra y promesa de reunión posterior.

PSOE y ERC se reúnen en Madrid sin lograr desencallar la investidura de Sánchez

Sánchez no ha explicado hasta dónde está dispuesto a llegar en sus conversaciones con ERC, más allá de recordar que no desbordará jamás la Carta Magna y que el acuerdo, si se alcanza, será público. No contesta a los periodistas desde el pasado 13 de diciembre y este viernes se saltó la tradicional comparecencia de los presidentes de final de año. Celaá aseguró tras el Consejo de Ministros que había tomado esa decisión porque consideraba que no era "procedente" al estar aún las negociaciones abiertas. El partido "no ha acabado". Y parece que, tras la cita de los equipos de PSOE y ERC en Madrid, sigue sin concluir.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios