EL TJUE DICE NO AL AMPARO DE URGENCIA

Otro varapalo judicial en la UE aparta a Puigdemont del 'asalto' a Estrasburgo

Dos recientes decisiones de dos tribunales distintos han torpeado, recientemente, el discurso del 'expresident'

Foto: El expresidente catalán Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente catalán Carles Puigdemont. (EFE)

La confianza de Carles Puigdemont en la Justicia europea empieza a resentirse, y su intención de acudir físicamente a la sede francesa del Parlamento Europeo se aleja. Dos recientes decisiones de dos tribunales distintos han torpedeado, recientemente, el discurso del 'expresident'. En la tarde de este lunes, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea decidía no amparar de urgencia su acceso a la Cámara que preside Tajani para la sesión constitutiva que se celebra en Estrasburgo. Hace unas semanas, el varapalo procedía del otro tribunal al que mira el independentismo. El TEDH negaba en una resolución la legalidad del referéndum del 1 de octubre.

Nada está ganado o perdido en este punto y queda aún mucho camino legal por recorrer, pero es indiscutible que las dos resoluciones son cuanto menos indicios. A estos se suma otro más. El tribunal del 'procés' remitió, en un arranque de semana intenso para Luxemburgo, una cuestión prejudicial al TJUE para preguntar sobre el alcance de la inmunidad de Oriol Junqueras. Y por extensión también la de Carles Puigdemont. Ambos son eurodiputados electos. El Supremo defiende en el auto, que ya se ha registrado, su tesis sobre la limitación de la especial protección —que dejaría fuera a los dos— y busca el aval de Europa. Acude contra el criterio de Fiscalía y Abogacía del Estado y en el convencimiento de que su postura es la correcta.

También desde el Supremo llegó la pasada semana otro de los portazos. Puigdemont acudía en petición de amparo urgente contra la decisión de la Junta Electoral Central de no permitirle asumir su acta si no lo hacía de forma presencial. Y el alto tribunal, en este caso la Sala de lo Contencioso, dijo también no. Tanto esta decisión como la adoptada por el TJUE quedan pendientes de una futura resolución sobre el fondo del asunto.

Tras conocerse la denegación del amparo de Luxemburgo, la defensa de Puigdemont llamó a la calma. Su abogado, Gonzalo Boye, aseguró en mensajes en las redes sociales que la resolución era previsible. Dijo no compartirla pero respetarla. "Las medidas cautelares eran la forma más rápida de restaurar a los eurodiputados electos en sus derechos y ahora nos centraremos en el fondo del caso que, en definitiva, plantea cuestiones de fondo sobre el sentido democrático de la Unión Europea".

El revolcón se produce a las puertas de la sesión constitutiva del Parlamento Europeo y enfría los planes del 'expresident' y del 'exconseller' de presentarse físicamente en Francia, el país europeo con mayor nivel de cooperación judicial con España, forjada a lo largo de años de lucha compartida contra el terrorismo de ETA. La amenaza de una reactivación de la euroorden de detención pesa como una losa sobre la intención, afirmada o cuanto menos sugerida, del 'expresident' fugado de presentarse en Estrasburgo. El camino de baldosas amarillas que lleva hasta la Cámara europea pasa necesariamente por territorio francés y los pasos dados hasta el momento, toda una ofensiva legal desde varios frentes para adquirir de forma oficial la condición de eurodiputado, así lo indican. Pero hay un riesgo. El juez instructor del 'procés', Pablo Llarena, tiene en la mano el botón rojo para reclamar a Francia su arresto.

Incógnita

Fuentes jurídicas del alto tribunal no quisieron este lunes desvelar la incógnita. "No se va a poder salir de dudas hasta el martes", aseguraban. No obstante, un examen de los pasos de los últimos días y de la instrucción conduce a pensar que la orden de detención europea no se activará ante esta circunstancia. Llarena no lo ha hecho en anteriores desplazamientos a terceros países tanto de Puigdemont como de otros de los 'exconsellers' huidos. La situación puede cambiar en los próximos meses, no antes de que se dicte sentencia en el procedimiento en el que se ha juzgado a los que no se fueron: Oriol Junqueras y otros 11 políticos catalanes.

El tercer factor, al que aludíamos antes, apuntala también esta teoría. El Supremo ha preguntado a Europa y su respuesta será válida tanto para Junqueras como para Puigdemont. Uno en prisión provisional en Madrid y el otro en Waterloo, su posición en este caso es la misma. Ambos obtuvieron escaño y en ambos casos se han dejado vacantes después de que el primero no obtuviera el permiso del tribunal para acudir al Congreso a acatar la Constitución y el segundo no se personara y enviara, infructuosamente, a su abogado con poderes y una promesa de acatamiento de la Carta Magna formulada ante notario.

Ambos también defienden que son inmunes desde su elección, mientras que la Fiscalía, la Abogacía del Estado y el juez Pablo Llarena colocan el inicio de esta protección especial desde el momento en que comienzan las sesiones del Parlamento Europeo y para aquellos no solo proclamados sino que hayan cumplimentado todos los trámites requeridos en la legislación nacional. Es dudoso así que, justo cuando el Supremo quiere saber desde cuándo un eurodiputado es inmune, se lance a solicitar el arresto de un posible 'protegido' por su condición.

No obstante, es indudable que, más allá del indicio o la lógica, Francia no le gusta a Puigdemont. Hace días ya transmitió que existía un evidente riesgo en ese desplazamiento. Admitió que "no se puede descartar en absoluto" que España reactive la euroorden. Avisó de que las autoridades españolas ya han usado dos veces a conveniencia esta herramienta "porque la entiende como un interruptor que se aprieta a conveniencia".

A solo unas horas de su supuesta o pretendida llegada a territorio francés, fuentes del entorno de Puigdemont hablaban de una posible detención sin euroorden. Se referían a un convenio de 2002 que permite la entrada en suelo galo a la policía española. El caso aludido, ideado en plena lucha contra el terrorismo de ETA, solo ampara esta entrada de forma expresa cuando se trate de una persecución a un sospechoso que arranca en España y solo por unos metros, precisan fuentes jurídicas consultadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios