COMPARECENCIA MONOGRÁFICA PARA EXPONER EL PLAN DE GOBIERNO

Sánchez: dialogar con Cataluña "no es ceder", sino buscar una solución "ni fácil ni rápida"

El presidente desgrana su programa económico, pero incluye destellos políticos: exhumación de Franco en breve, tolerancia cero con los delitos sexuales o mano tendida con el Govern y las CCAA

Foto: Pedro Sánchez, durante su comparecencia extraordinaria en el Congreso, este 17 de julio. (Reuters)
Pedro Sánchez, durante su comparecencia extraordinaria en el Congreso, este 17 de julio. (Reuters)

La decisión política estaba clara. Pedro Sánchez quería situar todas las luces en su política económica en su primera comparecencia monográfica en el Congreso tras acceder a la presidencia del Gobierno. Y lo hizo. Prohibición por ley de nuevas amnistías fiscales. Plan director contra la explotación juvenil. Programa de empleo juvenil. Dos décimas de margen presupuestario extra para las comunidades autónomas. Una catarata de medidas pensadas para fortalecer la imagen de solvencia de su Ejecutivo, para remarcar su pretensión de que la recuperación de la crisis llegue a todos y corrija la desigualdad y la pobreza. Buscó que la carpeta política tuviera un menor peso, aunque se reservó algunos destellos, como la confirmación de que exhumará "en breve" los restos de Francisco Franco, la tolerancia cero con los delitos sexuales o el aviso —sobre todo a la bancada de la derecha— de que dialogar con Cataluña "no es ceder", sino hacer "política". Perseguir una solución a la crisis territorial que no será, en ningún caso, "ni fácil ni rápida".

Sánchez se estrenaba este martes en el Congreso en un debate de política general. Un minidebate del estado de la nación apenas un mes después de la moción de censura que tumbó a Mariano Rajoy, un capítulo que mantiene guardado en la recámara el PP, como demostró su portavoz, Rafael Hernando, después de su hora y media de intervención ante el pleno. El presidente quiso arrancar su discurso [aquí en PDF] evocando los 40 años transcurridos desde la aprobación de la Constitución, la España que encaraba su futuro con "temor y esperanza", la España que en "un suspiro", cuatro décadas, ha sabido protagonizar una titánica transformación. Hoy, el "principal propósito del nuevo Gobierno es caminar junto a la sociedad", "poner el reloj de la política a la hora de España".

Sánchez: dialogar con Cataluña "no es ceder", sino buscar una solución "ni fácil ni rápida"

Ese recuerdo le sirvió para enganchar su medida estrella en materia de memoria histórica. "Un país que mira al futuro tiene que estar en paz con su pasado", y ha de hacerlo "con moderación, serenidad y naturalidad". "Ninguna democracia puede permitirse monumentos que ensalcen una dictadura. La nuestra, tampoco". Así que la decisión del Ejecutivo es "firme", y procederá a la exhumación de Franco del Valle de los Caídos. "Su materialización, a falta de dar los últimos retoques al instrumento que lo hará posible, será en breve, en muy breve espacio de tiempo". Las heridas han estado "abiertas" muchos años, "demasiados", y ha llegado el momento de "cerrarlas". De modo que la democracia española, anunció el presidente, tendrá "símbolos que unan a la ciudadanía, no que la separen".

Hoy, el "principal propósito del nuevo Gobierno es caminar junto a la sociedad", "poner el reloj de la política a la hora de España", proclama


La promesa de que el Gobierno sacará los restos del dictador del Valle de los Caídos, sin comprometerse con ninguna fecha, actuó como introducción de un discurso de casi hora y media, focalizado en la economía. Sánchez presentaba su "agenda del cambio", asentada en cuatro pilares: consolidar el crecimiento económico y la creación de "empleo digno", avanzar en igualdad y cohesión social, promover la regeneración democrática y fortalecer la cohesión territorial —con especial hincapié en el encauzamiento de la crisis en Cataluña— y volver al corazón de la construcción europea y potenciar el papel de España en el mundo.

"Es mérito de la Constitución"

Tras los dos primeros amplios capítulos económicos, Sánchez abordó el conflicto soberanista. Pero apenas dio pistas nuevas, más allá de confirmar su política de distensión con el Govern de Quim Torra. Frente a las críticas que ha recibido en los últimas por su reunión con el 'president' del lunes pasado, el jefe del Ejecutivo reivindicó que no está haciendo concesiones. "Dialogar no es ceder, es hacer política", porque solo desde ella, desde la política, remarcó, se podrá hacer frente a la grave crisis institucional, acabar con una estrategia que ha tenido la "confrontación" como norma.

Promete sacar a Franco "en breve" del Valle, y avisa de que con Cataluña se requrirá "determinación, templanza, sentido de Estado y generosidad"

La posibilidad del diálogo, además, está recogica en la Carta Magna. "Que se pueda dialogar sin cortapistas no es mérito del Gobierno, sino de la Constitución", subrayó, tras reiterar su disposición a abrir un "diálogo franco y directo" con la Generalitat.

Sánchez: dialogar con Cataluña "no es ceder", sino buscar una solución "ni fácil ni rápida"

Distensión con todas las CCAA

La recuperación de la normalidad institucional será una salida para Cataluña, pero avisó de que no cabe llamarse a engaño: solo será posible tras una "carrera de fondo", en la que la solución no será "ni fácil ni rápida", y en la que se requerirá "determinación, templanza, sentido de Estado y generosidad por parte de todos". Sánchez llamó a los dirigentes políticos en no pensar en lo que pueden perder a nivel personal, sino en lo que pueden "ganar" los ciudadanos a los que representan, en base a lo que se está "dispuesto a acordar", y no a lo que se está "dispuesto a renunciar". Su receta, en definitiva, es esta: "Unión y convivencia".

Sánchez pide apoyo para su propuesta de administrador único de RTVE y se acabe con una etapa de "intervencionismo y manipulación"

El "primer paso" para reconstruir la confianza perdida, espera, es la reunión de la comisión bilateral Generalitat-Estado antes de las vacaciones de agosto, y en la que se abordarán cuestiones como el desistimiento de recursos contra normas catalanas presentados por el Gobierno del PP. En ese esfuerzo por el diálogo el presidente enmarcó la recuperación de la relación con todas las comunidades. Con el lendakari, Iñigo Urkullu, ya se entrevistó el pasado 25 de junio, este martes por la tarde lo hace con el presidente de la Xunta de Galicia, el popular Alberto Núñez Feijóo, y el lunes próximo se verá con la jefa de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz. Antes del parón estival despachará asimismo con los presidentes de Asturias y Cantabria, Javier Fernández (PSOE) y Miguel Ángel Revilla (PRC).

Sánchez: dialogar con Cataluña "no es ceder", sino buscar una solución "ni fácil ni rápida"

"Erradicar" la violencia de género

Como epítome de su voluntad regeneradora, citó la necesidad de renovar RTVE para acabar con una etapa marcada por el "intervencionismo y la manipulación". Tenía el fracaso del relevo interino de su consejo de administración demasiado caliente. Sucedió ayer lunes por la tarde, y de forma imprevista. El presidente no ocultó el revés —"Lo lamento de verdad"— y acto seguido pidió a la Cámara apoyo para su propuesta de administrador único provisional, el gestor que tendrá que conducir la corporación hasta que una nueva cúpula, elegida por concurso público, tome las riendas. Para el Gobierno, aun siendo grave la manipulación informativa y los años transcurridos sin renovación de los consejeros, lo más preocupante es la viabilidad presente y futura de la radiotelevisión estatal, su sostenibilidad financiera y laboral y su necesidad de adaptarse a los cambios en el sector audiovisual, capítulo en el que la dirección saliente no ha acutado. "Lleva años sin hacer nada, lo único, el bloqueo político y empresarial".

España "debe tener las calles libres de manadas", de manera que cuando una mujer "dice no, es que no, y si no dice que sí, es que no", recalca Sánchez

Otra parte mollar del discurso de Sánchez, por la prioridad que el Ejecutivo ha conferido a la igualdad y al combate sin cuartel a la violencia de género, fue el pasaje dedicado a la reforma de la regulación de los delitos sexuales. España "debe tener las calles libres de manadas", de hombres como aquellos que abusaron de la joven en los Sanfermines de 2016, de manera que cuando una mujer "dice no, es que no, y si no dice que sí, es que no". Es la tesis del "solo un sí es un sí" importada de la legislación sueca que el Gobierno quiere importar.

Sánchez: dialogar con Cataluña "no es ceder", sino buscar una solución "ni fácil ni rápida"

El presidente subrayó que las movilizaciones masivas del 8 de marzo, en las que España dio una lección al mundo, lanzaron un mensaje que todas las instituciones han de escuchar. "La sociedad debe mirar en el espejo de la decencia —insistió—. No hay derecho a que ellas sientan miedo en la España de 2018". El jefe del Ejecutivo remarcó que una herramienta "fundamental" es el pacto de Estado contra la violencia de género, pero cree que entre todos se puede llevar esa cultura del acuerdo "todavía más lejos" hasta "erradicar" una violencia que deja tanta tragedia detrás, hasta "acorralar a los que acorralan".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios