EL 'CONSELLER' DE HACIENDA SE REÚNE CON MONTERO

El Govern aprecia los gestos del Gobierno y se abre a participar en foros multilaterales

Carmen Calvo recibe en La Moncloa al 'vicepresident' Pere Aragonès. Juntos preparan el camino para el encuentro de la comisión bilateral Generalitat-Estado de finales de julio

Foto: Carmen Calvo y el 'vicepresident' catalán, Pere Aragonès, durante su reunión en La Moncloa, este 12 de julio. (Pool Moncloa)
Carmen Calvo y el 'vicepresident' catalán, Pere Aragonès, durante su reunión en La Moncloa, este 12 de julio. (Pool Moncloa)

El Gobierno sigue avanzando pasos hacia la "normalización" con Cataluña. Apenas tres días después de la reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra en el palacio de la Moncloa, se produjo otro encuentro entre los dos ejecutivos en el siguiente escalón, el de los respectivos números dos, aunque la cita con más contenido y conclusiones llegará antes de las vacaciones de verano, cuando se convoque la comisión bilateral Generalitat-Estado. Esa 'cumbre' de dentro de unas semanas será clave, también incluso para discernir si finalmente Cataluña vuelve a los órganos multilaterales como el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Por el momento, el Govern no regresará, porque prefiere moverse en los foros bilaterales, pero la puerta está ligeramente abierta a que lo haga en el futuro.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, recibió al 'vicepresident' catalán y 'conseller' de Economía y Hacienda en La Moncloa, Pere Aragonès, quien después despachó con la ministra de Hacienda, la andaluza María Jesús Montero. Una reunión demandada por el dirigente de ERC y que "forma parte de la normalidad" y de lo que el Ejecutivo de Pedro Sánchez quiere que sea "habitual", y es la relación fluida con todas las comunidades, y especialmente con Cataluña. La crisis territorial necesita "una solución desde la política", y por eso es importante la "recuperación del diálogo institucional", señalaba el ministerio en una nota.

Aragonès, por su parte, también valoró esa "voluntad de interlocución y acercamiento", aunque recordó que los proyectos políticos de los dos ejecutivos están "alejados", ya que el de la Generalitat se "fundamenta sobre la idea del derecho de autodeterminación", que "no comparte" el Gobierno de Sánchez. El 'vicepresident', en rueda de prensa en Madrid tras sus reuniones con Calvo y Montero, insistió en que los "conflictos políticos tienen soluciones políticas", porque "cuando se dejan en manos de otros estamentos", como el Poder Judicial, "no se resuelven". Y es que los dos encuentros de este jueves estaban atravesados por la decisión del tribunal de Schleswig-Holstein de no extraditar al 'expresident' Carles Puigdemont por rebelión, pero sí por malversación.

El 'vicepresident' cifró ant los medios, citados en la Delegación de la Generalitat en Madrid, el resultado de la reunión: un 90% escepticismo y un 10% de optimismo, por la "oportunidad de que haya una oportunidad de llegar a un acuerdo" una vez recuperadas las relaciones entre las dos administraciones.

Para la Generalitat, el resultado de la reunión tiene números: un 90% de escepticismo y un 10% de optimismo, por la "oportunidad" de un acuerdo


Calvo, en declaraciones a los medios antes de intervenir en la clausura del programa 'Women to Watch' en la torre PwC, en Madrid, celebró que ambas partes hayan puesto sobre la mesa los nombres de los integrantes de la comisión bilateral Generalitat-Estado, con lo que se da "otro paso más en el cumplimiento de las tareas trazadas" el pasado lunes, con la reunión de Sánchez y Torra. La representación del Gobierno central será presidida por la ministra Meritxell Batet. Ella y el resto de miembros que se sentarán en este órgano de relación de las dos Administraciones serán nombrados en el Consejo de Ministros de mañana viernes. La contraparte catalana estará presidida por el 'conseller' de Acción Exterior, Ernest Maragall, y junto a él se sentarán Aragonès, la titular de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, y el delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell.

16 impugnaciones pendientes contra leyes

La reactivación de la bilateral Generalitat-Estado, órgano aparcado desde julio de 2011, la acordaron Sánchez y Torra en su encuentro de más de dos horas del lunes. Esta comisión es el marco general de relación entre el Gobierno central y el Ejecutivo catalán. A ella Batet quiere llevar ya la relación de recursos ante el Tribunal Constitucional que el Gabinete de Mariano Rajoy presentó contra normas catalanas. El Estado tiene pendientes de sentencia un total de 16 impugnaciones contra leyes catalanas, y una más contra disposiciones sin fuerza de ley, según los datos proporcionados por el Ministerio de Política Territorial. La idea de La Moncloa es levantar los vetos contra normas de contenido social, como las relativas a pobreza energética, cambio climático o sanidad universal, porque esas iniciativas casan con el espíritu del nuevo Gobierno socialista. El número dos del Govern también pidió a Calvo, y ella tomó "nota", que se retiren los recursos contra leyes tributarias catalanas.

Con Montero aborda asuntos como la necesidad de revisar al alza el déficit, la mejora de la financiación de los Mossos o la liquidación de la DA 3ª

Para Aragonès, en la comisión, que se reunirá antes de las vacaciones de agosto, hay muchos asuntos que tratar como los "incumplimientos del Estado", los litigios pendientes, las transferencias o las inversiones.

Carmen Calvo y Pere Aragonès, durante su reunión en La Moncloa, este 12 de julio. (EFE)
Carmen Calvo y Pere Aragonès, durante su reunión en La Moncloa, este 12 de julio. (EFE)

El 'vicepresident' abordó por su parte con la ministra de Hacienda cuestiones en las que no se había podido avanzar en los últimos años, como los próximos objetivos de consolidación fiscal o la "necesidad" de revisar al alza el déficit para 2019 (del 0,1% al 0,4%) para contar con mayores recursos y elaborar unos Presupuestos autonómicos de más gasto público. También puso encima temas como la mejora de la financiación de los Mossos, con los que el Estado tiene una deuda pendiente de 700 millones de euros, la liquidación de la disposición adicional tercera del Estatut o la financiación de la dependencia. Asuntos todos que se tratarán, dijo, en la comisión mixta de Asuntos Económicos y Fiscales.

Primero la bilateral

En ese foro también el Govern quiere llevar el control reforzado de las cuentas de la Generalitat por recibir fondos del FLA. Para el Ejecutivo autonómico, se trata de medidas "regresivas" que espera que Hacienda revierta. Pero no hay "compromiso" de la ministra para hacerlo.

La cita es "de cortesía y fructífera", "forma parte de otra imagen con contenido de normalidad y de respeto a la Constitución", asegura Calvo

Uno de los propósitos del Gobierno de Sánchez es que el Govern retorne a los foros multilaterales. Pero esa vuelta, si se produce, no será tan inmediata. "Lo que hemos expresado es que la relación entre la Generalitat y el Estado debe ser bilateral. La participación en órganos multilaterales no es nuestra prioridad ni lo contemplamos". No obstante, el Ejecutivo de Torra esperará a ver la fecha en que se celebra el Consejo de Política Fiscal y Financiera, el contenido, y el "planteamiento". "Esperamos que la primera reunión técnica sea en la comisión bilateral y no en el Consejo de Política Fiscal". Aragonès dejaba así abierta la puerta a una reconsideración de su postura.

El Govern aprecia los gestos del Gobierno y se abre a participar en foros multilaterales

La cita, por tanto, "de cortesía y fructífera", "forma parte de otra imagen con contenido de normalidad y de respeto a la Constitución", y que consiste en hablar "con franqueza y lealtad" desde el Gobierno de España con los ejecutivos autonómicos, resumió por su parte Calvo.

El Govern aprecia los gestos del Gobierno y se abre a participar en foros multilaterales

Aragonès pide al Gobierno que saque el 'procés' de los tribunales

Carmen Calvo y Pere Aragonès recibieron la noticia de la decisión de la Justicia alemana de no extraditar a Carles Puigdemont por rebelión tras su cita en La Moncloa. Para el vicepresidente catalán, es la prueba de que la acusación de rebelión contra el 'expresident' y los 'exconsellers' presos debe "caer" porque "no pasa la prueba del algodón de otras jurisdicciones europeas". Para la Generalitat, ni siquiera hay malversación porque no hay "pagos [para la realización del referéndum del 1-O] que se puedan acreditar, y si no hay pagos, no hay menoscabo de fondos públicos". 

Además, Aragonès defiende que el Ejecutivo de Pedro Sánchez puede intervenir para sacar la causa de los tribunales y derivarla a una "mesa de negociación política". El número dos del Govern señaló que en reiteradas ocasiones han planteado a La Moncloa que tire de los resortes para "aligerar la situación", tanto para los dirigentes encarcelados como para los huidos.

"Lo que hemos planteado es que el Gobierno sabe que hay muchos instrumentos para poder sacar la cuestión del referéndum y de los hechos de octubre de los tribunales a la mesa de negociación política. Lo hemos dicho y saben de sobra los instrumentos que tienen", indicó ante los medios. No solo se trata de la Fiscalía, la que se querelló contra los miembros del Govern. También el Gobierno, dijo, tiene a su disposición la Abogacía del Estado, personada como parte en varios procedimientos que guardan relación con la causa. 

Calvo fue preguntada por la decisión de la Justicia durante la clausura de la jornada de PwC. Se atuvo a la posición de prudencia. "No tenemos que hacer ningún pronunciamiento, no lo hacemos de la Justicia española, tampoco lo hacemos de la alemana". Pero eso no quita para que el Ejecutivo desee, "como no puede ser de otra manera", que la Justicia española "pueda trabajar con el derecho interno de nuestro país, en la situación más normal posible, para sacar adelante" este proceso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios