EL CONFIDENCIAL ACCEDE AL INFORME 'DESK RESEARCH' DE LA DIRECCIÓN DE MAYO DE 2018

El PSOE se marca el reto de "capitalizar la desafección por la lucha PP-Cs" en el centro

Ferraz busca al votante moderado que apueste por las políticas de Estado y las iniciativas sociales. Estima que su ventaja sobre el PP en locales y europeas es de dos puntos (26,4%-23,6%)

Foto: Pedro Sánchez y Albert Rivera, durante su reunión en el Congreso del pasado 28 de junio. (EFE)
Pedro Sánchez y Albert Rivera, durante su reunión en el Congreso del pasado 28 de junio. (EFE)

Pedro Sánchez lleva diciendo meses que la lucha de "las derechas" favorece al PSOE, le ofrece una ventana de "oportunidad", porque le permite copar la "alternativa". Superada la batalla de la izquierda, sabe que ahora tiene que conquistar el espacio del centro. Buscar la simpatía del votante moderado que no se siente concernido por la guerra entre los conservadores y que apuesta por políticas públicas y de Estado.

Ese es el reto que asumen los socialistas. Y el que ponen por escrito en su informe interno 'Desk Research' de mayo de 2018, de seis páginas y al que ha tenido acceso El Confidencial. Entienden que la competición por el "voto de la derecha" se va a traducir en una "pugna por demostrar la preponderancia mediante medidas y propuestas" por parte de PP y Ciudadanos. El resultado será, subrayan, una "agudización de la percepción en este lado del espectro de ambas formaciones". En román paladino: que la lucha entre populares y naranjas hará que combatan en el terreno de las propuestas ubicadas ideológicamente en el campo conservador, abandonando así a los electores más templados, que aspira a repescar Ferraz.

"Estamos recuperando votantes de izquierdas y de centro y hay mucho terreno por ganar si capitalizamos la desafección que se está fraguando por la lucha entre el PP y Ciudadanos", se asegura en uno de los pasajes centrales del documento. El propósito es claro: el PSOE se dispone, pues, a asaltar un espacio que considera fundamental para poder vencer en unos comicios. La idea base es que la guerra PP-Cs "favorece al PSOE", porque la competición "está y siempre ha estado en España en el voto moderado (centrado más que de centro)", explica un miembro de la cúpula.

"Si es un votante moderado, puede votarnos, y si es de derechas, puede irse a la abstención o se fragmentará en esa guerra fratricida", explica Ferraz


Y puede ayudar a los socialistas por la "desafección" generada, por la "pérdida de apoyos" de populares y naranjas y el "fraccionamiento en la derecha". "Pero el PSOE tiene su propio camino y su electorado de centro izquierda. Si es un votante moderado, puede votarnos, y si es de derechas, puede irse a la abstención o se fragmentará en esa guerra fratricida. La gente buscará un partido de Estado con políticas públicas y de bienestar". Ferraz quiere posicionarse ahí, sin desatender a su parroquia progresista. Ese perfil de hombre de Estado es el que está acentuando Sánchez en los últimos días con la vuelta de la tensión con Cataluña a cuenta del nuevo Govern de Quim Torra.

No obstante, y aunque el propio Sánchez cree que Cs no le araña "nada" de voto, las encuestas le rebaten. El estudio del CIS de abril indicaba que un 8,2% de los que apostaron por el PSOE en 2016 hoy migrarían a la fuerza de Albert Rivera. Trasvase lo hay, aunque sea inferior al que sufre el PP en sus carnes.

El efecto de la polémica del chalé

El texto insiste en que la izquierda solo ha conseguido grandes mayorías sociales desde su extensión de su granero tradicional hacia el centro, "un centro de Gobierno transversal con un programa intenso de actuaciones sociales"."Esa es la oportunidad para el PSOE, que ya está trabajando en el terreno regional y municipal para adaptar estas premisas a cada uno de los municipios", relata la dirección.

La cúpula sigue pensando que se "sincronizará" el voto de locales y europeas, y da por hecho que Cs y Podemos quedarán en la tercera y cuarta plaza

En el documento de trabajo de Ferraz también se percibe una ventana de oportunidad en el flanco progresista. Lo cree la cúpula por el "progresivo distanciamiento" entre Podemos y sus marcas locales y autonómicas y por el mejor estado de las confluencias que de la casa matriz. Subraya asimismo que no ha de "infravalorarse" el impacto de la "incoherencia" entre el "discurso anticapitalista y las acciones recientes de alguno de sus dirigentes". Una referencia implícita a la polémica por el chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero y que el PSOE cree que los electores penalizarán. El efecto, dice, "no será transitorio" y "una buena parte de sus votantes puede abandonarles, lo que significará un duro golpe para sus expectativas dentro de un año".

Estimación del PSOE para las municipales de 2019, informe 'Desk Research' de mayo de 2018. (EC)
Estimación del PSOE para las municipales de 2019, informe 'Desk Research' de mayo de 2018. (EC)

Esa lectura, junto con otros elementos que el partido mete en la coctelera (como las movilizaciones de pensionistas y mujeres), y las encuestas encargadas por Ferraz, le permiten hacer una estimación de cara a municipales y europeas. La ejecutiva, como ya hiciera en el informe anterior, de abril de 2018, está convencida de que le beneficia que el 26 de mayo de 2019 coincidan municipales y autonómicas con europeas, pues eso "sincroniza" el voto. Genera efecto arrastre. Lo que sí da por hecho es que vayan a converger estas tres convocatorias con las generales, hipótesis que sí manejaba en el 'Desk Research' anterior.

Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, el pasado 21 de febrero en el Congreso. (EFE)
Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, el pasado 21 de febrero en el Congreso. (EFE)

Según su previsión, su diferencia con el PP se agranda, y mantiene su convicción de que puede ganar las locales por primera vez desde 2003, el gran objetivo político que Sánchez se ha marcado en esta primera parte de su segundo mandato. No es una meta muy lejana, puesto que hace tres años ambas formaciones se situaron muy próximas: 27,05% los conservadores y 25,02% los socialistas.

El PSOE se marca el reto de "capitalizar la desafección por la lucha PP-Cs" en el centro

El PSOE estima que en las municipales de 2019 recabará el 26,4% de los votos, frente al 26,2% que proyectaba en abril. Los populares cosecharían el 23,6% (24,3% el mes pasado), casi tres puntos menos que los de Sánchez. Ciudadanos se quedaría con el 18,2% (17,1%, según el pronóstico del informe anterior, 6,55% en 2015). Podemos y sus confluencias obtendrían el 7,7% de los sufragios (le asignaba un 8,1% en abril). Ferraz hace estas proyecciones a partir también de los diversos estudios demoscópicos, también a nivel local, que se publican en toda España.

Por encima en los dos escenarios

¿Qué pasaría en las europeas? El primer efecto, lógico, es el del aumento de la participación, al coincidir tres urnas el mismo día. Una comparación: en 2014, la movilización fue del 45,84%; en 2009, del 46,01%; en 2004, del 45,94%. En 1999, cuando, como sucederá en 2019, convergieron elecciones a la Eurocámara, municipales y autonómicas, la participación creció hasta el 64,34%. Cerca de 20 puntos más. Por tanto, el PSOE cree que se aprovechará de la "sincronización" del voto y del carácter de las europeas como elecciones de castigo al Gobierno de turno. Otro dato más validaría parcialmente esa tesis: en 1999, los socialistas obtuvieron un 34,26% en las locales y un 35,33% en los comicios a la Eurocámara, pero los populares consiguieron un 34,44% en las primeras y un 39,74% en las segundas (5,3 puntos más). Además, aquella era una España bicolor, y no fragmentada en cuatro grandes formaciones.

El texto subraya que una mayor movilización de las mujeres se traducirá en una mayor participación en las urnas, y pretende capitalizar ese movimiento

A la espera de que se confirme la asignación a España de 59 eurodiputados, cinco más que en 2014 por el reparto de los representantes británicos que salen como consecuencia del Brexit, la dirección plantea dos escenarios, partiendo de la base de que el porcentaje de voto de los partidos será calcado al de las municipales. Así, el PSOE, con su 26,4% (23,01% en 2014), obtendría 17 europarlamentarios (o 19, si se distribuyeran 59 asientos), por las 14 anteriores. Le seguiría el PP, con el 23,6% (26,09% hace cuatro años), con 15 actas, una menos. Serían 16 en la hipótesis de 59 butacas totales. Ciudadanos pasaría de dos a 12 escaños (o 13), y Podemos repetiría 5. IU, que en 2014 concurrió por separado, bajaría de 6 a 2, aunque lo previsible es que confluya con los morados.

Estimación del PSOE para las europeas de 2019, informe 'Desk Research' de mayo de 2018. (EC)
Estimación del PSOE para las europeas de 2019, informe 'Desk Research' de mayo de 2018. (EC)

Los socialistas indican que estos "comicios de media legislatura" —municipales, autonómicas y europeas— son "fundamentales para tomar impulso y posiciones" de cara a las generales. Mientras llegan, subrayan que Sánchez ha combinado la agenda en el territorio y la presencia en medios con sus viajes al exterior (Alemania, Reino Unido y, el próximo fin de semana, Portugal) para contrarrestar la propaganda independentista.

Masiva manifestación feminista el pasado 8 de marzo en Madrid. (EFE)
Masiva manifestación feminista el pasado 8 de marzo en Madrid. (EFE)

La dirección cree que el "crecimiento real del PSOE se está dando fuera del foco de los grandes titulares, sobre la tierra", pues allí "la caída del PP" se enfrenta a un "referente de cambio claro y de eficacia probada", como son las siglas del puño y la rosa. En ese contexto, el documento al que ha tenido acceso este periódico apunta a dos 'brazos armados' básicos para cimentar ese pretendido impulso de los socialistas. Uno, las mujeres, pues "una mayor movilización en las calles llevará sin duda a una mayor presencia en las urnas". Partiendo de esa premisa, el PSOE trabaja "de manera activa" aumentando el número de candidatas a las alcaldías, cumpliendo con la paridad y reclamando "lo mismo" a sus competidores, "y se están teniendo cada vez más en cuenta acertadamente las reivindicaciones específicas de la mujer en la elaboración de estrategias y programas electorales". "Las elecciones de 2019 las ganarán el PSOE y las mujeres", subraya Ferraz.

Ventajas competitivas sobre los emergentes

En esa batalla por el voto femenino, la cúpula de Sánchez entiende que Podemos y Ciudadanos "parten con desventaja", por la mayor tasa de electores hombres entre los suyos. Eso dejaría un "espacio propio para el PSOE", si bien el último barómetro del CIS dice que ha perdido fuelle en esa mitad de la población. Los socialistas quieren "capitalizar aspectos y reivindicaciones sociales y de defensa de los derechos de las mujeres en los ámbitos social, laboral, profesional y sexual". Calculan que el PP será el "más perjudicado" porque la activación electoral femenina y el mayor protagonismo de las preocupaciones sociales contribuirán al "descenso progresivo" de sus apoyos entre las mujeres.

Otro sector que el PSOE busca atraer es al de los pensionistas, y cree que le ayudan las protestas y mantener una posición "realista y prudente"

El otro granero importante al que el PSOE mira es el de los pensionistas, donde el partido no está mal posicionado. La dirección de Sánchez aprecia "posibles cambios" en ese sector, gracias a sus protestas por la revalorización de sus prestaciones. Dado el "desplome" del respaldo de los mayores al PP, "muchos" pueden replantearse su voto, y a ello Ferraz cree que puede ayudar mantener "una posición realista y prudente".

Pensionistas se manifiestan en Bilbao el pasado 14 de mayo. (EFE)
Pensionistas se manifiestan en Bilbao el pasado 14 de mayo. (EFE)

Otro elemento que el documento señala como ventaja competitiva sobre Podemos y Ciudadanos es el conocimiento del terreno y la implantación de la marca en toda España. "En esas condiciones, el PSOE debe partir de los buenos resultados de la última cita local y regional para obtener la victoria ante el descenso del PP, que no será tan acusado como se augura pero que sí significará una fuerte derrota y el fin de numerosos gobiernos municipales, además de evitar su acceso a algunos de los más importantes, como Madrid o Barcelona", concluye el texto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios