rueda de prensa en ferraz TRAS LA REUNIÓN DE LA PERMANENTE

Sánchez ve una "oportunidad" para ganar a la "derecha bicéfala" y se lanza a por el voto útil

El líder socialista asegura que no se siente "concernido" por la lucha entre PP y Cs: es más, la siente como una ventaja para tomar oxígeno, pero pide concentrar el voto hacia el PSOE, no hacia Podemos

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su rueda de prensa este 15 de enero en Ferraz. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su rueda de prensa este 15 de enero en Ferraz. (EFE)

La política, dice Pedro Sánchez, es una "carrera de fondo", y a él le gustan las maratones. Y cree que en ellas, en "las distancias largas", él, con la resistencia a prueba de fuego que demostró en las primarias del año pasado, se bandea bien. El líder socialista no da muestras de preocupación por el auge de Albert Rivera en las encuestas. Es más, lo ve como una "oportunidad de oro" para ganar a una "derecha bicéfala". Oportunidad que percibe al alcance de la mano, aunque para ello haya que concentrar el voto en torno a la "única" fuerza capaz de vencer a PP y Ciudadanos. Y ahí está su segundo mensaje: tirarse en plancha a por los electores de Unidos Podemos... y eso que quedan teóricamente dos años para las siguientes generales.

El secretario general decidió comparecer este lunes en Ferraz —su primera rueda de prensa en la sede federal en este 2018, aunque ya contestó a las preguntas de los periodistas la semana pasada en un desayuno informativo en Madrid— para presentar el plan de choque socialista contra la precariedad laboral y dar un nuevo impulso a los "diez acuerdos de país" que quiere tejer primero con colectivos sociales y después con fuerzas políticas y que constituirán los grandes ejes de su futuro programa electoral para las generales. Pero sin duda Sánchez quería trasladar una imagen de fortaleza de sí mismo y de su partido, de que no se dejará amilanar por los estudios demoscópicos que vuelven a hablar de 'sorpasso' al PSOE.

La estrategia del PSOE es recuperar voto de izquierdas que se fue a Podemos o que ahora se sitúa en la abstención


Lo que quiso el líder socialista fue dar la vuelta a esos datos, precisamente. Y por eso durante su rueda de prensa machacó una misma idea: que lo que dicen esos sondeos —el de Sociométrica para 'El Español', el de Metroscopia para 'El País' y el de GAD3 para 'Abc'— es que la izquierda que representa el PSOE tiene una "oportunidad de oro" para convertirse en "primera fuerza" del país y "ganar las elecciones". "Y para eso tenemos que hacer una cosa: aglutinar el voto de izquierda y de centro izquierda en torno a la única fuerza de izquierdas que puede ganar, que es el PSOE".

Sánchez ve una "oportunidad" para ganar a la "derecha bicéfala" y se lanza a por el voto útil

La tarea, pues, es "movilizar al elector de izquierdas", y "unir a toda la izquierda social en torno al PSOE". "El PSOE ve en las encuestas una oportunidad de oro de ganar las elecciones, en ello nos vamos a empeñar y es importante que toda la ciudadanía progresista lo tenga claro: la única opción para derrotar a la derecha bicéfala es el PSOE", proclamó. Aseguró que en ello se empeñará en los próximos meses, en devolver a los socialistas a su condición de partido ganador, incluso si va en contra de los deseos de "élites políticas, económicas y mediáticas". Coda antiélites que ya recuperó el pasado sábado en Madrid y que le funcionó muy bien en las primarias.

Dos puntos salvables

"La política es una suerte de carrera de fondo y a mí me gustan las distancias largas, yo soy un corredor de fondo. Esto no es una carrera de cien metros, es un maratón y a mí me gusta ganar maratones. ¿Lo que dicen las encuestas es que España es de centro derecha? ¡Veremos!", receló. El PSOE "reivindica" es espacio de centro de izquierda. "Ya veremos si el cambio es más derecha o un cambio hacia la izquierda". "Van a querer lo segundo y no lo primero, porque lo primero ya lo conocen y están sufriéndolo", añadió después. En la dirección federal lo que sostienen es que el ascenso de Cs hace que el PP se desplome, de forma que las distancias se acortan. Si PSOE y Cs están a dos puntos (eso es, por ejemplo, lo que pronostica GAD3), la distancia es perfectamente salvable, con lo que una victoria de Sánchez, sostienen, es un objetivo alcanzable. Nada ilusorio ni irreal.

En definitiva, que es más fácil batir a una derecha fragmentada y con dos cabezas, la de Rajoy y la de Rivera, muy empatadas. La estrategia es seguir recuperando simpatías de los que se fueron a Podemos o que ahora, desencantados, se sitúan en la abstención. Una operación que ponían ya en duda por la tarde algunos dirigentes críticos, que achacan al jefe sus "bandazos" y su falta de "credibilidad".

Es importante que toda la ciudadanía progresista lo tenga claro: la única opción para derrotar a la derecha bicéfala es el PSOE

Lo que no cree Ferraz que esté pasando es un trasvase de votos del PSOE hacia la formación naranja, o que Rivera esté arrebatando espacio a Sánchez. El líder entiende que la izquierda y la derecha (o "la derecha bicéfala", la expresión que acuñó este lunes ante los periodistas) corren en autopistas diferentes. "Sobre la lucha en la hegemonía de la derecha, el PSOE no se siente concernido", sostuvo, porque su partido aspira a ocupar la izquierda y el centro izquierda. Y no el espectro conservador.

Sánchez ve una "oportunidad" para ganar a la "derecha bicéfala" y se lanza a por el voto útil

Sánchez subrayó que el "mandato claro" que él recibió desde el 39º Congreso del PSOE es preservar la "autonomía política" de su partido, "le pese a quien le pese, por mucho que las élites políticas, económicas y alguna mediática lo que quiera sea descalificar" sus propuestas, como ha sucedido, sostuvo, con el impuesto a la banca que presentó la semana pasada y que sigue defendiendo con convicción. Aumentó incluso su apuesta: "El PSOE se compromete con los españoles, con la clase media. Ese impuesto se va a crear, porque es cuestión de justicia social. Rescate por rescate".

Gobierno en solitario

Hasta tal punto llega su compromiso, recalcó, que apoyará la propuesta que Podemos ha asegurado que llevará al Congreso, aun sin conocer la letra pequeña. "No será nuestro modelo, pero vamos a apoyar su tramitación. Lo importante es abrir el debate y situarlo donde se merece". Con ese gesto quiso también mostrar que pese a las palabras que le dedica Pablo Iglesias —citó en particular las de este fin de semana, cuando dijo que Sánchez "ha envejecido muy pronto"—, él no responderá empleando el mismo tono. Todo lo más, le dirá al líder morado que yerra. "Lo que le quiero decir es que su problema no es el PSOE ni mi persona", sino él mismo, aseguró, antes de recordar que cada vez que Podemos ha dado un paso "lo ha dado en el lado equivocado", al no apoyar su investidura en 2016 y al cometer el "error histórico" de no defender la soberanía nacional y la "integridad territorial de España y "abrazar las tesis independentistas".

Sánchez evita chocar con Iglesias para no desairar a sus votantes: sí le dice que erró con Cataluña. Apoyará su idea de crear impuestos a la banca

"No voy a entrar en ninguna disputa con Unidos Podemos. Insisto, hay muchas cosas que nos unen a sus votantes. Me separo de la estrategia que han seguido sus dirigentes", añadió, evitando polémicas para no herir a los electores del partido morado, una estrategia ya recurrente en él y que este fin de semana recuperó en una entrevista con el periódico 'Ideal' de Granada.

Pedro Sánchez, durante la reunión de la permanente de la ejecutiva federal, este 15 de enero en Ferraz. (Borja Puig | PSOE)
Pedro Sánchez, durante la reunión de la permanente de la ejecutiva federal, este 15 de enero en Ferraz. (Borja Puig | PSOE)

Aunque el PSOE llegara a ganar las elecciones —que el PSOE sigue sin pedirlas, y de hecho hace descansar en Ciudadanos la responsabilidad de poner fin a la legislatura, al ser el socio parlamentario de Mariano Rajoy—​, sí parece claro que no le será suficiente con sus votos para lograr llegar a La Moncloa. ¿Con quién pactaría? Sánchez tiene en mente un Gobierno en solitario, con apoyos puntuales de otras fuerzas. Geometría variable.

Pero para la investidura hay que sumar mayoría parlamentaria. Ayer domingo, en una entrevista con 'El País', Rivera decía que estaría dispuesto a firmar de nuevo el acuerdo al que llegó con Sánchez. ¿Él haría lo mismo? El secretario general señaló que aún es prematuro hablar de alianzas cuando las generales no están ni convocadas. No obstante, el líder naranja sí tiene la ocasión ahora "de pasar del dicho al hecho", cuando los socialistas lleven al Congreso sus diez acuerdos de país. "A ver qué plantea y a ver qué vota", deslizó, haciendo ver que cuando tenga la oportunidad, Cs se retratará con el PP.

"Confunden patria con patrimonio"

La rueda de prensa de Sánchez, posterior a la reunión de la permanente de la ejecutiva federal, coincidió con la sentencia de la Audiencia de Barcelona que condena a Convergència Democràtica de Catalunya por el caso Palau, y con el juicio a la presunta financiación irregular del PP valenciano por la Gürtel. Es la "grave hipocresía" de la derecha, sea española o catalana, dijo el secretario general, que "se envolvía en la bandera" para después "esquilmar" las arcas públicas. Los dos casos, añadió, ratifican la "lección" a los ciudadanos, que algunos políticos "confunden patria con patrimonio" y luego se llevan lo robado a paraísos fiscales. Aun así, quedan por depurar "muchísimas responsabilidades políticas".

El líder insiste en que el 'president' debe vivir en Cataluña, y se pregunta si Puigdemont no tiene más "un proyecto para sí mismo" que para la comunidad

Pero Sánchez también intervenía en Ferraz después de que Rajoy hubiera lanzado el aviso de que la aplicación del artículo 155 seguirá estando en vigor si Carles Puigdemont insiste en ser investido desde Bruselas. El secretario general señaló que en el acuerdo elevado al Senado ya se indica que la intervención de Cataluña se levanta cuando hay nuevo Govern. Y eso es "evidente". Ahora bien, también envió un recado al líder de Junts per Catalunya. Como hiciera el sábado, recalcó que se tiene que abrir "una legislatura constitucional" y no liderada "por un presidente inconstitucional". "El próximo presidente de Cataluña tiene que vivir en Cataluña", y el problema es que "da la sensación" de que Puigdemont "tiene un proyecto para sí mismo" y no tanto para su comunidad. En cualquier caso, si el 'expresident' se empeña en ser elegido telemáticamente y el Gobierno acude al Constitucional, el PSOE lo apoyará, según confirmaron fuentes de la cúpula.

Sánchez ve una "oportunidad" para ganar a la "derecha bicéfala" y se lanza a por el voto útil

En paralelo, el máximo responsable socialista remarcó que además de la defensa de la ley y de la Constitución, hay que trabajar por la reforma de la Carta Magna. La política, por tanto, ha de hacer sus "deberes", al margen de lo que ocurra en Cataluña. Y el marco de trabajo es la comisión territorial abierta en el Congreso y que en principio tendría que acoger comparecencias hasta junio, aunque este lunes su presidente, el socialista José Enrique Serrano, advertía de que harán falta de seis meses para citar a los más de 200 comparecientes solicitados hasta ahora. "Los tiempos pueden ser más flexibles. Lo importante es que se utilicen bien y sea eficaz el trabajo. Si hay materia para continuar un tiempo más, no seré yo quien diga que no se puede hacer, eso es evidente".

Sánchez ve una "oportunidad" para ganar a la "derecha bicéfala" y se lanza a por el voto útil

Un 'comité' para impulsar los 10 acuerdos de país y un plan contra la precariedad laboral

La ejecutiva federal socialista dio luz verde este lunes al 'Plan de choque contra la precariedad laboral y medidas para el buen empleo y la sostenibilidad de las pensiones' [aquí en PDF]. El plan contiene once medidas.

Entre ellas, reforzar el principio de causalidad en la contratación para conseguir que el contrato indefinido sea la forma ordinaria de acceso al empleo, extender la estabilidad en las Administraciones Públicas, fortalecer la negociación colectiva, elevar las indemnizaciones por finalización de los contratos temporales, actualizar la normativa de trabajo a tiempo parcial, garantizar que los trabajadores subcontratados cobren lo mismo que los empleados de la empresa matriz, impulsar la inserción laboral de los jóvenes, reforzar la inspección de Trabajo y Seguridad Social y evitar los abusos en las horas extras ilegales. Además, el PSOE plantea penalizar a las empresas que abusen de la contratación temporal y de la rotación de empleados. 

Pedro Sánchez se manifestó "dispuesto" a hablar de las indemnizaciones por despido con los agentes sociales. Subrayó que lo que presentaba este lunes no es un documento cerrado, sino que está abierto a las "aportaciones" que hagan sindicatos y empresarios. 

Cada uno de los diez acuerdos de país que impulsará el PSOE tendrá al frente al responsable del área de la ejecutiva. Así, de pensiones se encargará Magdalena Valerio; de educación, Luz Martínez Seijo; del pacto por la ciencia y la industria, Paco Polo; de agua, clima y energía, Hugo Morán; de la creación del ingreso mínimo vital, Luisa Carcedo; del pacto de rentas salariales, Toni Ferrer; del rescate a los jóvenes, Omar Anguita; del acuerdo por la igualdad, Carmen Calvo; de la financiación autonómica y local, Manu Escudero, y del pacto constitucional, José Manuel Rodríguez Uribes. Todos ellos pertenecen a la dirección así que, en puridad, no se trata de un comité de expertos [aquí en PDF sus biografías]. 

A Sánchez se le preguntó por los candidatos en Madrid, el principal foco en las autonómicas y municipales del año que viene. Las primarias para elegir a los aspirantes en toda España se celebrarán "en coordinación con los territorios". El secretario general no quiso mostrar cuál es su apuesta personal. En la sala de prensa de Ferraz estaban dos mujeres que se han descartado, la presidenta del partido, Cristina Narbona, y la portavoz parlamentaria, Margarita Robles, y la mujer a la que muchos apuntan como alternativa, la exministra Beatriz Corredor. Las tres están en su dirección. 

 

"Mi voto valdrá como el del resto de militantes. Sí le digo una cosa, no intenten ver con esto que no descarto... No, no voy a entrar en el juego de nombres. Entiendo que tengan que hacerlo. Lo que sí les puedo garantizar es que habrá una propuesta ganadora en todos y cada uno de los municipios", zanjó. 

El secretario general, mientras, seguirá con sus asambleas abiertas por todo el territorio. Tras Granada y Madrid, los pasados 11 y 13 de enero, se desplazará a León, mañana martes; a Alicante, el sábado 20 y a Valencia, el domingo 21. Y el martes 23 estará acompañado por Susana Díaz en Sevilla

Tras la comparecencia del líder se conoció que el exministro de Trabajo Celestino Corbacho deja el carné del PSC por no sentirse reconocido, según adelantó 'La Vanguardia'. Fuentes de la dirección de Sánchez manifestaron su "respeto" a una "decisión personal" del exdirigente socialista. Corbacho había apoyado a Susana Díaz en las primarias federales de mayo. El extitular de Trabajo con José Luis Rodríguez Zapatero había comunicado su marcha el viernes y por carta al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y a su secretario de Organización, Salvador Illa

"Respetamos su decisión y ponemos de manifiesto sus aportaciones, que han sido muchas y notables como militante y en las responsabilidades que ha ocupado. Le deseamos todo tipo de éxitos y suerte", aseguró Illa en rueda de prensa, informa EFE. El secretario de Organización charló por teléfono con el exministro tras recibir su carta. Corbacho había salido de la primera línea en 2016, tras el último congreso del PSC que reeligió a Iceta como líder, cuando dejó de presidir el consell nacional. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios