SEGUNDA ASAMBLEA ABIERTA

Sánchez carga contra las "élites" y hace pedagogía sobre pensiones... y sobre el 155

El líder sostiene que "por mucho que las élites políticas y mediáticas pongan en los medios cosas bien distintas" a las inquietudes de la gente, el PSOE "ganará las elecciones"

Foto: Pedro Sánchez, durante su asamblea abierta en Madrid, en el distrito de Hortaleza, y al lado del líder del PSOE-M, José Manuel Franco. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su asamblea abierta en Madrid, en el distrito de Hortaleza, y al lado del líder del PSOE-M, José Manuel Franco. (EFE)

Si lo que ocurrió este sábado en un distrito de Madrid, alejado del centro, fuera un ejemplo ilustrativo, cabría concluir que el PSOE sí, está vivo, y su militancia bastante despierta y con ansias de participar, y eso que buena parte de las bases peina muchas canas y atesora carnés con años de entrega al partido. Pedro Sánchez quería pulsar la opinión de sus afiliados y simpatizantes, salir a la calle después de meses más centrado en su trabajo de despacho y con apariciones racionadas en los medios tomando como tema estrella las pensiones, un asunto en el que los socialistas se sienten fuertes y competitivos frente al PP. Ya tuvo su primer baño con los militantes el pasado jueves en Granada. Pero hoy le tocaba Madrid, su federación, y se encontró con que tuvo que lidiar durante casi dos horas con preguntas, muchísimas preguntas, y reflexiones de los suyos. Hasta algunos reproches. Un ejercicio más intensivo para el secretario general, desde luego, que un mitin, que le permite soltar su 'speech' y marcharse.

En realidad, Sánchez no lanzó mensajes nuevos y se limitó a explotar su hoja de propuestas para abordar el agujero en el sistema de pensiones. Se vistió con su traje de profesor para explicar las deficiencias del modelo y cómo el PP ha aprovechado la crisis para "esquilmar" el Fondo de Reserva de la Seguridad Social y empobrecer a los jubilados. Pero también, ante las 400 personas que le seguían atentamente, quiso sacar brillo a su perfil de izquierdas, cargando duramente contra las "élites" y los medios de comunicación por querer imponer el "monotema" de Cataluña y distraerse de los problemas que afectan a los ciudadanos. Aunque él mismo procuró introducir en su relato la crítica a los independentistas catalanes y tuvo que dar cuentas a las bases por su "pacto" con el PP por la aplicación del artículo 155 de la Constitución. "La izquierda tiene que defender la soberanía nacional", argumentó, tras advertir de que Cataluña "no puede estar liderada por un presidente inconstitucional".

"La izquierda tiene que defender la soberanía nacional", asegura, tras avisar de que Cataluña debe estar liderada por un presidente constitucional

"No vamos a tener tantos medios como las derechas. No vamos a abrir los telediarios de hoy, copados por otras cuestiones, de las cuales nos podemos sentir más ajenos. Os quiero pedir que nos movilicemos todos, que hablemos con nuestros compañeros de trabajo, con los que están en los centros de mayores. No podemos tolerar que se desmantele el sistema público de pensiones, os pido que seáis microportavoces de las cosas que hoy hablamos aquí. Porque por mucho que las élites políticas y mediáticas pongan en los medios cosas bien distintas a nuestras preocupaciones, ganaremos las elecciones", agitó el secretario general.

Sánchez carga contra las "élites" y hace pedagogía sobre pensiones... y sobre el 155

"Los mismos esfuerzos" que al "monotema"

Retornaba el Sánchez de las primarias socialistas que le dobló el pulso a Susana Díaz, el más contestatario, el que fustiga a las "élites" y a los medios por su interés en condenar al PSOE y favorecer otros intereses. Una frase que era casi imposible de desgajar del contexto. De un lado, la omnipresencia de Cataluña en el debate político y mediático desde hace meses por el recrudecimiento del desafío soberanista y las elecciones del 21-D. Y de otro, la aparición de encuestas en los últimos días —la de ayer de Metroscopia para 'El País' y las que vendrán— que dibujan el auge de Ciudadanos e incluso le colocan como primera fuerza del país. Un crecimiento debido, en buena medida, a la polarización y a su éxito en las autonómicas. Pero el PSOE reduce ese juego a una "guerra fría entre las derechas por el poder".

Los socialistas quieren escapar de la espiral del 'procés' e introducir en la agenda otras cuestiones, "destinar los mismos esfuerzos" a hablar de Cataluña ("el monotema") que a abordar cuestiones como la lucha contra la pobreza infantil, la desigualdad, la violencia de género... o las pensiones, el primer tema que ha elegido Ferraz para devolver a Sánchez a la carretera.

Tenemos una élite política y mediática que quiere perpetuar gobiernos conservadores", sostiene ante un público entregado

Sus ataques a los poderosos fueron recurrentes durante la asamblea abierta a militantes, simpatizantes y ciudadanos sin carné que se celebró en el madrileño distrito de Hortaleza, ante medio millar de personas (un patio de 300 butacas lleno más medio centenar de pie y unas decenas más en una sala adyacente). "Tenemos una élite política y mediática que lo que quiere es perpetuar gobiernos conservadores", sostuvo.

Sánchez carga contra las "élites" y hace pedagogía sobre pensiones... y sobre el 155

Contra el "sistema privilegiado" de la Iglesia

Su discurso más combativo hilaba con su defensa del impuesto a las transacciones financieras y el impuesto extraordinario sobre los beneficios de la banca que el pasado martes presentó en sociedad en un desayuno informativo en la capital. "Aquellos que se oponen a que la banca contribuya son los mismos que han esquilmado la hucha de las pensiones. Si el Estado rescató a la banca, la banca va a rescatar al Estado del bienestar y en particular al sistema de pensiones".

Sánchez se mostró convencido de la constitucionalidad de la medida y explicó algo más por qué no afectará al bolsillo de los usuarios. "Teníamos dos opciones. O hacer un tipo IVA que repercutiría en la clase media y trabajadora o un recargo sobre los beneficios de la banca". La dirección eligió la segunda vía, un gravamen del 8% en el impuesto de sociedades para que los ciudadanos "no paguen doblemente" y tampoco se encarezca el coste del trabajo para empleados y empresarios (que habría sucedido si se hubiese apostado por subir las cotizaciones sociales). En el equipo federal señalaban que no es tan fácil que la banca pueda repercutir el coste, porque se expondrían a una sanción de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El "círculo virtuoso" que propone el PSOE se completa con otras medidas: reconstruir el Pacto de Toledo, revalorizar las pensiones conforme al IPC, racionalizar el gasto de la Seguridad Social, mejorar el sueldo de los trabajadores para que aumente la recaudación por las cotizaciones, derogar la reforma laboral del PP, subir el salario mínimo hasta los mil euros y proteger la hucha de las pensiones. "No entiendo que la gente mayor vote al PP", señaló, mostrando el gráfico de cómo el Ejecutivo ha vaciado el Fondo de Reserva desde 2012.

Sánchez se muestra dispuesto a "erradicar" los "privilegios" de los políticos, aunque recuerda que la mayoría son gente "honesta" y "ejemplar"

Durante el debate con los militantes y simpatizantes —el acto se prolongó en total más de dos horas—, algunos intervinientes expresaron sus dudas sobre la propuesta ("nos pone en la diana a los pensionistas", "¿no será inconstitucional?") o bien ofrecían alternativas: que directamente se aumente el impuesto de sociedades, que ahora cuenta con numerosas exenciones, que la financiación de las pensiones se haga vía transferencia de recursos desde los Presupuestos Generales del Estado o bien que se acabe con el "sistema privilegiado" del que goza la Iglesia, que permitiría liberar "11.000 millones de euros", sostuvo Susana López, de la Federación de Pensionistas de CCOO e histórica dirigente de IU y del PCE. Como siempre ocurre en los encuentros con las bases, las críticas a la jerarquía católica fueron seguidas por numerosos aplausos. La audiencia era lógicamente amable, pero tampoco se cortó a la hora de 'corregir' al líder o añadir reflexiones.

Sánchez carga contra las "élites" y hace pedagogía sobre pensiones... y sobre el 155

"¡No estoy de acuerdo!"

Una militante también le demandó acabar con los "planes de pensiones vitalicias" de los parlamentarios. Sánchez correspondió comprometiéndose a "erradicar cualquier tipo de privilegio que pueda tener un representante político". "No os quepa la menor duda", aseguró entre aplausos, para luego pedir que "no se meta" a todos los dirigentes "en el mismo saco". Eso le dio pie a recordar que cuando él dejó su escaño, el sábado 29 de octubre de 2016, acudió a la Seguridad Social dos días después para darse de alta. "Me fui de la política como entré, con una mano delante y otra detrás". Tuvo derecho a "tres meses de paro" reconocidos por el Congreso, proporcional al tiempo que había ocupado un asiento en la Cámara. "La mayoría somos gente ejemplar, somos gente honesta". "¡No estoy de acuerdo!", gritó uno de los asistentes, al que el secretario general calmó subrayándole su compromiso de liquidar los "privilegios" de los políticos. "¡Que devuelvan todo lo robadooooo! Esa sería una gran solución para las pensiones", chillaron después desde el público.

Lo que "no va a funcionar ni ayer, ni hoy, ni nunca es la vía unilateral de la independencia", advierte. Un asistente le pide que "no pacte más con la derecha"

Antes incluso del largo turno de preguntas, Sánchez ya dejó algunas ideas claras sobre la situación catalana. Ahora que el debate está centrado en si es posible la investidura telemática de Puigdemont, el líder socialista mandó tres avisos. Uno, que si en la comunidad "no gobierna un presidente para todos los catalanes, habrán perdido todos los catalanes". Dos, que ahora se tiene que abrir una "legislatura constitucional, lo que implica que no puede estar liderada por un presidente inconstitucional". Y tres, que el Estatut y la Carta Magna siguen "funcionando" en Cataluña, y "no va a funcionar ni ayer, ni hoy, ni nunca es la vía unilateral de la independencia". Era una petición expresa a los secesionistas para que abandonen el camino en el que acabaron la convulsa legislatura pasada.

Sánchez carga contra las "élites" y hace pedagogía sobre pensiones... y sobre el 155

Esa pequeña incursión en el escenario catalán levantó una protesta de uno de los asistentes. "No pactemos más con la derecha", le rogó. "Amigos, la izquierda tiene que defender la soberanía nacional de este país", replicó el líder, siendo sucedido por aplausos. "Aquellos que dicen que se quieren ir porque pagan muchos impuestos son de todo menos de izquierdas", porque por lo que abogan es por la "insolidaridad territorial". Más aplausos.

José Manuel Franco (i), secretario general del PSOE-M, junto a Pedro Sánchez, en la asamblea abierta celebrada este 13 de enero en el centro cultural Carril del Conde del distrito madrileño de Hortaleza. (Borja Puig | PSOE)
José Manuel Franco (i), secretario general del PSOE-M, junto a Pedro Sánchez, en la asamblea abierta celebrada este 13 de enero en el centro cultural Carril del Conde del distrito madrileño de Hortaleza. (Borja Puig | PSOE)

La asamblea abierta se hizo larga e intensa. Tras cada respuesta del secretario general, se alzaba un bosque de manos de militantes y simpatizantes deseosos de preguntar. La moderadora, Gema Martín, afiliada de Getafe, no tenía difícil para cortar el debate, que por momentos se iba haciendo más apasionado. Temperatura en ascenso, como la de la propia sala del centro cultural Carril del Conde del distrito de Hortaleza que acogió el encuentro. Hacia las dos de la tarde, el calor ya se hacía hasta agobiante, pero las bases querían seguir interrogando al jefe.

Sánchez carga contra las "élites" y hace pedagogía sobre pensiones... y sobre el 155

De nuevo con las fotos de su madre, su mujer y sus hijas

En Granada, en la primera asamblea abierta de esta nueva etapa, Pedro Sánchez sacó su álbum de fotos y mostró dos imágenes familiares. Las mismas que mostró este sábado en Madrid. La primera, una de él mismo de joven con su madre, Magdalena, en el Cabo Formentor. Exhibirla le venía bien para reivindicar su figura y recordar que se jubiló el pasado diciembre.

Subrayó que sus padres le transmitieron, con su "esfuerzo", los valores de la "ejemplaridad, la honestidad". "Tenemos que defender lo nuestro, lo de la clase media y trabajadora. Vuestro patrimonio es el Estado del bienestar que habéis construido. No podemos permitir que este Gobierno conservador desmantele lo nuestro, que es la sanidad, la educación, la dependencia...". Eso le dio pie a recordar los avances sociales de los Ejecutivos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, especialmente en materia de pensiones. 

Sánchez también mostró una foto que le tomaron hace años con su mujer, Begoña, y sus dos hijas, yendo al colegio público de Pozuelo de Alarcón en el que están escolarizadas. 

El secretario general fue presentado en la asamblea por el líder del PSOE-M, José Manuel Franco -Susana Díaz en cambio no le acompañó en Granada, aunque sí lo hará el 23 en Sevilla-. Al acto acudieron varios integrantes de la ejecutiva federal (Magdalena Valerio y Manu Escudero, padres de la propuesta de pensiones; Paco Polo, Beatriz Corredor, o Toni Ferrer), y varios dirigentes madrileños, como los ediles en la capital Antonio Miguel Carmona, Ramón Silva, Nacho Benito o Mercedes González, diputados regionales, miembros de la dirección autonómica y secretarios locales.

La exministra Corredor es uno de los nombres que se manejan como posible candidata a la Alcaldía de Madrid en 2019. Otras dos alternativas, como la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, o la portavoz parlamentaria actual, Margarita Robles, se han descartado ellas mismas

La próxima asamblea abierta, el sábado que viene, 20 de enero, en Alicante.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios