CON VARA ESTARÁ EL NÚMERO TRES, JOSÉ LUIS ÁBALOS

Sánchez busca con Díaz y Puig la foto de la "normalidad" acudiendo a sus congresos

El secretario general inaugurará el cónclave valenciano, el 28 de julio, y dos días más tarde clausurará el andaluz. Una doble imagen de unidad, aunque forzada, antes de la pausa estival

Foto: Pedro Sánchez, con Susana Díaz y Patxi López, el pasado 21 de mayo, la noche de las primarias, en Ferraz. (Reuters)
Pedro Sánchez, con Susana Díaz y Patxi López, el pasado 21 de mayo, la noche de las primarias, en Ferraz. (Reuters)

Habrán pasado algo más de dos meses desde las primarias del 21 de mayo en las que Pedro Sánchez aplastó a Susana Díaz. Más de dos meses desde aquella foto en la que la presidenta andaluza apenas podía disimular su rabia, su incomodidad. Y seis semanas desde su última entrevista: un encuentro, aquel 17 de junio, breve, de unos cinco minutos, en el marco del 39º Congreso Federal, y tras el que ella salió descompuesta, afligida, noqueada. Todo eso es lo que quedará atrás cuando ambos, Díaz y Sánchez, se vean de nuevo: será el domingo 30 de julio, en Sevilla, en la clausura del cónclave andaluz en el que la baronesa será entronizada por segunda vez. Una foto de unidad, de "normalidad", complicada, muy complicada, pero que se acompañará de esta otra: la de Sánchez y el presidente valenciano, Ximo Puig, juntos, en este caso en la apertura del congreso autonómico, dos días antes, el 28 de julio.

Ambas imágenes, la del reelegido secretario general con quien rivalizó con él en las primarias y la del mismo Sánchez con el barón susanista al que intentó batir (sin éxito), pondrán el cierre a un curso político agitado y durísimo para los socialistas, en el que vivieron la mayor crisis de su historia reciente, el capítulo esperpéntico y dramático de la caída del jefe de Ferraz en el comité federal del 1 de octubre, la pugna casi a vida o muerte de Sánchez contra Díaz, la resurrección, contra los pronósticos iniciales, del líder depuesto casi ocho meses antes y la emergencia del 'nuevo PSOE'. El secretario general quiere marchar de vacaciones, como adelantan fuentes de la cúpula federal a El Confidencial, con una doble instantánea con la que proyectar el intento de recomposición interna, pese a que a estas alturas todos saben que la procesión va por dentro y que rehacer una relación de confianza con los barones críticos, si se exceptúa el extremeño Guillermo Fernández Vara, es casi una entelequia.

Antes de agosto, se cerrarán los cónclaves de Baleares, este fin de semana, y de Andalucía, Valencia, Extremadura, Navarra, Cantabria y Rioja

El PSOE se encamina, en este último tramo de julio, al cierre del proceso congresual en siete federaciones. Baleares celebra su cónclave autonómico este fin de semana, y en él Sánchez acompañará a la presidenta de las islas y reelegida secretaria general, Francina Armengol. Ella siempre le apoyó, incluso en los momentos más duros, aunque tras su defenestración creyó que quien podría mejor buscar consensos en un PSOE fracturado era Patxi López, pero tras la entrega de los avales, decidió apoyar de nuevo al madrileño. El discurso de ambos, su apuesta por el entendimiento con las izquierdas y la concepción de la España plurinacional, es totalmente coincidente.

Las dos federaciones más grandes

Pero el siguiente fin de semana se concentran seis cónclaves autonómicos: Valencia, Andalucía, Extremadura, Navarra, La Rioja y Cantabria. Los tres primeros son los de mayor peso, por ser tres federaciones poderosas en militantes y porque están al frente tres presidentes autonómicos que han sido revalidados como secretarios territoriales por los militantes. Sánchez ha elegido estar presente en la apertura del 13º Congreso del PSPV, el viernes 28 de julio en Elche (Alicante), y en la clausura del 13º Congreso del PSOE-A, en Sevilla, dos días más tarde, el domingo 30, según adelantaron fuentes de Ferraz a este periódico y confirmaron ambas direcciones autonómicas. El encargado de cerrar la agenda fue el secretario de Organización federal, el valenciano José Luis Ábalos.

Ábalos cerró la agenda con los dos de Díaz y Puig, Juan Cornejo y Alfred Boix, que no pusieron pega alguna. El número tres también irá a Elche

Es cierto que los miembros de la ejecutiva federal suelen cerrar los cónclaves regionales, y que los secretarios generales se reservan para los de mayor relieve. Pero en este caso no será una doble cita convencional para Sánchez. Puig, inequívocamente barón susanista y uno de los dimisionarios de la primera ejecutiva del madrileño, ganó sus primarias el domingo por amplio margen (57,6%) frente al candidato más afín a Ferraz, Rafa García, alcalde de Burjassot (42,3%), lo que se interpretó como el primer tropiezo del flamante jefe de los socialistas, aunque la dirección evitó validar esa lectura de "fracaso". Y Díaz es la eterna enemiga de Sánchez, la que lo aupó en 2014 y la que se distanció de él casi desde el principio. El agrietamiento de sus relaciones ayudó al estallido final. Pero ella perdió el pulso y salió vencida con el 39,90% de los votos, frente al 50,26% del madrileño. La presidenta se resguardó en su tierra: convocó de inmediato su congreso, remodeló su Gobierno y se empleó a fondo en la recogida de avales: entregó más de 25.000, mientras que su rival, un sanchista no promocionado por Ferraz, Francisco Tirado, no llegaba al umbral de firmas necesarias.

Ábalos llamó el miércoles al número dos de la baronesa andaluza, Juan Cornejo, para preguntarle qué planes tenía previstos para el cónclave del PSOE-A, que se abrirá el 29 de julio en Sevilla. El secretario de Organización regional trasladó a su homólogo federal que Andalucía "era su casa" y que por tanto enviase a quien dispusiera y cuando quisiera. Un mensaje de "puertas abiertas" que también le expresó el todavía segundo de Puig, Alfred Boix. En los dos territorios insisten en que no habrá "problema alguno" y que se pondrá "alfombra roja al secretario general".

Sánchez busca con Díaz y Puig la foto de la "normalidad" acudiendo a sus congresos

El PSC y Zapatero, también en Elche

La intención es proyectar esa imagen de "normalidad" interna tan deseada. Aunque totalmente impostada. "Es de un cinismo absoluto, porque no van a ser amigos, pero somos demócratas, él ganó y punto —reconoce un alto mando del PSPV—. Y su presencia es normal, es casi su obligación, porque Andalucía y Valencia son la primera y la segunda federación en número de militantes". Los socialistas valencianos esperan contar con la presencia de un dirigente del PSC —partido hermano que siempre ha tenido una relación muy estrecha con el PSPV—, posiblemente el número dos, Salvador Illa, y también con la del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, muy amigo de Puig.

El secretario general no necesita hacer gestos de distensión con el presidente extremeño, que se realineó pronto y con el que tiene relación fluida

Sánchez no estará, sin embargo, en el 12º Congreso del PSOE de Extremadura, que se extiende desde el 28 al 30 de julio, aunque la inauguración formal será el sábado. Su idea inicial era estar presente en los tres cónclaves más importantes del próximo fin de semana, pero al no poder encajar los tres en su agenda, finalmente optó por los dos más simbólicos en los que puede explotar esa imagen de "normalidad", y a Mérida envía el sábado a Ábalos, que también le acompañará la víspera. Sánchez no necesita hacer gestos con Fernández Vara. El presidente extremeño, aunque apoyó a Díaz en las primarias, se puso a trabajar codo con codo con él una vez conocidos los resultados. El jefe de Ferraz premió esa disposición nombrándole coordinador del consejo político federal —antiguo consejo territorial—, el órgano que reúne a todos los barones con él, y así le dio entrada como vocal en su ejecutiva.

Guillermo Fernández Vara, el pasado 16 de julio tras su reelección como secretario general del PSOE extremeño. (EFE)
Guillermo Fernández Vara, el pasado 16 de julio tras su reelección como secretario general del PSOE extremeño. (EFE)


La relación de Sánchez con Vara es muy fluida. El líder extremeño ya acudió a la reunión de la cúpula donde se decidió el voto contrario a la senda de consolidación fiscal marcada por el Gobierno aunque, cuando Hacienda la corrigió, otorgando a las comunidades una décima extra, Vara pasó a la abstención en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Era el barón que se podía permitir ese "gesto" de distensión con el PP sin que generase ningún choque con Ferraz. El presidente de la Junta no encontró demasiados obstáculos para revalidar su liderazgo el pasado domingo, con el 65,21% del voto de los militantes, y eso que tenía dos rivales —la exconsejera Eva Pérez López (24,85%) y el afiliado cacereño Enrique Pérez Romero (9,06%)—, ninguno de peso y ninguno promocionado por la cúpula federal.

Reunión Vara-Sánchez esta semana

Vara se vio además esta misma semana, después de las primarias, con Sánchez en Madrid, según confirmaron a este periódico fuentes próximas a ambos dirigentes. Fue entonces cuando le invitó a su cónclave. A él y a otros miembros de la dirección, como a su amigo Patxi López.

A los otros cónclaves acudirán otros miembros de la ejecutiva, como Adriana Lastra y Cristina Narbona. Para el otoño quedan todos los demás

En los congresos de Navarra (29 de julio), Cantabria y La Rioja (ambos el 29 y 30), intervendrán otros miembros de la ejecutiva federal. Se los repartirán, principalmente, la vicesecretaria general, la diputada asturiana Adriana Lastra, y la presidenta del partido, la exministra Cristina Narbona. En el primero repite María Chivite como secretaria general y en los otros dos hay relevo: ascienden Pablo Zuloaga y Paco Ocón, ambos vencedores de sus respectivas primarias. Pero para el PSOE el foco mediático del último fin de semana del mes recaerá en Sánchez. En Elche y en Sevilla.


A las siete citas que faltan por rematarse hay que añadir los congresos de la semana pasada: el de Juventudes Socialistas de España (JSE) y el de Castilla y León, clausurados el domingo 16 de julio por la secretaria federal de Igualdad, Carmen Calvo, y el número tres del PSOE, José Luis Ábalos. Para después del verano, entre septiembre y octubre, quedan todos los demás cónclaves. Canarias —que tiene sus primarias este domingo 23, pero cuyo congreso regional es a mediados de septiembre—, Asturias, Murcia, Madrid —que se convoca el próximo martes—, Ceuta y Melilla, y los que aún no tienen fecha: Aragón, Castilla-La Mancha y Galicia. A los procesos autonómicos siguen los cónclaves provinciales y locales. Solo una vez que estén todos concluidos se podrá tener el mapa completo del nuevo poder del PSOE. Pero lo que ya parece bastante probable es que Sánchez aumente su control territorial, justo lo contrario de lo que ocurrió en su primer mandato, cuando los barones de mayor peso se situaron en la orilla de enfrente.

Sánchez busca con Díaz y Puig la foto de la "normalidad" acudiendo a sus congresos

Con Urkullu, las mujeres, la educación... y un último pleno de la ejecutiva antes de las vacaciones

Pedro Sánchez se reunió este jueves en Vitoria, en Lehendakaritza, con Iñigo Urkullu. El balance de la cita, según aseguraron a este periódico fuentes próximas al secretario general, fue "muy positivo", porque vio al jefe el Ejecutivo vasco "abierto a explorar la solución de la apertura de una subcomisión constitucional" y "convencido de que España no estará estable hasta que el sistema territorial esté consolidado". Ambos líderes acordaron "coordinar iniciativas parlamentarias". Y apreciaron que el Gobierno de coalición PNV-PSE está "funcionando muy bien"

La siguiente parada de Sánchez es el congreso del PSIB-PSOE, en el que acompañará a la presidenta de las islas, Francina Armengol. El lunes, reunirá a la permanente de su ejecutiva. La próxima semana, su dirección se encontrará con colectivos de mujeres y con los consejeros de educación. Además, la semana política estará marcada por la comparecencia de Mariano Rajoy como testigo del caso Gürtel, el próximo 26 de julio

Y tras los congresos del fin de semana, el lunes 31 de julio, Sánchez cerrará el curso con una reunión del plenario de la ejecutiva, de sus 49 miembros. Entonces se aprobará el reglamento del órgano, de la comisión ejecutiva federal, donde se detallan las competencias de cada área. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios