EL PROCESO DE RENOVACIÓN INTERNA DE LOS SOCIALISTAS

Las primarias deciden antes del verano el liderazgo del PSOE en cinco federaciones

La batalla principal se libra en Valencia. En otros 7 territorios, revalidarán su mandato los barones. Para después de las vacaciones, quedan puntos clave como Asturias, Aragón, La Mancha y Madrid

Foto: El 'president' valenciano, Ximo Puig, el pasado 6 de julio, al comienzo del pleno de Les Corts. (EFE)
El 'president' valenciano, Ximo Puig, el pasado 6 de julio, al comienzo del pleno de Les Corts. (EFE)

Primera ronda de congresos regionales del PSOE. Diez ya están en marcha y se resuelven antes de las vacaciones de verano. Pero solo en cinco de ellos habrá competición. Urnas. Primarias. Solo en cinco se la juegan dos o más candidatos: Valencia, Canarias, Extremadura, Cantabria y La Rioja. La primera es la que focaliza toda la atención, porque el 'president' Ximo Puig es el barón que quedó más debilitado en la pugna que protagonizaron Pedro Sánchez y Susana Díaz. El resultado del PSPV, de hecho, servirá para medir si el asalto territorial desplegado por la ejecutiva federal se cobra su primera pieza o sufre un patinazo. En otras cinco federaciones, revalidarán su mandato sus actuales secretarios generales: las presidentas Susana Díaz y Francina Armengol en Andalucía y Baleares, Luis Tudanca en Castilla y León, Idoia Mendia en Euskadi y María Chivite en Navarra. En dos más, Ceuta y Melilla, repiten Manuel Hernández y Gloria Rojas.

En Asturias solo se liquida en julio la fase de los avales, y se deja para septiembre la campaña, las primarias y el congreso, mientras que Murcia pasa todo el proceso a después del verano. Y faltan por convocarse los cónclaves de Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón y Galicia. Así que hasta noviembre no se habrá completado la renovación del segundo peldaño de poder en el PSOE: el de los territorios, el de los barones. Luego quedarán los cónclaves provinciales y locales. Solo entonces se habrá culminado el proceso de regeneración de las estructuras del partido que se abrió con la guerra fratricida del 39º Congreso Federal, que simbolizó la vuelta de Sánchez al mando y enterró (al menos por ahora) la carrera política nacional de Díaz.

En Valencia, el primer 'round' lo gana con autoridad Puig, al hacerse con más del 63% de los avales y dando la vuelta a los números del 21 de mayo

En la Comunidad Valenciana, el primer 'round' lo ganó Puig, secretario general del PSPV desde 2012 y 'president' de la Generalitat desde 2015, el primer socialista tras 20 años de monocultivo del PP. La comisión nacional de garantías del partido le validó 7.584 avales (había entregado 8.120), por los 4.411 obtenidos por su rival, Rafa García, alcalde de Burjassot —llevó 4.600—, que la dirección autonómica cree patrocinado por Sánchez y, más en concreto, por su secretario de Organización y todavía líder provincial valenciano, José Luis Ábalos. Ambos, por encima de las 1.840 rúbricas necesarias (el 10% del censo). Puig se hizo, pues, con el 63,23% de las firmas escrutadas (y García, el 36,77%), un porcentaje prácticamente calcado al que Sánchez obtuvo el 21 de mayo en sus primarias en la federación (62,77% frente al 28,54%). El 'president' logró, por tanto, dar la vuelta a los números y vencer a los adversos pronósticos.


En su equipo andan aún con pies de plomo y han aprendido que el mayor peligro es confiarse, visto el fiasco de las primarias federales. Pero insisten en que los militantes han percibido que este es otro proceso, que "diferencia espacios", y que no se puede "poner en peligro" la Generalitat. Y eso explica, señalan, que dirigentes que apoyaron a Sánchez antes respalden en este viaje a Puig, caso de las 'conselleras' Carmen Montón y María José Salvador; del portavoz parlamentario, Manolo Mata; o del alcalde de Torrent, Jesús Ros. La previsión de los oficialistas es que el 'president' pueda ganar en las primarias del 16 de julio con una diferencia semejante a la que marcó en avales.

García intenta combatir el mensaje de que una eventual victoria suya desestabilizaría el Gobierno de coalición del PSPV y Compromís, e insiste en que el partido, "abandonado" estos dos años, debe afrontar "en mejores condiciones" el proceso electoral. Los sanchistas admiten que Puig goza de "cierta ventaja" todavía, pero creen que el resultado final será "más ajustado" que el que se ha visto en los avales, y que si finalmente el 'president' gana, pero por poco, "será una derrota igualmente". En cualquier caso, si García pierde, Ferraz buscará desligarse, alegando que su labor no es poner "cortapisas" ni frenos a ningún aspirante. Ábalos ya decía el lunes pasado que él no se sentía "derrotado" por el hecho de que el alcalde de Burjassot hubiera perdido en el primer asalto. Pero la cúpula de Sánchez tendrá difícil escapar a la lectura, dada la cercanía del secretario de Organización con el regidor, anfitrión de uno de los actos de campaña de Sánchez, o el apoyo mostrado por miembros de la ejecutiva federal como el diputado guipuzcoano Odón Elorza.

Vara, resguardado

En Extremadura, en cambio, la cabeza de Guillermo Fernández Vara no está tan en riesgo. Para empezar, la derrota de Díaz allí no fue tan estrepitosa (43,30% frente al 49,44%). Y para seguir, no tiene enfrente rivales de peso ni claramente impulsados por Ferraz. El presidente compite contra el militante cacereño Enrique Pérez y la exconsejera y diputada autonómica Eva Pérez. Los tres pasaron la prueba de los avales, pero porque esta fue un mero formalismo. Vara convocó el 12º Congreso Regional con arreglo a las normas aprobadas en el cónclave federal: con mínimo (2%) y máximo (4%) de avales y primarias a doble vuelta. La primera votación es también el 16 de julio, y si ninguno de los aspirantes obtuviera más del 50% de los votos, se iría a una segunda ronda el domingo 23.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, y el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, el pasado 3 de julio en Ferraz. (EFE)
El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, y el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, el pasado 3 de julio en Ferraz. (EFE)


Sánchez ha protegido a Vara, pese a que fue uno de sus látigos en el proceso federal. El jefe de la Junta asumió rápidamente el resultado y se realineó con el ganador, abriendo una nueva etapa en sus relaciones. El secretario general lo eligió como coordinador del consejo político federal, y como tal le dio entrada, como vocal, en su ejecutiva. Vara ha demostrado sintonía con Ferraz e incluso ha podido desmarcarse del no general al reparto del déficit autonómico propuesto por el Gobierno y votar abstención en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). La comunicación con Sánchez es muy fluida esta vez.

Vara no tendrá problema para repetir mandato. En Canarias el escenario está abierto y en Cantabria Sánchez puede batir a la baronesa, Díaz Tezanos

Tres aspirantes también compiten por el liderazgo del PSOE en Canarias, aunque en este caso el proceso se conduce por la anterior normativa (primarias a una sola vuelta, en este caso el 23 de julio) y con la exigencia de un mínimo del 10% de avales (679, sobre un censo de 6.793 militantes en el archipiélago). El corte lo pasaron tres de los cuatro candidatos: un sanchista, el secretario insular de Gran Canaria, Ángel Víctor Torres, que está en cabeza —1.948 firmas validadas, de las 2.128 presentadas—; y dos susanistas, la exvicepresidenta del Gobierno regional Patricia Hernández —a la que la comisión de ética verificó 1.703 de las 1.820 rúbricas entregadas— y el eurodiputado y exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar —1.045 apoyos formalizados de los 1.205 presentados—, aunque ambos cuentan con apoyos de fieles al actual inquilino de Ferraz. Los números vaticinan un resultado ajustado, aunque por ahora favorable al hombre preferido por Ferraz.

Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta cántabra y secretaria regional, con Patxi López, el pasado 26 de marzo en Santander. (EFE)
Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta cántabra y secretaria regional, con Patxi López, el pasado 26 de marzo en Santander. (EFE)

Igual que Sánchez tiene más difícil derribar al 'president' Puig, sí tiene en cambio más a tiro derrotar a la vicepresidenta de Cantabria y secretaria regional desde 2012, Eva Díaz Tezanos. Su contrincante, el alcalde de Santa Cruz de Bezana, Pablo Zuloaga, consiguió 66 avales más que ella concluido el proceso de verificación. La comisión autonómica de ética validó 1.188 firmas de las 1.233 que entregó el regidor, y 1.122 de las 1.160 que presentó Díaz Tezanos. Las primarias, a las que están llamados 2.942 militantes cántabros, serán en una semana, el 16 de julio.

Zuloaga ha sido impulsado por el líder socialista de Santander y portavoz municipal, Pedro Casares, secretario ejecutivo de Transportes e Infraestructuras de la dirección federal. La campaña se ha vuelto especialmente tensa, producto de una pelea muy ajustada y nada fácil para Díaz Tezanos, una mujer prudente que ha procurado apartarse de las contiendas internas y a la que en el último proceso se situó en la órbita de Patxi López.


Mendia, abrumador apoyo en avales

En la federación de La Rioja, la más pequeña de toda la Península, también habrá duelo el 16 de julio. Los contendientes son Paco Ocón, secretario de Organización saliente y hombre fuerte de César Luena, anterior número dos de Sánchez en Ferraz, y Félix Caperos, alcalde de Casalarreina. Un sanchista y un susanista. El primero va por delante: la comisión regional de ética y garantías le proclamó candidato con 471 avales, frente a los 274 de Caperos. Ambos superaron con holgura el umbral de las 120 rúbricas necesarias, el 10% del censo.

Díaz no tiene competidor: el militante de Jaén Francisco Tirado no llegó a los avales y ella presentó más de 25.000, más de la mitad del censo

La Rioja, igual que Cantabria, Canarias y Valencia, se guían a la pauta anterior, al haber sido convocados sus congresos con anterioridad al cónclave federal. Lo mismo ocurre con las otras cinco federaciones donde no habrá finalmente urnas. En dos de ellas, Andalucía y Euskadi, porque los oponentes no llegaron a los avales necesarios (el 10% del censo). Susana Díaz presentó más de 25.000 —algo más de la mitad del total de militantes, pero la comisión de garantías regional solo verificó hasta los que hacían falta para pasar el corte, 4.850 rúbricas—, por los 800 apoyos del militante de Jaén Francisco Tirado.

Este no contaba con el respaldo de Ferraz, que habría preferido proyectar a José Antonio Pérez Tapias, rival de Sánchez y Eduardo Madina en 2014 pero en este último viaje alineado con el exdiputado madrileño. Pero Tapias no dio el paso. Díaz podrá continuar como baronesa regional sin problemas un mandato más y elegir a la ejecutiva que saldrá votada en el congreso del 29 y 30 de julio. Su relación con el secretario general sigue siendo fría, pero el contacto es algo más fluido y ella solo lanza el mensaje de que está a disposición de lo que él le traslade.

Susana Díaz, reelegida como secretaria general del PSOE andaluz, el pasado 1 de julio, tras la entrega de los avales. (EFE)
Susana Díaz, reelegida como secretaria general del PSOE andaluz, el pasado 1 de julio, tras la entrega de los avales. (EFE)


Camino expedito también para Idoia Mendia, secretaria general del PSE desde 2014. Logró 3.174 avales verificados, el 58,55% del total de afiliados en Euskadi. Su rival, el vizcaíno Unai Ortuzar, solo recabó 152 firmas, el 2,8% del censo. También salieron proclamados los secretarios provinciales de Vizcaya, Mikel Torres (apoyado por el 54% de las bases); Guipúzcoa, Eneko Andueza (77%); y Álava, Cristina González (56%). Una prueba más de lo cohesionada que está la federación. El congreso del PSE salta a finales de septiembre.

Baleares, Castilla y León y Navarra acaban sus procesos congresuales este mes, y en los tres casos sus actuales secretarios autonómicos no encontraron oponente que se lanzara a recoger avales. Así que seguirán al frente de sus territorios Francina Armengol, también presidenta de las islas, Luis Tudanca y María Chivite. Los tres cercanos a Sánchez. También son próximos Manuel Hernández y Gloria Rojas, proclamados secretarios generales de Ceuta y Melilla sin competidores. Él repite como jefe del PSOE en la ciudad autónoma y ella da el salto de presidenta de la gestora local a baronesa. El PSC, que es otro partido, ya hizo su cónclave el pasado otoño, en el que reeligió a Miquel Iceta.


Escenario abierto en Murcia

La Federación Socialista Asturiana (FSA) ya conoce los nombres de los dos contendientes que aspiran a suceder a Javier Fernández tras casi 17 años al mando. Y el que más papeletas tiene es el alcalde de Laviana, el sanchista Adrián Barbón, apoyado explícitamente por la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra. Enfrente, el susanista —o javierista, la denominación que prefieren los cercanos al todavía presidente del Principado y exjefe de la gestora— José María, 'Josechu', Pérez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Gijón. Está por ver si Barbón se beneficia del efecto arrastre de Sánchez, que ganó con amplitud en sus primarias en la FSA: se anotó un 53,41% frente al 39,62% de Díaz, o si sucede algo similar a lo ocurrido en Valencia. Pero aquí la diferencia es evidente: el presidente del Gobierno autonómico no compite. La primera toma de temperatura la dará la presentación de avales, el 23 de julio. Ambos necesitarán un 10%. Pese a haber sido convocado el 32º Congreso autonómico después del cónclave federal, se optó por seguir la vieja normativa. Ningún problema, porque los nuevos estatutos federales [aquí en PDF], en su disposición transitoria primera, permiten a los territorios celebrar sus congresos con las reglas que quieran: o las anteriores o las nuevas.

En Asturias, se disputan la vacante que deja Javier Fernández el sanchista Adrián Barbón y el susanista Josechu Pérez. La votación, el 17 de septiembre

Murcia se decantó en cambio por las últimas reglas. Así, los candidatos deberán llevar antes del 11 de septiembre el aval de entre un 2% y un 4% del cuerpo electoral. O sea, entre 124 y 247 firmas de un total de 6.166 militantes. Y habrá dos vueltas, el 24 y el 30 de septiembre, previas al congreso de primeros de octubre. Por ahora, el único que ha anunciado su precandidatura es el alcalde de Alhama, el sanchista Diego Conesa. Y se lo piensan la diputada nacional María González Veracruz —miembro de la última ejecutiva de José Luis Rodríguez Zapatero, de la de Alfredo Pérez Rubalcaba y de la primera de Sánchez—, hija del actual secretario regional, Rafa González Tovar, que no repetirá en el cargo; el parlamentario autonómico Joaquín López; y el exregidor de Beniel, Roberto García. Estos dos últimos eran más cercanos a Díaz, y Veracruz se posicionó públicamente con Patxi López, pero cuando se atravesó la fase de avales, desapareció del foco y dio a entender que se acercaba a Sánchez.

Las fechas de los 18 congresos regionales del PSOE
FederaciónPrimariasCandidatosCongreso
AndalucíaÚnica candidataSusana Díaz29 y 30 de julio
AragónSin fecha Sin fecha
Asturias17 de septiembreAdrián Barbón y Josechu Pérez29-30 sept. y 1 oct.
Extrem. (1)16 y 23 de julioGuillermo Fernández Vara, Enrique Pérez y Eva Pérez28 al 30 de julio
BalearesÚnica candidataFrancina Armengol21 y 22 de julio
Canarias23 de julioÁngel Víctor Torres, Patricia Hernández y Juan Fernando López Aguilar15 al 17 sept.
Cantabria16 de julioPablo Zuloaga y Eva Díaz Tezanos29 y 30 de julio
Castilla-La ManchaSin fecha Sin fecha
Castilla y León (2)Único candidatoLuis Tudanca15 y 16 de julio
Comunidad Valenciana16 de julioXimo Puig y Rafa García28 al 30 de julio
GaliciaSin fecha Sin fecha
La Rioja16 de julioPaco Ocón y Félix Caperos29 y 30 de julio
MadridSin fecha Sin fecha
Murcia (1)24 y 30 sept. 6 al 8 de octubre
NavarraÚnica candidataMaría Chivite29 de julio
País VascoÚnica candidataIdoia Mendia30 sept. y 1 oct.
CeutaÚnico candidatoManuel Hernández15 y 16 sept.
MelillaÚnica candidataGloria Rojas22 al 24 sept.

(1) En Extremadura y Murcia hay regladas primarias a doble vuelta

(2) En Castilla y León, al haber un solo candidato, se adelanta la celebración del XIII Congreso Autonómico: pasa del 29 y 30 de julio al 15 y 16.

En otras cuatro federaciones, el proceso de renovación no está ni iniciado aún, así que se desplegarán después del verano. En Madrid, el territorio de origen de Sánchez, se prevé el relevo de la actual baronesa regional, Sara Hernández, por el diputado autonómico José Manuel Franco, el promovido por Ferraz, aunque la también alcaldesa de Getafe, que respaldó a López, insiste en que ella concurrirá, pase lo que pase. Y no se descarta que compita el concejal en la capital Antonio Miguel Carmona, un susanista acérrimo, o el alcalde de Soto del Real, Juan Lobato. La concurrencia la facilitará, además, la nueva normativa, por la que apuesta Hernández. En Galicia, la gestora presidida por la parlamentaria nacional Pilar Cancela, que ha recuperado las competencias para poder convocar el cónclave —se las arrebató la cúpula interina de Javier Fernández— convocará el congreso para avanzado octubre, pero es asimismo más que probable la victoria de un sanchista.

En Aragón, parece seguro que habrá candidatura sanchista que confronte con Lambán o su número dos. La más potente sería Susana Sumelzo

En Aragón, el presidente regional, Javier Lambán, sí ha tomado la decisión sobre su continuidad, aunque no la ha hecho pública. Aunque es poco partidario de bicefalias, podría dar un paso atrás para apadrinar como sucesora a su número dos, Pilar Alegría, que formó parte del equipo de campaña de Díaz. Se presente o no Lambán, parece seguro que habrá alternativa sanchista, y eso que su fortaleza interna es mayor que la de Puig: cerca estuvo de ganar Díaz en Aragón (43,62% por el 45,95% del madrileño). La contrincante más potente contra Lambán sería la diputada nacional Susana Sumelzo, secretaria de Política Municipal de la ejecutiva federal. Ella aún no ha decidido, aunque sí ha recibido el apoyo de muchos afiliados que le piden que dé el paso. Por lo pronto, va a trasladar su militancia de Ejea de los Caballeros —el pueblo de Lambán— a Zaragoza ciudad, para impulsar "el nuevo PSOE" desde la capital, clave para la contienda provincial y autonómica. Si Sumelzo se quedara en Ferraz, un aspirante que circula en boca de muchos es el alcalde de Utebo, Miguel Dalmau.


Finalmente, en Castilla-La Mancha el calendario está pendiente de lo que ocurra con los Presupuestos regionales. El presidente, Emiliano García-Page, llevará un nuevo proyecto de ley a las Cortes la próxima semana, para que tanto Podemos como PP se retraten. Si no consigue sacar adelante las cuentas de 2017, podría convocar elecciones para el otoño, lo que retrasaría la convocatoria del congreso regional. De cualquier modo, Ferraz asume que, salvo sorpresa, Page seguirá al frente de la federación y es consciente de que no tiene banquillo de peso por ahora para disputarle la vara de mando. Los tres dirigentes sanchistas más notables —el secretario provincial de Albacete, el diputado Manuel González Ramos; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; y la exparlamentaria por Guadalajara Magdalena Valerio— tienen silla en la dirección federal y se descartan para la contienda autonómica.

Cuando culminen los congresos regionales, provinciales y locales, probablemente la foto del PSOE será bastante distinta a la que hay hoy. Ferraz cuenta con que se percibirá un alineamiento mayoritario con las tesis de Sánchez. Un mapa de poder abrumador del que no dispuso en su primera etapa al frente del partido.

Ferraz rompe su compromiso de neutralidad en las contiendas territoriales

Hasta ahora, la dirección de Pedro Sánchez sostenía que no se iba a inmiscuir en los procesos de renovación interna, en los siguientes escalones. Pero ese era el discurso obligado hacia fuera, y el que ciertamente se intentaba evidenciar con los hechos, pese a que las sintonías o falta de conexión con unos u otros candidatos eran palpables. 

Sin embargo, en los últimos días se han visto dos apuestas territoriales claves, dos tomas de posición que comprometen la neutralidad vendida desde Ferraz. Este sábado, el secretario de Área de Transparencia y Democracia Participativa, el diputado guipuzcoano Odón Elorza, apoyó en un acto a Rafa García frente a Ximo Puig en la sede autonómica. Calificó de "muy contradictorio" que quien ha estado "en contra del proyecto" de Pedro Sánchez, Puig, sea quien lo aplique en el PSPV. 

Pero el gesto más claro de respaldo se pudo ver el pasado jueves en Gijón, cuando el alcalde de Laviana, Adrián Barbón, presentó su candidatura al liderazgo de la FSA. Le arroparon la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra (o sea, la número dos), y la secretaria ejecutiva de Sanidad y Consumo de la dirección federal, la senadora Luisa Carcedo. Una foto que para los partidarios de Javier Fernández demuestra las "injerencias" de Ferraz en el proceso regional. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios