REUNIÓN DE LA PERMANENTE DE LA EJECUTIVA FEDERAL

El PSOE dice no al techo de gasto y carga contra C's por pedir una bajada de impuestos

La dirección aprueba, con la presencia de Fernández Vara, el rechazo a la senda de consolidación fiscal planteada por Hacienda e insiste en que se recorta gasto sin aumentar ingresos

Foto: Pedro Sánchez charla con Cristina Narbona minutos antes del comienzo de la permanente de la ejecutiva federal de este 3 de julio. (EFE)
Pedro Sánchez charla con Cristina Narbona minutos antes del comienzo de la permanente de la ejecutiva federal de este 3 de julio. (EFE)

El PSOE de Pedro Sánchez grita su primer no al Gobierno de Mariano Rajoy. Rechaza tajantemente la senda de consolidación fiscal que plantea y también el techo de gasto de 2018. Un no al Ejecutivo porque recorta el gasto, arguye, sin aumentar los ingresos, porque profundiza en la "desigualdad", porque no reparte el esfuerzo de ir reduciendo el agujero de las cuentas públicas, porque continúa el desmantelamiento del Estado del bienestar, porque el modo como se aborda el ajuste demuestra "el ataque ideológico del neoliberalismo del Gobierno". Y porque, a la postre, creen los socialistas, hay alternativa.

Ya no hay vuelta atrás. La permanente de la ejecutiva federal del PSOE aprobó este lunes el voto contrario a los objetivos de déficit propuestos por Hacienda y lo plasmó en una resolución en la que justifica su posición e incide en que caben otras opciones. Un no que no pillaba en absoluto por sorpresa después del rechazo unánime de las comunidades socialistas a las metas de déficit que les planteó el ministro Cristóbal Montoro el pasado jueves en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado jueves. Y un no que explicaron en rueda de prensa tanto el secretario de Organización federal, el valenciano José Luis Ábalos, como el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, presidente del consejo político federal —antiguo consejo territorial del PSOE—, y como tal vocal de la dirección. La imagen de los dos dirigentes juntos en Ferraz tenía fuerza por sí misma, porque representaba la unidad de Sánchez y los barones ante el trámite inicial de los Presupuestos de 2018.

[Consulta aquí en PDF la resolución de la ejecutiva federal respecto a los objetivos de déficit propuestos por el Gobierno del PP]

Los argumentos del PSOE ya eran bastante conocidos. La novedad venía por el toque de atención lanzado a Ciudadanos, cuyo concurso es necesario para que el Gobierno pueda sacar adelante el techo de gasto y la senda de consolidación fiscal, que se votará la próxima semana en el Congreso. Ábalos criticó que la formación naranja siga "alimentando la esperanza" de llegar a un acuerdo con Rajoy bajando los impuestos. Que explique Albert Rivera "cómo piensa pagar las pensiones en dos años", ya que "con el mismo dinero y más pensionistas habrá que bajarse la pensión", y que explique "si considera que el nivel de protección por desempleo es el adecuado". El número tres subrayó que el problema "no es de gastos, sino de ingresos", y el PP está obsesionado, a juicio del PSOE, con recortar el gasto pero sin procurar más ingresos a las arcas públicas.


En su resolución, los socialistas compilan las razones que les llevan a reafirmar su no. La ejecutiva advierte de que el Gobierno "continúa con los recortes del Estado del bienestar" y su objetivo es "consolidar un Estado social mínimo", que no se remedia la "desigualdad" ni se protege a los jóvenes, que se consolida un "modelo cada día más injusto y un modelo productivo cada vez más alicorto e insostenible", o que las pensiones solo crecerán un 0,25% cuando la inflación rondará cerca del 2%. El PSOE tampoco está de acuerdo con el reparto inicial entre Administraciones de los objetivos de déficit, porque es "más exigente con las comunidades", donde están "residenciados gran parte de los servicios de bienestar". Para 2018, las autonomías tienen que reducir el déficit a la mitad, del 0,6% al 0,3%, mientras que se propone que el Estado reduzca su agujero un 36%. Tampoco comparte el PSOE que los ayuntamientos no puedan utilizar parte de su superávit, y muestra su inquietud respecto al deterioro del déficit estructural de la Seguridad Social.

El PSOE dice no al techo de gasto y carga contra C's por pedir una bajada de impuestos

"No somos una banda de quejicas"

Vara incidió en que el PSOE está "comprometido" con el cumplimiento de la Ley de Estabilidad y con el objetivo de alcanzar el déficit del 2,2% planteado por Bruselas, pero no quiere que se haga "de cualquier manera". "Con imposiciones, no", recalcó. El presidente extremeño sostuvo que ni el partido ni los gobiernos autonómicos socialistas pueden compartir "bajo ningún concepto" que se camine a "Estados sociales mínimos", o a que siga cayendo el gasto sanitario y educativo. "Las comunidades no somos una banda de quejicas", comentó, pero sí tienen a su cargo el sostenimiento de los grandes servicios sociales. "Las costuras no aguantan más. No se puede ajustar por la parte del gasto descuadrando la vida de las personas. Tiene que haber otra solución, y alguna hemos puesto encima de la mesa si hay voluntad de negociación".

El PSOE alega que, al revés que en 2016, no hubo "negociación" y Ferraz no creía que debía moverse: "No somos el equipo de salvamento del PP"

El PSOE, en consecuencia, votará lo contrario a lo que ocurrió en diciembre, cuando estaba al frente del partido, de forma interina, la gestora presidida por Javier Fernández. En aquel momento, las comunidades socialistas se abstuvieron en el CPFF (salvo Baleares y Valencia, que votaron en contra), y luego en el Congreso el Grupo Socialista apoyó la senda de ajuste. Pero hace seis meses sí hubo negociación, como recordaba Vara. Se modificaron las posiciones de inicio del Gobierno, ya que se relajaron los objetivos de déficit y las CCAA lograron una décima más para 2017, se eliminaron deducciones en Sociedades y se incrementó un 8% el salario mínimo para este año. Y hubo "una actuación en los ingresos".

"Hubo concesiones, hubo negociación, no tiene nada que ver", concluyó el presidente extremeño. Ábalos recalcó que en esta ocasión el Gobierno no ha mostrado "voluntad de negociar nada" —y se vio también, apunto, en la reunión meramente informativa entre los responsables del ministerio y el equipo económico del PSOE, el viernes—, "tiene claro sus compañeros de viaje" (Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias), "quiere un cheque en blanco para mayor gloria" para su proyecto "neoliberal" de país. Y en esas condiciones el PSOE no podía votar otra cosa que no, alegó. En todo caso, las circunstancias económicas y presupuestarias "no son las mismas" que hace más de medio año y lo "absurdo" sería "ir con orejeras".

Un momento de la reunión de la permanente de la ejecutiva federal del PSOE de este 3 de julio, que incorporó a Guillermo Fernández Vara y Abel Caballero, más el portavoz económico en el Congreso, Pedro Saura (Borja Puig | PSOE)
Un momento de la reunión de la permanente de la ejecutiva federal del PSOE de este 3 de julio, que incorporó a Guillermo Fernández Vara y Abel Caballero, más el portavoz económico en el Congreso, Pedro Saura (Borja Puig | PSOE)


Y si el Ejecutivo no se mueve, Ferraz entiende que entonces tampoco debe hacerlo el partido. "No somos el equipo de salvamento del PP. ¿Quién gobierna? ¿Quién tiene que sacar adelante sus propuestas? El PP. No vamos a ir a su rescate, ya hemos asumido algún coste", contestó Ábalos, deslizando que ya ha sido castigado el PSOE por aproximarse al Gobierno. El número tres sí recordó que su formación tiene "más que acreditada" su visión de Estado y que ha ofredido pactos al PP sobre cuestiones clave, como sobre la lucha antiterrorista. Por eso le "duele" más que el Ejecutivo del PP esté "desmantelando" el Estado del bienestar que el PSOE ayudó a construir.

El PSOE complementará su resolución de rechazo con su propuesta de reforma fiscal progresiva, según explicó el secretario de Política Económica, Manu Escudero. El dirigente adelantó dos propuestas concretas: que se avance en la "homogeneización del tratamiento de las rentas de capital con respecto a las del trabajo", lo que afectaría al 10% de los más ricos, y que se establezca un impuesto mínimo de Sociedades del 15% para los 3.000 grupos empresariales que hay en España y que suponen el 2% del total de compañías en todo el país.

En la reunión de la permanente de la ejecutiva —el primer anillo de poder— no se oyeron discrepancias. Todo lo contrario, se escucharon opiniones que "reforzaban los argumentos del no", indicaban varios dirigentes consultados por este periódico. Tampoco se opuso a la posición final el alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el susanista Abel Caballero, que llevó la voz de los ayuntamientos. "Buen debate y muchas aportaciones. Lo de hoy era muy importante para todos. Y todos estuvimos en la misma línea", indicaba un responsable de mucho peso.

El PSOE dice no al techo de gasto y carga contra C's por pedir una bajada de impuestos

Sánchez no llamará a Rajoy

De todo esto no habrá una conversación entre Sánchez y Rajoy. Básicamente porque no hay cita en La Moncloa en el horizonte. El secretario general sí será recibido mañana martes por el Rey en la Zarzuela, a las 11 horas, pero el presidente del Gobierno no le ha convocado tras su reelección como líder del PSOE. Su única conversación se produjo hace más de un mes, y fue por teléfono, ceñida exclusivamente a Cataluña. Pero Sánchez no será el que marque el número para ser atendido, dejó claro Ábalos: "No va a estar llamando a ver si le recibe" Rajoy, al que pidió que "asuma" que es el jefe del Ejecutivo y que hay "un secretario general elegido del que sigue siendo el principal partido de la izquierda y de la oposición".

La dirección califica de "delirante" el borrador de la ley de ruptura de Cataluña y lo ve más como un acto de "propaganda política" con fines "electorales"

La semana pasada, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, sostuvo que Rajoy estará "encantado" de hablar con el líder socialista cuando él quiera. "A mí me da igual que esté encantado o no", recogió Ábalos. "No sabemos si su agenda es laxa o está constreñida, pero todo depende de la agenda y de los modales del presidente". Rajoy, abundó, "ya sabe lo que tiene que hacer", aunque "es absurdo que estas cosas se estén planteando en los medios de comunicación, teniendo teléfonos como tenemos hoy en día". Llama la atención que Rajoy sí haya despachado con el nuevo líder de CCOO, Unai Sordo, elegido este fin de semana en el 11º Congreso confederal, y no con Sánchez, cuando ganó las primarias el 21 de mayo y cerró su cónclave el 18 de junio.

El PSOE dice no al techo de gasto y carga contra C's por pedir una bajada de impuestos

Tanto el número tres como Vara respondieron a las preguntas sobre Cataluña, sobre el segundo borrador de ley de ruptura que este lunes adelantaron 'El País' y 'La Vanguardia'. Ábalos calificó de "delirante" el planteamiento de las fuerzas independentistas, que "no resiste ninguna prueba de legalidad" y que ha de entenderse como "un acto más de propaganda política", con fines "partidistas" y "electorales", ya que el PSOE entiende que ni se llegará al referéndum del 1 de octubre y menos a la aplicación de la Ley de Transitoriedad Jurídica, destinada a configurar el marco normativo sobre el que se levantaría la futura República catalana en caso de que triunfase el sí a la independencia. Vara abundó en la argumentación: no se puede desbordar la Constitución, aunque tampoco se arregla el conflicto con Cataluña con "portazos".

Ferraz no se considera "derrotada" por la victoria en avales de Ximo Puig

José Luis Ábalos comparecía en Ferraz apenas horas después de que se conociera el resultado del primer 'round' entre el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y el candidato más próximo a Pedro Sánchez, Rafa García, alcalde de Burjassot, en su disputa por el liderazgo del PSPV. Puig logró 7.584 avales, frente a los 4.411 de su rival, ambos por encima de los 1.840 exigidos para formalizar las candidaturas.

Ábalos, aún secretario provincial valenciano, sostuvo que no se siente "ni triunfador ni derrotado" por el hecho de que García haya sido batido en esta primera prueba con Puig, a falta de que los militantes voten en primarias el 16 de julio. "Yo no me presento a nada. Si me presentara, me emplearía en ello. Soy secretario de Organización federal y ya es suficiente responsabilidad, y espero que no me inviten a medirme en nada". 

Pero a la vez lanzó una pulla directa al 'president'. "Las primarias hay que creérselas" y al partido le corresponde favorecer que las haya, como se indica en los estatutos, y eso se hace "no buscando candidatos", sino tratando de que "no haya cortapisas ni vetos" para ningún aspirante que quiera postularse. "Los procesos van surgiendo, se van desarrollando, se van recogiendo avales, se vota, se proclama al ganador y decimos '¡viva el secretario general!'. Así que absoluta naturalidad", señaló, intentando no vincular la imagen de Ferraz a la de García. 

Ábalos negó "problemas" con ninguno de los aspirantes, y sostuvo que "los compañeros que se presentan" buscan "lo mejor" para el PSOE. Puig, sin embargo, siempre entendió que Ferraz estaba lanzando a García para socavar su liderazgo, y con ello poniendo en peligro la estabilidad del Gobierno valenciano. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios