IGLESIAS MOSTRÓ SU APOYO A LAS PROTESTAS

Los agricultores extremeños amenazan con protestas frente a la casa de Pablo Iglesias

El presidente de APAG Extremadura Asaja asegura que seguirán el "consejo" del vicepresidente segundo y aumentarán así sus reivindicaciones contra el Gobierno

Foto: Yolanda Díaz y Pablo Iglesias, durante la reunión del pasado viernes con los sindicatos agrarios. (EFE)
Yolanda Díaz y Pablo Iglesias, durante la reunión del pasado viernes con los sindicatos agrarios. (EFE)

La organización agraria APAG Extremadura Asaja ha anunciado este jueves que su próxima movilización tendrá lugar en Galapagar (Madrid), justo a las puertas de la residencia del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. "Le vamos a hacer llegar nuestras reivindicaciones muy de cerca", declara a El Confidencial Juan Metidieri, presidente de la asociación.

En un encuentro con varias de estas entidades celebrado el pasado martes, el vicepresidente trasladó su apoyo a los trabajadores que participaban en las protestas. "¡Seguid apretando, que tenéis razón!", les dijo. "Y eso vamos a hacer", expresa el responsable, que califica de "frívola" la actitud del secretario general de Unidas Podemos.

"Los ministerios de Agricultura, de Seguridad Social, de Trabajo y de Economía podrían hacer algo, e Iglesias, como vicepresidente del Gobierno que es, podría influir en ellos", expresa Metidieri. Y se queja de que, "a ultimísima hora", el Gobierno canceló la invitación a las asociaciones agrarias extremeñas y andaluzas para una reunión anterior, celebrada el día 14 y en la que representantes de los sindicatos sí conversaron con Iglesias y Yolanda Díaz, responsable de Trabajo.

Reunión de Díaz e Iglesias con los sindicatos agrarios, el pasado 14 de febrero. (EFE)
Reunión de Díaz e Iglesias con los sindicatos agrarios, el pasado 14 de febrero. (EFE)

Asaja se quedó fuera el día 14 —sus representantes ya estaban en Madrid y, en un primer momento, llegaron a pensar que la entrevista se había cancelado por completo— y no se reunieron con el vicepresidente y la ministra hasta el pasado martes 18.

Una cita en la que, entre otras medidas, las organizaciones agrarias buscaban obtener una disminución de las cuotas empresariales a la Seguridad Social tras la subida del salario mínimo interprofesional. Pretensión que no se materializó al exceder las competencias de Trabajo.

Ante las críticas, este último departamento había alegado que prefería mantener dos reuniones separadas —una con las asociaciones y otra con los representantes sindicales—, como finalmente hizo.

Iglesias trasladó el pasado martes su apoyo a las protestas agrarias. "¡Seguid apretando, que tenéis razón!", les dijo

Las consecuencias del plantón llegaron a exceder el sector primario. El mismo día de la primera cita, la patronal CEOE anunciaba que se retiraba del diálogo con UGT y Comisiones Obreras (CCOO) en el que abordaban la futura reforma de la legislación laboral y que volverá a retomarse mañana, una semana después.

Metidieri critica que el encuentro entre los sindicatos y Díaz se tradujera únicamente en una rebaja de 35 a 20 en las peonadas —esto es, del número de jornadas de trabajo en el campo— necesarias para acceder al Programa de Fomento del Empleo Agrario, el antiguo PER, un subsidio que reciben los trabajadores que las realizan. "Eso lleva a seguir anclando Extremadura y no conduce a la creación de riqueza sino a la creación de pobreza", asegura.

Protestas en Extremadura convocadas por las organizaciones agrarias. (EFE)
Protestas en Extremadura convocadas por las organizaciones agrarias. (EFE)

"Nos cancelaron la primera invitación a la reunión, pero luego nos dicen que llevamos razón y que sigamos apretando", recuerda el presidente de la rama pacense de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores, Asaja, la mayor agrupación del sector e integrada en la CEOE. "Pues seguimos su consejo y eso vamos a hacer", sentencia. Arremete también contra la postura en el conflicto de Pablo Iglesias: "Se quiere postular como titular de Agricultura y Ganadería".

Tras el plantón del día 14, las organizaciones agrarias se reunieron con Pablo Iglesias y Yolanda Díaz el pasado martes

A su juicio, el número tres del Gobierno también tiene influencia para reclamar medidas beneficiosas para el campo, como un fortalecimiento de la política agraria común (PAC), la regulación europea de las labores agrícolas.

La fecha de la concentración frente al chalé galapagueño de Iglesias aún no está clara. Dependerá de los permisos de la Delegación del Gobierno en Madrid, en manos del socialista José Manuel Franco. Las movilizaciones de hace dos días interrumpieron todos los accesos a Extremadura. "Imagínense lo que se puede hacer en una urbanización", subraya Metidieri.

Y reitera los motivos de las protestas que han llevado a los agricultores a cortar autovías y colapsar el centro de varias ciudades. Piden, dice, precios justos —"no puedes estar un año detrás de un cultivo y que luego no recuperes ni lo invertido"—, así como un fortalecimiento —"o al menos el mantenimiento"— de la PAC. Exigen también una menor burocracia y que los controles y requisitos exigidos a los productos ganaderos extracomunitarios sean los mismos que los que deben cumplir los de la Unión Europea.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
85 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios