IGLESIAS TRASLADA DISCULPAS A LA AGRICULTURA

La CEOE del campo estalla contra Díaz y busca negociar con Calviño y Planas

Asaja pide "interlocutores fiables" después del desplante de Díaz a las organizaciones agrarias. Iglesias se desmarca del caos en la reunión para tratar la crisis del campo

Foto: Pablo Iglesias y Yolanda Díaz en la reunión con los sindicatos agrarios. (EFE)
Pablo Iglesias y Yolanda Díaz en la reunión con los sindicatos agrarios. (EFE)
Adelantado en

Fue un primer aviso, de la CEOE y de Asaja. La patronal se levantó de la reunión de la mesa del diálogo social por el plantón de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a los agricultores. Después de eso, los agricultores pidieron una entrevista a Díaz y la retomarán la semana que viene. Pero hay más. La patronal está intentando puentear a Díaz buscando un trato directo con la vicepresidenta Nadia Calviño mientras los agricultores lo esperan con Luis Planas. "Buscamos interlocutores fiables que traten de dar soluciones a los problemas que tiene el sector agrario y Yolanda Díaz ha demostrado un gran desconocimiento del sector agrario español", explica a este diario Pedro Barato, presidente de Asaja, organización integrada en la CEOE. La llamada de Julio Rodríguez, jefe de gabinete de Iglesias, para disculparse no terminó de hacer efecto.

El campo arde de punta a punta. A un malestar difuso larvado desde hace tiempo y a una sensación de abandono se han unido malas cosechas, bajos precios, regulaciones y la subida del salario mínimo. Ahora, el campo español afronta unos recortes con el nuevo presupuesto europeo con la nueva PAC que el sector cifra en 1.000 millones anuales frente a los 6.000 que recibe ahora.

Las organizaciones agrarias se temían lo peor cuando entre martes y miércoles comenzaron a recibir una cita de reunión para el viernes en el Ministerio de Trabajo. Al encuentro estaban convocados los sindicatos agrarios de Extremadura y Andalucía y las organizaciones agrarias, Asaja, UPA y Coag. Como estaban citados los representantes de los jornaleros de las dos regiones en las que más se usa el subsidio del antiguo PER, la opción que manejaron era que el Gobierno pensaba cumplir la promesa de rebajar el número de peonadas para acceder al subsidio agrícola.

El Gobierno hará lo que ya hizo en 2018, bajar de 35 a 20 el número de peonadas necesarias para acceder al subsidio. En teoría eso no afecta a las patronales, que llevan semanas de protestas y que este viernes colapsaron el centro de Valencia y Córdoba. Solo en teoría, porque los agricultores consideran que en la práctica eso rebaja la mano de obra disponible y acabará encareciendo el jornal, lo que se suma a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

A última hora de la tarde del jueves, el gabinete de la ministra llamó a los responsables de las patronales para anular la reunión. Estos pensaron que se había cancelado pero su sorpresa llegó al ver la agenda oficial del Gobierno para el viernes. Allí seguía la reunión pero con el vicepresidente Pablo Iglesias, que no tiene competencias en el campo, como protagonista. "Se reúne, junto a la ministra de Trabajo y Economía Social, con los sindicatos agrarios de Andalucía y Extremadura, en la sede del Ministerio de Trabajo y Economía Social".

Protestas en Málaga. (EFE)
Protestas en Málaga. (EFE)

Los asistentes, que ya estaban en Madrid alguno procedente de Almería, estallaron. Eduardo López, secretario general de COAG Andalucía, saltó en Onda Cero. "Al Gobierno le pedimos seriedad a la hora de trabajar en el sector agrario. Estamos cansados de que no nos tomen en serio. Hay tres organizaciones agrarias representativas, que han consolidado su representación durante décadas".

"Buscamos interlocutores fiables que traten de dar soluciones a los problemas que tiene el sector agrario, no a quien tergiversa las reuniones del sector agrario. Yolanda Díaz ha demostrado un gran desconocimiento del sector agrario español", explica Barato. Asaja está participando en las protestas masivas que se suceden cada día. El viernes colapsaron Valencia y hubo miles de tractores bloqueando carreteras en Córdoba, la tierra de Luis Planas, ministro de Agricultura (PSOE).

Iglesias, que oficialmente no tiene competencias en el campo, se desliga de la anulación de la reunión y desde la vicepresidencia lo achacan a Trabajo. El departamento de Yolanda Díaz limita lo ocurrido a una confusión y señala que nunca había convocado la reunión oficialmente. Díaz ha citado para el martes a las asociaciones pero estos lo han retrasado. La semana que viene prosiguen las movilizaciones.

Miguel Blanco, secretario general de COAG, no es tan beligerante con el Gobierno. Le hemos enviado una carta a la ministra en la que manifestamos nuestro malestar, nuestro enfado por cómo se hizo la convocatoria que se hizo de forma desordenada y la desconvocatoria, que ha sido todavía más grave. Nos hemos molestado y le hemos trasladado nuestro malestar y le hemos pedido que convoque de nuevo a las organizaciones representativas". Blanco sí confía en reconducir la situación con Díaz. "Confiamos en que se reconduzca y que haya sido un error lamentable por la falta de experiencia. Nos han pedido disculpas por el desaguisado. Aceptamos las disculpas y las aceptamos pese al malestar".

La cita con Iglesias, Díaz y los sindicatos se celebró a solo unos metros del encuentro que tenían previsto, como cada viernes, representantes de la CEOE y los sindicatos. La reunión se suspendió porque los altos cargos tenían que pasar a la otra sala, lo que desconcertó a los responsables del diálogo social. Al conocer el plante, el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, pidió a sus representantes que se levantaran de la mesa. Y los sindicatos también dieron por suspendida la reunión. Para que los fotógrafos que esperaban a inmortalizar a Iglesias con los jornaleros no los vieran les hicieron salir por un lateral. Trabajo insiste en que el diálogo social no se ha roto

Según fuentes empresariales, la patronal llevaba tiempo buscando una interlocución al margen de Díaz y este episodio se lo pone en bandeja. La CEOE prefiere tratar con José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, y con la vicepresidenta Nadia Calviño. La industria alimentaria ya envió hace una semana una carta a Pedro Sánchez pidiendo que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) siga dependiendo de Sanidad y no de un órgano tripartito entre Sanidad, Agricultura y Consumo, donde está Alberto Garzón (Unidas Podemos) como ministro.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios