según labour behind the label

Un informe señala a Zara y Geox por los sueldos de sus zapateros en Europa del Este

No hace falta viajar a Bangladesh. Un estudio saca las vergüenzas de Zara y Geox (entre otras) al desvelar las condiciones de sus fabricantes de calzado en países como Albania

Foto: Zara es una de las marcas citadas en el informe 'Labour on a shoe string'.
Zara es una de las marcas citadas en el informe 'Labour on a shoe string'.

'Made in Europe' no siempre es sinónimo de sueldos dignos. Un estudio de Labour Behind The Label demuestra que no hace falta irse a Bangladesh para toparse con retribuciones deficientes en la industria manufacturera. Este grupo de presión británico cita a marcas como Zara, Geox, Lowa o Deichmann en su último informe, tras analizar cómo son las condiciones laborales para los fabricantes de calzado en Albania, Bosnia, Macedonia, Polonia, Rumanía y Eslovaquia.

Las conclusiones no solo hablan de salarios que no permiten cubrir las necesidades básicas de los empleados. La discriminación de género, las dificultades para coger vacaciones completas, las horas extra sin remunerar o los riesgos para la salud en el puesto de trabajo por la presencia de sustancias tóxicas son algunos de los problemas que los investigadores han detectado tras entrevistar a 179 trabajadores de 12 fábricas diferentes en los citados países.

La brecha entre los sueldos y el coste de la vida es tan grande como en Asia. (Fuente: Labour Behind the Label)
La brecha entre los sueldos y el coste de la vida es tan grande como en Asia. (Fuente: Labour Behind the Label)

Seis naciones y un mismo drama: sueldos suficientes para vivir... en la pobreza. 'Labour on a shoe string' habla de salarios "dramáticamente bajos" que no permiten sobrevivir en unas regiones ya de por sí pobres. "Su poder adquisitivo es comparable al de China o Indonesia" o incluso inferior, denuncian. En esos países, hay 120.000 personas trabajando en la industria del calzado.

Como ya adelantó 'The Guardian', los autores del estudio señalan a grandes firmas que se refugian en el ‘Made in Italy’ o ‘Made in Germany’ para sugerir a sus clientes que los zapatos son de alta calidad, omitiendo que en realidad han sido fabricados en zonas de bajos costes laborales. Algunas marcas como la italiana Geox se desvinculan por completo de este asunto, al dejar claro que sus etiquetas siempre se corresponden con el país de producción, sin excepciones.

Zara y su código de conducta

Inditex confirma que trabaja con fábricas de calzado en dos de los seis países, Rumanía y Albania, pero matiza que se trata de una cantidad muy pequeña respecto al total. No precisa porcentajes, si bien asegura que el grueso de producción de zapatos se concentra en España y Portugal. Según su memoria anual de 2015, la compañía vigila que fabricantes y proveedores sigan un código de conducta de obligado cumplimiento, en línea con lo que marca la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Su objetivo es garantizar una cadena de suministro "estable y sostenible" en todos los países donde opera. Este programa entra dentro del plan estratégico 2014-2018, y pasa por "conocer correctamente a los proveedores, realizarles una evaluación exhaustiva y ayudarles a mejorar las condiciones laborales". Inditex cuenta con 1.725 proveedores y 6.298 fábricas en más de 50 países.

Líneas de actuación de Inditex con sus proveedores.
Líneas de actuación de Inditex con sus proveedores.
La empresa fundada por Amancio Ortega realizó 10.977 auditorías en 2015 en los países donde produce o donde trabaja con proveedores locales, como Marruecos, China, Turquía o Bangladesh. "Contribuimos a objetivos tan relevantes como la reducción de las desigualdades, la protección de la salud y el bienestar o la promoción del trabajo decente y el crecimiento económico".

Si tomamos el salario mínimo interprofesional como referencia, las diferencias entre europeos son abismales. Un albano cobra una quinta parte del SMI alemán: apenas 0,80 euros por hora trabajada. La situación es especialmente grave para los que no llegan ni al límite establecido por ley, y no son pocos. Los investigadores han detectado que uno de cada tres zapateros de Albania cobra menos de 121 euros al mes (SMI).

¿Cuántas horas tienen que trabajar los empleados para comprarse unos zapatos de 50 euros? (Fuente: LBL)
¿Cuántas horas tienen que trabajar los empleados para comprarse unos zapatos de 50 euros? (Fuente: LBL)

"Mi padre nos manda dinero y así vamos tirando"

El salario mínimo asciende a 163 euros mensuales en el caso de Macedonia, si bien la retribución media de los trabajadores del calzado en ese país apenas alcanza los 145 euros. Los bosnios (0,92 euros por hora trabajada) y los rumanos (0,88 euros) tampoco cobran mucho más. Los polacos (1,81 euros) y eslovacos (2,01 euros) son los mejor pagados de la lista.

"Lo más complicado es pagar la calefacción en invierno. Nuestros padres trabajan en España, nos mandan algo cada pocos meses y así vamos tirando", explica una rumana a los autores del informe. Pedir dinero prestado es una de las maniobras más frecuentes para salir adelante en ese país, o así lo desvelan los testimonios. Otro compañero se queja de que los precios continúan subiendo mientras los sueldos permanecen congelados. "Llevo 11 años trabajando en la misma fábrica y nunca he visto un aumento".

Fuente: 'Labour Behind the Label'.
Fuente: 'Labour Behind the Label'.
A los bajos sueldos se suman las condiciones de insalubridad en las fábricas. "Ir al baño es asqueroso. Usamos una única letrina para 200 mujeres, y el olor es tan fuerte que se traspasa a nuestra ropa. En verano, hace muchísimo calor y estamos todas sudando. Encima no hay agua disponible y nos vemos obligadas a beber del grifo, aunque no sea potable. Nos hemos quejado muchas veces, pero nadie hace nada", relata otra empleada del sector.

Ninguno de los 179 entrevistados ha visto jamás una inspección de trabajoEso sin contar con los productos químicos perjudiciales para la salud de los trabajadores. Los encuestados en Macedonia, donde Geox producía parte de su calzado, dicen no usar guantes que protejan su piel porque esto implica "una pérdida de productividad y un salario más bajo". 

Ninguno de los 179 entrevistados ha presenciado jamás una inspección de trabajo. Los investigadores también han detectado casos de mujeres que ganan menos que los hombres en un mismo puesto de trabajo y no tienen a quién acudir ante la ausencia de uniones sindicales. La mayoría de las personas contactadas por los autores del estudio no quisieron hablar por miedo a represalias.

Geox decidió salir de Macedonia a principios de año.
Geox decidió salir de Macedonia a principios de año.

Geox ya no produce en Macedonia

La firma italiana se retiró de este país a principios de 2016, aunque sigue produciendo una pequeña parte en Albania. Ahora concentra la mayoría de producción en Serbia, donde cuenta con una fábrica que gestiona directamente. Todos los proveedores que trabajan con Geox deben acogerse a un código de conducta que la empresa diseñó en 2014.

"No estamos de acuerdo con las acusaciones enunciadas en el informe. Resultan incomprensibles, porque nuestras investigaciones dan lugar a otras conclusiones", explican por su parte fuentes de Deichmann. El grupo alemán asegura que realizó auditorías a su proveedor en Macedonia en mayo de 2016. "Se llevaron a cabo entrevistas individuales con 20 empleados, y los resultados no coinciden". 

Deichmann también cuenta con un código de conducta para garantizar que las condiciones laborales son "justas, seguras, éticas y responsables". Este periódico ha contactado con todas las demás compañías señaladas en el informe, como las alemanas Lowa y Ara Shoes, la suiza Bata o el grupo austríaco Leder und Shuh, pero no ha recibido respuesta.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios