comparativa por países

El salario mínimo francés duplica al español y el de Luxemburgo lo triplica

El SMI se queda en 655€ tras la subida del 1% aprobada por el Gobierno, apenas siete euros más. España sigue a años luz de sus vecinos europeos más desarrollados en cuanto a nivel salarial

Foto: El salario mínimo aumenta a 655€ al mes en 2016. (Corbis)
El salario mínimo aumenta a 655€ al mes en 2016. (Corbis)

Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Reino Unido... Los países más ricos de nuestro entorno superan con creces a España en la cuantía del salario mínimo interprofesional (SMI). La diferencia sigue siendo abismal pese a la subida recién aprobada por el Gobierno para 2016: apenas un 1%, 655,20 euros al mes frente a los 648 actuales. "Esa minúscula subida no te cubre prácticamente ni el IPC" y perpetúa la figura de los trabajadores pobres que tienen que acudir a comedores sociales pese a tener un empleo, asegura el experto Jauma Gurt, portavoz de Infojobs. Si bien es cierto que países como Francia, Bélgica o Alemania duplican a España en SMI con cuantías superiores a los 1.400 euros mensuales en doce pagas, no se puede perder de vista que el coste de la vida es más alto en estos países. Pero... ¿Hasta qué punto?

Luxemburgo lidera el ránking con una renta mínima que equivale a tres SMI españoles (1.923 euros al mes). Claro, ¿y los precios?, se preguntarán los lectores con mucha razón. Según las últimas actualizaciones de Numbeo, la mayor base de datos digital sobre los costes de bienes y servicios en todo el mundo, la vida en Luxemburgo es un 47% más cara que en España y sus salarios son un 161% más altos que los nuestros. Para que nos hagamos una idea, alquilar un apartamento de una habitación en el centro cuesta 1.199€ frente a los 504€ que podría costar de media en España según datos de este portal. Algo parecido pasa en Reino Unido, un país más parecido al nuestro por tamaño donde los precios son un 43% más altos y los sueldos superan a los españoles en un 92%.

No obstante, las diferencias de precios se reducen al comparar España con otros países de estructura similar como Francia, donde un litro de leche cuesta 0,94€ frente a los 0,78€ de aquí o un ticket sencillo de transporte apenas roza los 1,60€ de media. El alquiler medio de un apartamento pequeño y céntrico es de 685€, si bien la cifra se incrementa hasta los 1.104€ si hablamos de París, una de las capitales europeas más caras. El salario mínimo de los franceses es de 1.458 euros según datos de Eurostat, un poco por debajo de los 1.473 euros de Alemania. La vida allí es apenas un 17% más cara que en España, aunque su nivel salarial poco tiene que ver con el nuestro. Este país fue uno de los últimos en implantar el SMI: no menos de 8,5€ la hora. Algunos ni siquiera lo han hecho ni entra en sus planes. ¿Por qué?

Países europeos sin salario mínimo

Finlandia, Suecia, Dinamarca, Italia, Chipre, Austria... Ninguno de ellos cuenta con SMI, para sorpresa de muchos. "Quizá esos países se preguntan por qué hay que poner un salario mínimo en un mercado tan grande. ¿Cómo establecer la misma cuantía para una persona de 16 años que para otra de 40, con recorridos profesionales diferentes? Tienen la idea de que hay que pagar a cada uno por lo que vale, por lo que aporta en función de su experiencia y formación", plantea Coral Jaén, responsable de comunicación de Infoempleo. Reino Unido, por ejemplo, establece una retribución mínima que varía según la edad: 9€ por hora para mayores de 21, 7,1€ para la franja comprendida entre 18 y 21 o 5,2€ para los menores de 18. Jaén rechaza este criterio porque no comprende la cualificación ni la experiencia laboral, elementos que a su juicio deberían tenerse muy en cuenta.

Las sociedades maduras pueden permitirse renunciar al salario mínimo porque existe otra mentalidadLlama la atención el caso de Suiza, donde el 76% de los ciudadanos dijo 'no' a la implantación del SMI en un referéndum celebrado en 2014. De haberse aprobado, hoy sería el más alto de toda Europa: 4.050 euros al mes. Frente a las voces críticas que rechazan la fórmula del salario mínimo por considerarla una barrera de entrada al mercado laboral, Jaén cree que no fijar unas líneas rojas puede ser un arma de doble filo que dejaría desprotegidos a los trabajadores. ¿Cómo se explica que algunos de los países europeos más avanzados opten por esta opción? "Es una cuestión de madurez. Las sociedades maduras pueden permitirse quitar ese límite porque existe otra mentalidad. Si eso mismo se hace en España, se daría rienda suelta a los empresarios para explotar y malpagar a los trabajadores". Gurt justifica así que exista un control en un país carente de esa responsabilidad individual y colectiva que sí aprecia en otras sociedades.

Aunque los salarios mínimos europeos no se pueden comparar sin referirse a los precios y a la situación económica de cada país, existen otros factores que agrandan esa brecha. Jaén pone a Francia como ejemplo: "Allí se ha trabajado muchísimo desde los gobiernos" para velar por los derechos de los trabajadores y aumentar el SMI año tras año, cosa que aquí ha evolucionado muy lentamente. Eso sin contar con que la crisis ha golpeado con mucha más fuerza a nuestro país y a otros como Grecia (con SMI de 684€), Portugal (589€) o Irlanda, que mantiene su SMI intacto desde 2007 en 1.462 euros. En la cola de la lista se sitúan los búlgaros con un salario mínimo de 194€ al mes, por detrás de Rumanía (235€) y Lituania (325€). Basta con echar la vista atrás para comprobar que el salario mínimo en España era de 433€ mensuales en 2001. Hemos mejorado 222 euros en quince años.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios