ANUARIO ESTADÍSTICO DE LOS REGISTRADORES

Las familias destinan a la casa apenas un 30% de su salario, el mínimo en 12 años

La fuerte caída experimentada en los precios de la vivienda y la importante rebaja en los tipos de interés de las hipotecas han permitido que la vivienda sea, hoy en día, mucho más accesible

Foto: Foto: iStockphoto
Foto: iStockphoto

La fuerte caída experimentada en los precios de la vivienda y la importante rebaja en los tipos de interés de las hipotecas han permitido que la vivienda sea, hoy en día, mucho más accesible para quienes se plantean comprar casa en España. Y el porcentaje de los ingresos que debe destinar un hogar para acceder a ella es mucho menor que en plena locura inmobiliaria.

Así lo muestran los datos de los registradores. Su Anuario Estadístico de 2014 refleja cómo, por primera vez en 12 años –en 2003 arranca la serie histórica–, la accesibilidad, o lo que es lo mismo, el porcentaje que supone la cuota hipotecaria sobre el coste salarial, se sitúa por debajo del 30% –en concreto, el 29,90%–. Esta cifra se encuentra en línea con los parámetros de endeudamiento recomendados por el Banco de España y se sitúa muy lejos del 49,14% que llegó a alcanzarse a comienzos de 2008, cuando se fijaron los máximos de la serie histórica como consecuencia del intenso auge del mercado inmobiliario durante el periodo alcista y los máximos que alcanzó el precio de la vivienda. Unos niveles que, como recuerdan los registradores, "deberían recordarse para evitar algo parecido en un futuro ya que las consecuencias económicas y sociales fueron devastadoras”.

De hecho, los registradores esperan que se mantenga esta suave tendencia a la baja "como consecuencia de la necesaria reducción de los tipos de interés de contratación de los nuevos créditos hipotecarios".

Fuente: Colegio de Registradores de la Propiedad.
Fuente: Colegio de Registradores de la Propiedad.

Esta mejora en la accesibilidad ha ido acompañada de una drástica rebaja de los tipos de interés y de unos diferenciales mucho más atractivos en las hipotecas de los bancos, lo que, unido a unos precios de la vivienda mucho más bajos, se ha traducido en cuotas hipotecarias más reducidas.

Así, por ejemplo, la cuota media de la hipoteca de los españoles se situó el año pasado en 563,02 euros –el 29,9% respecto al coste salarial–, apenas unos euros por debajo de los 569,40 euros de 2013 –el 30,42% del coste salarial–, pero muy lejos de los más de 800 que se alcanzaron en 2008.

“El intenso descenso sufrido hasta 2011, periodo en el que se alcanzaron niveles próximos a los 600 euros, se mantuvo relativamente estable hasta comienzos de 2013, momento a partir del cual se produjeron nuevos descensos, junto a algún incremento, para dar paso a un decidido y constante descenso en los tres últimos trimestres de 2014”, señala el documento.  

Estos datos muestran la media a nivel nacional, pero buceando en los datos y entrando al detalle por comunidades autónomas se observan importantes diferencias entre ellas, debido, básicamente, a las importantes diferencias en los precios de la vivienda. Así, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid la cuota hipotecaria media es mucho mayor que en el resto de España. Casi 890 euros frente a los 563 de la media nacional. Le siguen Baleares (695,24 euros), País Vasco (634,21), Cataluña (624,67) y Navarra (564,65). Por el contrario, las cuotas hipotecarias medias más bajas se registran en Extremadura (353,58 euros), Murcia (390,40) y Castilla-La Mancha (397,30).

Precisamente, aquellas comunidades en las que la cuota hipotecaria es más elevada es donde los ciudadanos tienen mayores dificultades económicas para acceder a una vivienda. Así, por ejemplo, en Baleares es donde se encuentra el mayor porcentaje del coste salarial necesario para comprar casa. En las islas se alcanza incluso el 40%, mientras que en la Comunidad de Madrid la accesibilidad se sitúa en el 39,43% y en Cataluña, en el 31,25%. En el extremo opuesto están Extremadura (22,85%), Castilla-La Mancha (23,11%) y Murcia (23,25%), muy por debajo de la media nacional. De hecho, en la Comunidad de Madrid, la cuota hipotecaria es más de 2,5 veces la de Extremadura, y no sólo eso, sino que, al ser Madrid una de las comunidades que está liderando la recuperación inmobiliaria, se han registrado incluso incrementos en la cuota hipotecaria mensual. 

Generalización de las mejoras de los indicadores de accesibilidad, con tres comunidades autónomas con tasas negativas en la cuota hipotecaria mensual media y en el porcentaje de dicha cuota con respecto al coste salarial, traduciéndose también en un pequeño incremento en la accesibilidad.

¿Puedes permitirte comprar casa? Multiplica

Escarmentados por las desastrosas consecuencias que el estallido de la burbuja inmobiliaria tuvo sobre miles de familias, la banca ha endurecido drásticamente el acceso al crédito en España. Por otro lado, los futuros compradores no quieren dar un paso en falso y adquirir una vivienda por encima de sus posibilidades, y son muchos los que echan mano de la calculadora antes de dar el paso.

Así, por ejemplo, los ratios razonables de endeudamiento indican que ninguna familia debería destinar los ingresos brutos de más de cuatro años para comprar una vivienda, no más del 30% del salario bruto. Pero ¿cómo podemos calcular si el precio de un inmueble es el adecuado a nuestras posibilidades económicas?

Fernando Encinar, jefe de Estudios de idealista.com, explicaba hace meses una regla muy sencilla: basta con multiplicar por cuatro los ingresos brutos anuales de ese hogar o familia. Así, por ejemplo, una familia con unos ingresos brutos anuales de 40.000 euros debería desechar viviendas de más de 160.000. 

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios