ENTREVISTA EN 'ANTENA 3 NOTICIAS 2'

Sánchez: la gran coalición es "el trampantojo que usan UP y PP antes de las elecciones"

El presidente advierte a Casado de que no puede aparentar ser "moderado" y luego "pactar con la ultraderecha". Acusa a Cs de "fortalecer" a Torra con su moción de censura "electoralista"

Foto: Pedro Sánchez, este 7 de octubre durante la entrevista en 'Antena 3 Noticias 2'. (EC)
Pedro Sánchez, este 7 de octubre durante la entrevista en 'Antena 3 Noticias 2'. (EC)

Que nadie vuelva a sacar del congelador el fantasma de la gran coalición porque el PSOE no piensa en ella. Ni la busca. Es el fantasma que periódicamente aparece y que para Pedro Sánchez es el "trampantojo" que emplea no solo Unidas Podemos, sino también el PP, para atizar a los socialistas antes de un proceso electoral. Pero él devuelve la pregunta a sus adversarios y les pide que expliciten si van a ayudar al desbloqueo del país o no.

El presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista concedió este lunes su primera entrevista en precampaña a 'Antena 3 Noticias 2'. La jornada la había arrancado horas antes también en Madrid, en el barrio de Lavapiés, donde presentó el adelanto de su programa electoral, en el que la medida estrella es la promesa de actualización de las pensiones en diciembre conforme al IPC real si revalida como jefe del Ejecutivo. Iniciativa que aprobará, confirmó en televisión, con un Gobierno con plenas capacidades, no en funciones. Sánchez aterrizaba en los platós apenas minutos después de que el Parlament rechazar la moción de censura promovida por Ciudadanos, a quien acusó de fortalecer, con su estrategia "electoralista", al 'president' de la Generalitat, Quim Torra.

[Consulte aquí en PDF la transcripción de la entrevista de Pedro Sánchez en Antena 3]

Pero esa entrevista también llegaba después de un fin de semana en el que han proliferado los titulares y los análisis favorables a una gran coalición. El pasado viernes, en La Toja, los expresidentes Mariano Rajoy y Felipe González apuntaban a la necesidad de un Gobierno estable aunque implique "coaliciones incómodas". Pablo Iglesias, mientras, se erigió en dique de contención de una alianza PSOE-PP a la que quiere apuntarse Cs. Y el conservador Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, aseguraba este lunes en 'La Razón' que el candidato que gane debe proponer ese pacto de los dos grandes partidos.

Lastra también descarta una gran coalición: "Es absurdo" y "nunca tendrá lugar", por mucho que pueda haber acuerdos puntuales PSOE-PP


"La gran coalición es el trampantojo que utilizan Unidas Podemos y también el PP antes de los procesos electorales, en campaña electoral, para decir poco menos que el PSOE lo que quiere es traicionar a sus votantes progresistas", aseguró Sánchez ante el periodista Vicente Vallés. Para el presidente, los morados emplean ese recurso para "esconder" que ha votado cuatro veces contra la formación de un Gobierno progresista y lo hacen el PP y Pablo Casado para "esconder sus pactos con la ultraderecha". Por la mañana, en una entrevista en 'Los desayunos de TVE', Adriana Lastra, la vicesecretaria general del partido, también había descartado la gran coalición. "Es absurdo" y "nunca tendrá lugar", aunque sí quepan los acuerdos puntuales entre PP y PSOE por asuntos de Estado.

Confrontación con Vox

En ese punto, Sánchez recordó que en un acto multitudinario en el palacio Vistalegre, el líder de Vox, Santiago Abascal, catalogó al PSOE de partido con una "historia criminal", igual que dos días antes su segundo, Javier Ortega Smith, criminalizó a las Trece Rosas, trece jóvenes militantes de las JSU fusiladas en agosto de 1939. "Y yo no he escuchado a ningún dirigente del PP descalificar y desmarcarse de ese tipo de exabruptos por parte de la ultraderecha. ¿Qué quiero decir con esto? Que no se puede ir de moderado y pactar con la ultraderecha". Sánchez cuestionaba así la imagen de moderación que ahora quiere proyectar el PP en estas elecciones, siguiendo una estrategia radicalmente contraria a la del 28-A. Al tiempo, subrayaba que el PSOE no ha cambiado de posición: sigue defendiendo la necesidad de un Gobierno progresista "que no dependa de los independentistas" y que sea "coherente y no esté dividido en dos".

Sánchez no se muestra inquieto con los sondeos que indican un estancamiento del PSOE. "Estamos en el punto de partida", señala. O sea, hay tiempo

Sánchez continuó reivindicando, por tanto, que solo el PSOE puede garantizar un Gobierno progresista y estable, porque es a la que todas las encuestas apuntan como la fuerza ganadora de los comicios, como ocurrió el 28-A y en las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo. El presidente no se mostró preocupado por los sondeos que indican un cierto estancamiento del PSOE. "Estamos en el punto de partida", señaló, porque quedan cinco semanas por delante. Lo importante, a su juicio, es que PP, Cs y UP respondan a la pregunta de si, una vez conocidos los resultados de las urnas, "escaño arriba, escaño abajo", "van a continuar con el bloqueo, sí o no".

En ese sentido, ahora que "se está hablando de multipartidismo", se preguntó "qué más da" tener 50 o cien partidos si cuando tras el voto de los ciudadanos lo que llega después es el "bloqueo".

Respuesta de "firmeza democrática"

Sánchez no entró en detalles de cómo quiere procurarse su investidura, pero sí despejó que el modelo que persigue es el que patrocinó en la legislatura fallida, un Ejecutivo del PSOE que pueda ser apoyado por las demás formaciones de izquierdas, porque una coalición "tal y como la concibió" Iglesias sigue siendo "inviable". A su vez, demanda la colaboración de populares y naranjas: su abstención por "responsabilidad", para que si no logran configurar una mayoría alternativa, al menos "permitan la gobernabilidad". Es decir, los pasos que intente el PSOE tras el 10-N no serán muy distintos a los que dio antes, con la diferencia de que ahora espera que la irrupción de Más País, el partido de Íñigo Errejón, abarate el coste de la alianza con Iglesias.

El candidato pide a los partidos que se dejen las iniciativas "electoralistas" y que tengan "altura de miras" y hagan lo que el PSOE hizo en la oposición

Los socialistas confían en una campaña de menos a más, que vaya calentándose en el tramo final, y en ese cambio del ambiente será clave, creen en la Moncloa, la sentencia del 'procés'. El fallo del Supremo revolverá el escenario político, y más si la respuesta del independentismo es abrupta hasta el punto de que se salte de nuevo la legalidad, lo que obligaría a una actuacioón del Gobierno. Actuación que apuntalaría la imagen del presidente, señalan en el Gobierno y en el partido. Sánchez insistió en que su Ejecutivo ha hecho los "deberes" y "contempla" todos los escenarios. La respuesta que dará el Gabinete socialista será "firmeza democrática", "proporcional" al desafío, y "unitaria", que espera pueda contar con el apoyo de PP y Cs y hasta de UP. Y ello a pesar de las diferencias que el PSOE y los morados tienen a cuenta del abordaje del conflicto en Cataluña y que precisamente desaconsejaban una coalición.

Los números no daban ni dan

Sánchez fue preguntado por Vallés por la moción de censura defendida este lunes por Cs en el Parlament contra Torra, y que fue rechazada con los votos del separatismo y de los comunes. El presidente señaló que, aunque hay motivos para echar al jefe del Govern, "lo que no se puede permitir es fortalecer a quien está en el Gobierno", que es lo que a su juicio han hecho los naranjas. Los de Rivera han reforzado a Torra porque este ha conseguido "una mayoría parlamentaria que no ha tenido durante toda la legislatura", al recabar el apoyo de los comunes. Y además "los números no dan para que prosperase la moción de censura".

El Gobierno espera subir las pensiones cuando esté al frente de un Ejecutivo "en plenas capacidades" y para eso es necesaria una "mayoría amplia"

El líder socialista subrayó que es "importante" que aunque estemos en campaña, los partidos aparquen las iniciativas que son "electoralistas y que no obedecen al interés general". Lo que espera es "altura de miras" por parte de PP y Cs y hagan "lo mismo que hizo el PSOE cuando estaba en la oposición", que es "apoyar al Gobierno de España".

Sobre la situación económica, Sánchez insistió en que los orígenes de la ralentización proceden de fuera, por factores como la guerra comercial de China y Estados Unidos. El Gobierno observa lo que ocurre sin "autocomplacencia" pero también sin "catastrofismo".

Vallés le recordó que entre las 35 medidas sociales que figuran en el avance de su programa y que se presentaron este lunes, se encuentra la actualización de las pensiones conforme al IPC real. Pero en diciembre puede que aún no haya nuevo Ejecutivo. ¿Las revisará aun estando en funciones? "Lo subiremos y espero ya con un Gobierno en plenas capacidades", señaló, dando a entender que descarta hacerlo si sigue en funciones. "Por eso es importante que tengamos un Gobierno cuanto antes, estable, que nos dé una mayoría parlamentaria amplia", justificó.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios