PRESENTACIÓN DEL AVANCE DEL PROGRAMA

Sánchez presenta al PSOE como el único con "proyecto para España" y de gobierno

Busca el contraste de su partido con los demás y alerta del multipartidismo como obstáculo para la gobernabilidad. "Vuelven a la carga para atraer a los nostálgicos del franquismo", dice sobre Vox

Foto: Pedro Sánchez, este 7 de octubre en el Espacio Rastro, en Madrid, durante la presentación del adelanto del programa del PSOE. (EFE)
Pedro Sánchez, este 7 de octubre en el Espacio Rastro, en Madrid, durante la presentación del adelanto del programa del PSOE. (EFE)

La idea va a estar muy presente en todo el recorrido hasta las elecciones generales del 10 de noviembre. Pedro Sánchez quiere que los ciudadanos vean al PSOE como la única oferta posible y realista. El único que puede garantizar la "estabilidad", una salida "progresista" y a la vez con "moderación". El único que puede hacer que España escape del "bloqueo". También el único que presenta un verdadero "proyecto para España", de país y de gobierno, frente a los demás, que solo presentarán meros programas electorales. El presidente desea jugar al contraste, explotar su posición institucional, oponerla frente a sus competidores.

El líder socialista añadió este último argumento en la presentación del avance del programa electoral del PSOE para el 10-N. Los '35 compromisos sociales' que su partido ofrece a los españoles. Lo hizo en un acto este lunes en el Espacio Rastro, en el madrileño barrio de Lavapiés, de nuevo rodeado de la plana mayor de su partido y de su Ejecutivo. Un encuentro de estética sencilla, con él como único orador, rodeado de banderas de España y de la Unión Europea, ambientado con la música épica que le acompaña en esta precampaña y que busca reforzar su perfil presidencial.

[Consulte aquí en PDF los '35 compromisos sociales' del PSOE]

Entre esas 35 medidas, destaca la primera de todas ellas, el compromiso de que en diciembre el nuevo Gobierno actualizará las pensiones de acuerdo con el IPC real. Pero, dados los datos de las encuestas, sigue apareciendo como improbable una rápida salida al bloqueo, así que la duda es si el actual Ejecutivo procederá a aplicar esa subida aun estando en funciones. La Moncloa es consciente de las complicaciones jurídicas, pues tiene mermadas sus capacidades.

El gran anuncio de precampaña es el compromiso de actualización en diciembre las pensiones de 2020 conforme al IPC real


En cualquier caso, ese fue el anuncio más relevante de una intervención larga y solemne, y que en ocasiones se hizo plomiza, pero cuya carga más política se hallaba al final, cuando recordó cómo en junio de 2018, cuando formó Gobierno, pidió por escrito a sus ministros "trabajar para las mayorías", con "honestidad" y en "diálogo con la sociedad". Tres ideas que quedan "reflejadas" en el adelanto de la oferta electoral vestida de largo este lunes.

Para "conjurar las amenazas"

"En estos días se irán presentando, digo yo, los programas de todos los partidos. Son numerosos, como las fuerzas que concurren. Pero según los iremos conociendo veremos que tienen una característica en común: son programas electorales, pero no son programas de gobierno. Están pensados para concurrir a unas elecciones, pero no para liderar desde el Gobierno un país", apuntó el presidente, remarcando el que para él es el rasgo cualitativo de su partido.

Unos, UP, quieren "condicionar" al PSOE; otros (Cs), le "levantan el veto", y otros (PP) lo quieren "vigilar". "Ninguno tiene un proyecto de país", advierte

"Y es así —siguió— porque unos dicen que quieren condicionar al PSOE, otros dicen que levantan el veto al PSOE, los de más allá quieren vigilar al PSOE. Ninguno tiene un proyecto de país, ninguno tiene un proyecto para España". De nuevo, Sánchez jugaba con esa idea de que solo su partido es el único que piensa en el país. Es, a fin de cuentas, lo que sintetiza su lema de precampaña: 'Ahora, Gobierno. Ahora, España'. En esa sentencia, mientras, se refería, sin citarlos, a sus tres principales adversarios: Unidas Podemos, que dice querer "condicionar" a los socialistas; Ciudadanos, que ahora "levanta" el cordón sanitario al PSOE, y el PP, que desea "vigilarlo". El presidente pretende que se visualice esa especie de frente contra el partido mayoritario.

Sánchez presenta al PSOE como el único con "proyecto para España" y de gobierno

Frente y también "sopa de siglas", como decía el secretario general en los últimos días en sus mítines. "Nos parece perfecto el pluripartidismo, bienvenidos sean tantos partidos como quieran votar los españoles". Pero tanta fragmentación, sostuvo, puede ser un problema: "¿De qué sirven ocho, diez o cien partidos si no hay un Gobierno que resuelva los problemas y las urgencias sociales de los españoles? ¿De qué sirve que se multipliquen las siglas si nuestro país no tiene un Gobierno estable y coherente? Nosotros sí presentamos hoy la base de un proyecto para España". Un proyecto, continuó, para "desbloquear España", para "conjurar las amenazas" que acechan (la respuesta independentista a la sentencia del 'procés', el Brexit y la desaceleración económica), para "dar seguridad a los mayores y oportunidades a los jóvenes", para "avanzar" ante los desafíos de un mundo que cambia, "para hacer las cosas bien, para convivir en paz", y para "la justicia social, fundamentado en el respeto y la moderación".

Equipos y programa

Sánchez pidió a los españoles que piensen no solo en el 10-N, sino en los próximos años, que mediten "quién puede guiar nuestro país con moderación hacia el progreso". "Quién tiene los equipos, quién tiene el programa", subrayó, volviendo a una idea también muy recurrente, y que le sirve para contrastar con las demás formaciones. Los otros partidos, también remarcó hoy, no tienen plantel económico, a diferencia de su Gobierno, momento que aprovechó para agradecer el trabajo de tres de las ministras presentes: Nadia Calviño (Economía), María Jesús Montero (Hacienda) y Magdalena Valerio (Trabajo). "Les pido humildemente", concluyó, "que piensen qué programa quieren para nuestro país y a quién quieren en el Gobierno de España. Les pido que ahora, en estas elecciones, piensen en el Gobierno de España". De nuevo, la gobernabilidad como eje del debate que quiere presentar el PSOE. Un "Gobierno progresista", añadió, con "mano tendida para acordar", pero también con "mano firme para defender el interés general". Con esta sentencia se remitía indirectamente a Cataluña y también a la negociación fallida con Unidas Podemos, puesto que haber aceptado sus exigencias le habría supuesto abdicar de sus convicciones.

"Ya sabemos cómo respondían a los discrepantes cuando gobernaban sus añorados ídolos", dice sobre Vox, y pide responderles el 10-N con "votos"

Este era el tramo final de un discurso que arrancó con la referencia al multitudinario acto de ayer domingo de Vox en el palacio Vistalegre de la capital. En él, el líder de la formación ultraderechista, Santiago Abascal, cargó durísimamente contra el PSOE, que definió como un partido de "historia criminal", cuyo último objetivo, tras la exhumación de Francisco Franco, es "derrocar" al Rey. "Parece que vuelven a la carga y se han lanzado a una competencia con el PP para atraer los votos de los nostálgicos del franquismo. No mancharemos nuestras bocas ni nuestros oídos repitiendo sus palabras —contestó Sánchez desde su acto de este lunes—. Ya sabemos cómo respondían a los discrepantes cuando gobernaban sus añorados ídolos. Os propongo que respondamos como hacemos los demócratas: se lo diremos el 10-N con nuestros votos".

La cúpula socialista analiza que no le vienen mal esos ataques implacables de la formación de ultraderecha, porque eso moviliza a sus votantes y sitúa la confrontación electoral en unos parámetros más sencillos y emocionales, la polarización izquierda-derecha, que tan rentable le resultó a Sánchez el 28-A. El presidente no se recreó, pero sí quería lanzar ese mensaje al comienzo de su discurso, igual que ayer su partido ya respondió vía Twitter a Abascal.

Los '35 compromisos sociales' —un remedo de las 110 medidas que lanzó el PSOE semanas antes de la campaña del 28-A, como paso previo a la presentación del programa íntegro—, un folleto de apenas nueve páginas, no presentan grandes novedades respecto a los documentos anteriores del partido, aunque en este caso se pierden las concreciones. Habrá que esperar si el texto final sí baja más al detalle.

"Ley y diálogo"

En esta ocasión, y a diferencia de lo ocurrido con las 110 medidas, sí se cita Cataluña, en coherencia con la impresión de que le permitirá captar votos de centro. El presidente también lo recogió en su discurso. Los socialistas insisten en que apuestan por un Estado de las autonomías "fuerte y cohesionado" y en que abordarán el conflicto de convivencia en Cataluña impulsando "el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña, siempre dentro de la Constitución". Primero ley y luego diálogo, como suele reiterar en las últimas semanas. Este compromiso va unido igualmente a la defensa del proyecto europeo.

Entre las principales propuestas que figuran en el documento publicado este lunes, están las siguientes:

  • Incremento del salario mínimo. El PSOE plantea situarlo al final de la legislatura en el 60% del sueldo medio, de acuerdo con lo establecido en la Carta Social Europea.
  • Derogación de los "aspectos más lesivos" de la reforma laboral. Otro de los clásicos de los programas socialistas, junto con la promesa de articular un nuevo Estatuto de los Trabajadores.
  • Apoyo a los autónomos.
  • Aprobación de la estrategia 'España nación emprendedora' y ley de 'startups'.
  • Racionalización de horarios para favorecer la corresponsabilidad de hombres y mujeres y favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.
  • Reforma de la legislación penal para garantizar que la falta de consentimiento de la mujer sea clave en la calificación de los delitos sexuales. Es decir, que si una mujer no dice sí expresamente, sea considerado todo lo demás un no. O sea, "solo sí es sí".

El PSOE defiende un Estado de las autonomías "fuerte y cohesionado" y abordar el conflicto catalán desde el diálogo pero con respeto a la Constitución

  • Abolición de la prostitución. El PSOE quiere impulsar una ley integral contra la trata con fines de explotación sexual para sancionar penalmente a quienes "contribuyan o se beneficien de la prostitución ajena, sancionando la demanda y la compra de prostitución".
  • Ingreso mínimo vital.
  • Ley de oferta de vivienda de alquiler seguro y estable a precios asequibles, movilizando las viviendas vacías y a los grandes tenedores de vivienda. El PSOE quiere recuperar la función social de la vivienda, frenando las subidas abusivas de los precios y apoyando a los jóvenes.
  • Eliminación progresiva de los copagos farmacéuticos, empezando por los pensionistas más vulnerables.
  • Incorporación de la atención bucodental a la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud.
  • Regulación de la eutanasia.

Sánchez presenta al PSOE como el único con "proyecto para España" y de gobierno

  • Reducción en al menos un 75% de las listas de espera de los beneficiarios del Sistema de Atención a la Dependencia, comenzando por los casos más graves y procurando la igualdad "en todos los territorios". Era una de las medidas incluidas en la oferta a Unidas Podemos del pasado septiembre.
  • Prohibición del corte de los suministros básicos de agua, luz y gas cuando el impago se deba a pobreza sobrevenida o a personas en situación de vulnerabilidad.
  • Universalización de la educación infantil para niños y niñas menores de tres años "a través de una red de recursos integrada, pública y gratuita".
  • Nueva Ley de Educación que supere la LOMCE y blinde la enseñanza pública con más recursos: la inversión educativa alcanzaría el 5% del PIB en 2025.
  • Incremento de las becas y ayudas al estudio en la universidad.
  • Una "fiscalidad justa". Aquí el PSOE no precisa qué cambios haría de las figuras impositivas, cuando sí entraba en detalles en otros textos. Simplemente afirma que promoverá un sistema más progresivo, que combatirá el fraude y la elusión tributaria y apunta a impuestos verdes.
  • Plan de regeneración democrática. Se incluirá una ley integral de lucha contra la currpción que regulará de manera más estricta las declaraciones de intereses de los altos cargos y fijará mejor las condiciones de incompatibilidad. También se endurecerían las sanciones.

Derogación de la reforma laboral, eliminación de los copagos, lucha contra la emergencia climática, abolición de la prostitución, 'solo sí es sí'...

  • Nueva Ley de Seguridad Ciudadana que sustituya a la 'ley mordaza' del PP.
  • Aprobación de un paquete de medidas a favor de la igualdad de trato, la no discriminación y la valoración positiva de la diversidad (una ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación, la ley contra la discriminación de las personas LGBTI, incluyendo la prohibición a nivel nacional de las terapias de reversión, y la reforma de la ley de identidad de género).
  • Impulso de un 'green New Deal' europeo.
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y los ministros Nadia Calviño, Magdalena Valerio, María Jesús Montero, Dolores Delgado, Fernando Grande-Marlaska, Isabel Celaá y Pedro Duque, junto con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y el secretario de Coordinación Territorial, Santos Cerdán, este 7 de octubre en la presentación del avance del programa socialista, en el Espacio Rastro, en Madrid. (Inma Mesa | PSOE)
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y los ministros Nadia Calviño, Magdalena Valerio, María Jesús Montero, Dolores Delgado, Fernando Grande-Marlaska, Isabel Celaá y Pedro Duque, junto con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y el secretario de Coordinación Territorial, Santos Cerdán, este 7 de octubre en la presentación del avance del programa socialista, en el Espacio Rastro, en Madrid. (Inma Mesa | PSOE)

  • Plan contra la emergencia climática.
  • Impulso del vehículo eléctrico. Aquí los socialistas evitan el lío generado en septiembre y recogen la posición consolidada del Ejecutivo: tomar medidas, de acuerdo con Europa, para que los turismos y vehículos comerciales nuevos no destinados a usos comerciales reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que "no más tarde de 2040" sean vehículo con cero emisiones de CO2.
  • Inversión total en ciencia e I+D+i del 2% del PIB al final de legislatura.

Además, como el presidente ya avanzó, el programa incluye el compromiso de constituir "consejos sectoriales de verificación en los que participará directamente la sociedad civil". Su misión es la de "evaluar el cumplimiento, por parte del Gobierno, de los compromisos sociales del PSOE" contenidos en el manifiesto electoral.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios