en un foro

Rajoy y González irrumpen en el 10-N y ya piden pactos esenciales ante el "bloquismo"

Han conversado este viernes durante casi una hora y media en el Foro La Toja Vínculo Atlántico. No han dejado escapar la ocasión para dar un tirón de orejas a la clase política actual

Foto: Rajoy y González, durante el foro. (EFE)
Rajoy y González, durante el foro. (EFE)

Felipe González y Mariano Rajoy han conversado este viernes durante casi una hora y media en el Foro La Toja Vínculo Atlántico. Los expresidentes no han dejado escapar la ocasión para dar un tirón de orejas a la clase política actual y para reclamar soluciones ante el "bloquismo" -así ha calificado el socialista la situación- que ahora vive el país. Aunque no han coincidido ante la idea de una gran coalición, sí que han compartido la necesidad de llegar a pactos en aspectos fundamentales que permitan la gobernabilidad del país, pese a que esto involucre a los dos grandes partidos.

Ante la pregunta de si negociarían de si negociarían un gobierno conjunto PP-PSOE, Felipe González ha respondido en un tono relajado y entre risas: "Él. sí. Yo, no". "Yo, sí. Ha acertado", ha replicado el popular. El exmandatario socialista ha reivindicado sus figuras frente a los liderazgos de hoy: "En la situación actual, con lo que está pasando, como mínimo somos Churchill", ha afirmado González, que ha provocado la carcajada de Rajoy.

Ante la repetición electoral y la opción de que el resultado del 10-N siga sin aportar mayorías claras, González ha reclamado a las formaciones que permitan una investidura. "Tienen que facilitar que se forme gobierno. Si es de mayoría, mejor. Y si no es de mayoría, se pueden pactar los temas fundamentales: la relación con Europa y algunas reformas estructurales. Se pueden pactar. Se pueden hacer algunas cosas", ha señalado.

El socialista ha ensalzado el ejemplo de Antonio Costa en Portugal con un gobierno en minoría -la 'vía portuguesa'- y ha recordado que entre PSOE y PP no hay tantas distancias en aspectos fundamentales para el país: "Tan diferentes no somos", ha comentado con Rajoy asintiendo a su lado.

Línea similar ha seguido Mariano Rajoy, que, tras recordar su moción de censura, ha incidido en que "sin mayoría no se pueden gobernar". "Lo que hay que hacer es un pacto para cuatro años con lo que se pueda hacer con lo que digan los españoles. Intentar gobernar sin mayoría no es posible", ha explicado el expresidente recorriendo levemente la historia electoral reciente.

En la situación actual, con lo que está pasando, como mínimo somos Winston Churchill

El también registrador de la propiedad ha recordado que en 2015 y 2016 propuso una gran coalición a PSOE y Ciudadanos, "con el éxito conocido por todos". Su objetivo, ha apuntado, era "romper una tradición absurda que impide las coaliciones entre partidos que han hecho tanto por España con sus errores".

González, ante una pregunta sobre la importancia de España en el contexto global, ha enfatizado la necesidad de "recuperar la estabilidad". "Tenemos que superar este sentimiento trágico de la existencia para intentar saber pactar y ponerse de acuerdo en temas esenciales para el país. Pasar del bipartidismo a, no el pluralismo, sino al bloquismo, donde los discursos dominantes se van a los extremos del bloque.... Esto no facilita la gobernanza".

Tal distensión ha dominado la charla, que al ser cuestionado por el peso de la ideología en un gobierno en la era actual, Rajoy ha recordado que subió el IRPF siete puntos en su primera medida al llegar a Moncloa, pese a haber prometido lo contrario en campaña electoral. "Fui un presidente de un gobierno de derechas que la primera decisión que tomé fue hacer un Consejo de Ministros y subir el IRPF siete puntos...", ["prometiendo Montoro que los bajaría", interrumpe González entre risas]... "La segunda fue nacionalizar unos cuantos bancos españoles, que también es muy de derechas como todo el mundo sabe, y la tercera fue hacer una gran operación de endeudamiento público porque si no quebraban algunas de nuestras comunidades autonómos... Esas fueron las tres primeras decisiones de un gobierno de derechas... La mejor dieta para un político, decía Churchill, es comerse sus propias palabras".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios