EL CONFIDENCIAL ENTREVISTA AL PRESIDENTE

Sánchez: "Contemplo todos los escenarios, desde la Ley de Seguridad Nacional al 155"

El jefe del Ejecutivo en funciones advierte, en una entrevista que este diario publica mañana jueves, que el Gobierno tiene estudiadas todas las alternativas, aunque las hablará con la oposición

No solo el 155. Pedro Sánchez no descarta activar de nuevo ese artículo de la Constitución, pero no solo baraja esa alternativa. También contempla poner en marcha otro resorte, la Ley de Seguridad Nacional, en caso de que fuera necesario, para garantizar el orden público en Cataluña. Una medida más sencilla y menos restrictiva que la intervención de la autonomía. Lo confirma con rotundidad el propio presidente en funciones y candidato socialista en una entrevista con El Confidencial realizada en el Palacio de la Moncloa este miércoles, apenas horas después de los actos por el aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre. Entrevista que este periódico publicará en su integridad mañana jueves.

"Hemos hecho lo que tiene que hacer todo Gobierno, prevenir. Contemplar cualquier tipo de escenario, y lógicamente estudiar cuáles son las capacidades, los instrumentos que se tienen encima de la mesa, ya sea el artículo 155 o la Ley de Seguridad Nacional, para poder responder a cualquier desafío", señala el jefe del Ejecutivo.

Sánchez insiste, a lo largo de su conversación con este periódico, que "cualquier respuesta" que el Gobierno dé al independentismo, especialmente después de la sentencia del 'procés', tras la que se esperan grandes movilizaciones y un nuevo desafío de la Generalitat, tendrá tres principios como guía. Uno, la "proporcionalidad", con el objetivo de "no echar más gasolina al fuego". Dos, la "firmeza democrática", y tres, la unidad, para lo que buscará concertar una réplica "única y consensuada entre todas las fuerzas políticas". El presidente sostiene que "la única esperanza" que tiene el separatismo catalán es que los constitucionalistas se dividan y caigan en sus "provocaciones".

El presidente indica que cualquier respuesta estará guiada por los principios de proporcionalidad, firmeza y unidad: buscará una respuesta única


El presidente no precisa si el control de la Generalitat se hará de forma gradual. Es decir, si el primer paso será la intervención de sus cuentas, después la Ley de Seguridad Nacional y por último el 155. Insiste en que, como jefe del Ejecutivo, ha estudiado "todos los escenarios negativos", y quiere ver "exactamente cuáles son los pasos que da la Generalitat en las próximas semanas". "Y en función de ello, lógicamente, el Gobierno de España actuará". Se remite a sus palabras de este fin de semana, tanto ante el comité federal del PSOE como en su mitin en Gavà (Barcelona): el Ejecutivo actuará "con serena firmeza", y "ese va a ser el principio" por el que se rija el Gobierno.

A la pregunta de si los ministerios tienen ya diseñados planes en caso de tener que asumir las competencias de la Generalitat, el presidente responde que tienen "estudiada la posibilidad", pero no tienen "redactado" ningún paquete de medidas, porque lo haría "de la mano del resto de fuerzas políticas", con las que hablaría "desde el primer segundo".

Una ley pactada en 2015

La Ley de Seguridad Nacional (LSN) es una norma que en 2015 pactaron el PP, que gobernaba entonces con mayoría absoluta, y el PSOE, y a la que se opusieron las fuerzas nacionalistas. En su artículo 24, el texto prevé que el presidente, vía real decreto, pueda declarar la situación de interés para la seguridad nacional, y en ese caso puede requerir a los gobiernos autonómicos (la Generalitat, en este caso) que aporten los "medios humanos y materiales necesarios que se encuentren bajo su dependencia, para la efectiva aplicación de los mecanismos de actuación".

La norma prevé que el propio jefe del Ejecutivo, vía real decreto, pueda tomar el control de los Mossos para garantizar el orden público en Cataluña

Esto quiere decir que el Gobierno podría dar órdenes a los Mossos para que actuaran bajo su mando. También lo faculta a nombrar una "autoridad funcional" y a determinar las competencias de esta para "dirigir y coordinar las actuaciones que procedan". La norma exige asimismo que el Gobierno informe "inmediatamente al Congreso de los Diputados de las medidas adoptadas y de la evolución de la situación de interés para la seguridad nacional". Se trata, por tanto, de una medida más sencilla de aplicar que el 155, que obliga a que el Ejecutivo haga primero un requerimiento a la comunidad incumplidora. Y, en caso de no ser atendido, el Gobierno, con la aprobación de la mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar "las medidas necesarias" para forzar a esa autonomía a acatar la legalidad. El 155 permite, por tanto, un rango de acción más amplio que la LSN, pero a cambio esta es menos intervencionista.

Ya Rajoy estudió en 2017 activar la Ley de Seguridad Nacional, pero finalmente se inclinó, con el consenso con el PSOE —la interlocutora elegida por Sánchez es la hoy vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo—, por el despliegue del artículo 155 de la Constitución, la medida más excepcional que reserva la Carta Magna. El hoy presidente recuerda en la entrevista que, igual que hiciera Rajoy, también tiene sobre la mesa ese resorte de la Ley de Seguridad Nacional, pero subraya que toda respuesta del Estado de derecho vendrá dada por la actitud del independentismo. Eso sí, precisa que hasta ahora la coordinación y cooperación del Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno con los Mossos d'Esquadra está siendo "muy positiva, constructiva", hasta "sobresaliente".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
69 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios