NO SE TEME POR EL ESCAÑO DE GARZÓN

La irrupción de Errejón amenaza con reducir a la mitad la representación de IU

La principal competición electoral entre Unidas Podemos y Más País se centrará en Madrid, donde se medirán Iglesias y Errejón, y en la Comunidad Valenciana

Foto: El coordinador general de IU, Alberto Garzón, acompañado por los diputados de su formación Enrique Santiago, Eva García Sempere y Roser Maestro. (EFE)
El coordinador general de IU, Alberto Garzón, acompañado por los diputados de su formación Enrique Santiago, Eva García Sempere y Roser Maestro. (EFE)

La irrupción de Más País en las circunscripciones donde los representantes de Izquierda Unida obtuvieron acta de diputado en las pasadas elecciones generales —en las listas de Unidas Podemos— amenaza con reducir su presencia en el Congreso de seis a tres escaños. Se trata del segundo escaño por Valencia de Unides Podem, que obtuvo la dirigente de Esquerra Unida Roser Maestro, el segundo en la circunscripción de Málaga, donde se presentó la también dirigente del partido Eva García Sempere, y el que obtuvo por Pontevedra Yolanda Díaz, excoordinadora de Esquerda Unida. Las listas de Unidas Podemos volverán a ser las mismas que el pasado 28-A. Por el contrario, se interpretan como puestos de salida los del líder de IU, Alberto Garzón, que encabeza la candidatura por Málaga, del secretario general del PCE, Enrique Santiago, que concurre de número tres por Madrid, y de Joan Mena, miembro de EUiA y portavoz de Catalunya en Comú, como número cuatro por Barcelona.

Más País ha registrado candidaturas en todas estas circunscripciones de forma preventiva, a excepción de Barcelona, donde se mantiene la incógnita. En esta última provincia, no han registrado la coalición con Equo debido a que ICV todavía forma parte de los 'comuns' y el Partido Verde Europeo prohíbe la competencia entre partidos verdes. Así, su única opción pasa por presentarse en solitario. Desde la plataforma liderada por Íñigo Errejón, siguen sin cerrar esta puerta para lograr su objetivo de conseguir el 5% de los votos estatales y asegurarse un grupo propio en el Congreso, pero para ello tendrían que recoger algo más de 4.000 avales antes del próximo lunes, cuando se cierra el plazo para el registro de las listas. Mientras tanto, siguen las presiones del entorno de Ada Colau para que no se fragmente más el espacio a la izquierda del PSOE. En los pasados comicios, los 'comuns' obtuvieron seis representantes por Barcelona.

En Andalucía, Más País-Equo ha asegurado su presencia tanto en Sevilla como en Málaga, mientras se valora si hacerlo o no en dos más: Cádiz y Granada. Sin candidatos todavía, entre los nombres que suenan destaca el del exdiputado y exdirigente de Podemos Málaga Alberto Montero. En Galicia, las circunscripciones registradas en la Junta Electoral Central son las de Pontevedra y A Coruña. El nombre de la cofundadora de Podemos Carolina Bescansa se puso sobre la mesa para encabezar una de las listas de Más País en Galicia, pero si hace unos días la que fuera diputada se autodescartaba, la negativa tanto de En Marea como de Anova de aliarse con la plataforma que lidera Errejón ha reducido sus opciones.

Las circunscripciones gallegas, junto a otras de tamaño mediano como Asturias, Murcia, Zaragoza y Santa Cruz de Tenerife, son aquellas donde más perjudicaría la fragmentación del espacio a la izquierda del PSOE. En ellas, podría quedarse sin representación tanto Podemos como Más País, dejando fuera del Congreso a dirigentes morados como el secretario general de Podemos Galicia, Antón Gómez Reino, el secretario de Organización, Alberto Rodríguez, Sofía Castañón o Pablo Echenique. El caso de Zaragoza, donde se presenta Echenique, es paradigmático.

Unidas Podemos preservó su escaño en esta circunscripción por un escaso margen, tras caer seis puntos y medio con respecto a los anteriores comicios. Si Más País-Chunta Aragonesista le 'roba' poco más de un cuarto de sus apoyos —20.000 de los 77.000 que obtuvo—, Unidas Podemos se quedaría sin representación. La alianza de Errejón, CHA y Equo tampoco conseguiría representación en este caso, siendo el principal beneficiado, atendiendo a los resultados del 28-A, Ciudadanos, que conseguiría sumar un segundo escaño. Un caso extrapolable a buena parte de las circunscripciones medianas, aunque sería la primera fuerza la más beneficiada por el sistema D'Hondt con el que se reparten los escaños.

Desde Más País, insisten en que será su comité electoral el que tomará la decisión final sobre si presentarse o no en las circunscripciones en las que todavía mantienen dudas. Lo harán, según argumentan, con base en sus propias encuestas para concurrir solamente donde sumen y no resten al bloque progresista por la multiplicación de la oferta electoral de izquierdas. Errejón ya centró buena parte de su discurso, coincidiendo con el lanzamiento de su candidatura, en justificar su irrupción en un tablero electoral con una fuerte división de los actores de izquierdas. Si bien señaló que el problema no sería tanto el número de papeletas sino la incapacidad de socialistas y morados para llegar a acuerdos.

La principal competición electoral entre Unidas Podemos y Más País se centrará en la circunscripción madrileña y en las tres de la Comunidad Valenciana. Por Madrid, concurrirán tanto Pablo Iglesias como Íñigo Errejón, y los cálculos del grupo confederal es que podrían perder dos escaños. En las pasadas elecciones del 28 de abril, Unidas Podemos obtuvo seis escaños por Madrid, por lo que al menos conservaría cuatro representantes. Seguirían siendo puestos de salida los de Pablo Iglesias, Irene Montero, el dirigente de IU Enrique Santiago y la que durante esta legislatura fallida fue vicepresidenta primera del Congreso, la diputada Gloria Elizo, mientras que tendrían amplias posibilidades de perderse los ocupados por el dirigente Rafa Mayoral —número cinco— y la sindicalista Mercedes Pérez —número seis—.

En la Comunidad Valenciana, Unides Podem obtuvo cinco escaños en las pasadas elecciones —dos por Valencia, dos por Alicante y uno por Castellón—. Las expectativas de la coalición Més Compromís son altas, hasta el punto de que esperan alcanzar esta misma cifra, después de quedarse con un único representante en las pasadas elecciones. Entonces se produjo un voto dual que ahora pretenden combatir, ya que en las generales solo obtuvieron el 6,45% de los votos, mientras que en la urna de las autonómicas subieron 10 puntos, hasta alcanzar el 16,45%.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios