REPETICIÓN ELECTORAL

Errejón, candidato de Más País "para ser parte de la solución" frente a PSOE y UP

Errejón ha dado un paso adelante, según ha dicho, para afrontar la abstención y contribuir al desbloqueo político tras las negociaciones fallidas entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Foto: Íñigo Errejón, acompañado por Rita Maestra, a su llegada a la asamblea de su nuevo proyecto político, donde ha sido proclamado candidato para las elecciones. (Reuters)
Íñigo Errejón, acompañado por Rita Maestra, a su llegada a la asamblea de su nuevo proyecto político, donde ha sido proclamado candidato para las elecciones. (Reuters)

Íñigo Errejón ha recogido el guante en la segunda asamblea de Más Madrid y ha dado un paso al frente este miércoles para presentarse a las elecciones generales, tras votarse por unanimidad en asamblea una resolución formal con su hoja de ruta para el 10-N. Concurrirá bajo la marca Más País y lo hará con el objetivo, según ha argumentado el que fuera número dos de Podemos, de afrontar la abstención y contribuir al desbloqueo político tras las negociaciones fallidas. En lo que se ha convertido en su primer mitin de precampaña, con una fuerte expectación mediática, el cabeza de lista de Más País —la marca electoral elegida— para el 10-N ha criticado tanto a PSOE como a Unidas Podemos por no haber sido capaces de llegar a un acuerdo para formar un Ejecutivo progresista, siguiendo el mandato de las urnas.

Quiere capitalizar el hartazgo generado entre el electorado progresista, "en ambiente de desmoralización y cansancio" por la repetición electoral, y por ello ha asegurado que se presentan para sumar y no para restar, fijándose en qué territorios no perjudicarán al bloque progresista por la división de partidos de izquierda. Para ello, se creará un comité específico del partido que analizará provincia a provincia los datos demoscópicos que ya manejan internamente, y con base en ellos tomarán la decisión de dónde presentarse.

Con un discurso centrado en justificar su irrupción en un tablero electoral con una fuerte división de los actores de izquierdas, Errejón se ha lanzado incluso a reclamar el voto porque "tenemos que decir que si queremos que el resultado [de unas negociaciones poselectorales] sea diferente, hay que votar diferente para que haya un Gobierno progresista a la altura de la inmensa mayoría de la gente". El problema, según añadió, no es el número de papeletas, sino la incapacidad de socialistas y morados, dijo sin nombrarlos, para llegar a acuerdos. Como en 2014, cuando contribuyó al lanzamiento de Podemos, Errejón anticipa que su proyecto político "pateará el tablero".

Una "irresponsabilidad", remachó, frente a la que dijo concurrir a las urnas para intentar ser un "ejemplo de responsabilidad". Sus competidores y excompañeros de filas asumen ya que la fragmentación de opciones electorales en la izquierda perjudicará las aspiraciones del bloque progresista. En circunscripciones de tamaño medio como Zaragoza, por ejemplo, todo apunta a que así será, con la pérdida del único representante del espacio a la izquierda del PSOE, Pablo Echenique.

Antes de concretar el nombre común de la plataforma que acompañará a las siglas de los partidos con los que están cerrando alianzas (Compromís, Chunta Aragonesista y Equo), Errejón se refirió a su proyecto como una "candidatura verde", sin concretar medidas programáticas más allá del 'Green New Deal' que ya pregonó en la campaña autonómica, y también lanzó referencias al feminismo, al precio de los alquileres o la precariedad laboral.

"No todos los cambios que queremos conseguir se van a conseguir con el próximo Gobierno, pero seguiremos empujando porque es hora de que alguien piense con la mirada larga, más allá del próximo congreso", afeó a los de Pablo Iglesias, para volver a insistir en que "nosotros concurrimos por responsabilidad". Una 'responsabilidad' que repartió por igual entre los partidos políticos y, sobre todo, entre sus actuales líderes políticos, que habrían provocado la repetición electoral. Cada uno de sus votos "estará al servicio de un Gobierno progresista", zanjó. Así, cerró su intervención asegurando que "venimos para ser parte de la solución" y a "hacer país".

Dos ideas fuerza resonaron tanto en el discurso del ya proclamado candidato de Más País al 10-N como entre los ponentes que lo antecedieron en la tribuna: combatir la abstención que supuestamente generará el hastío entre el electorado de izquierdas tras el fracaso de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos, y combatir el bloqueo político, facilitando la formación de un futuro Ejecutivo progresista. La asamblea que ha proclamado este miércoles en la sede de UGT en Madrid su candidatura a las elecciones generales ha tenido un tono más mitinero que de discusión política. Argumentario, discurso y banderas (feminismo, ecologismo, pensiones o lucha contra la precariedad), pero sin programa ni nombres que compondrán las listas. La sala con capacidad para 800 personas se abarrotó.

Las papeletas de Más País estarán con total seguridad en las circunscripciones de Madrid, la Comunidad Valenciana y Aragón, aunque su mirada está fijada tanto en provincias grandes como de tamaño mediano. Este último es el caso de A Coruña, Tenerife o Baleares. Se esperan listas también en Barcelona, Sevilla o Málaga, porque el objetivo es superar la barrera del 5% de los votos a nivel estatal para garantizarse la conformación de un grupo propio en el Congreso. Errejón busca extender sus alianzas a actores regionales que le ofrezcan estructura, sumando a las ya cerradas con Compromís y la Chunta Aragonesista, partidos regionalistas como Nueva Canarias y En Marea. Los contactos con Més per Mallorca también se han producido, pero con escaso éxito. Un proyecto confederal en el que la bandera de la plurinacionalidad ha hecho acto de presencia en el discurso del cabeza de lista por Madrid.

Sí se insiste en que este nuevo actor político se presentará allí donde no reste —ya cuentan con encuestas para calibrar si su presencia es beneficiosa o perjudicial para el bloque progresista— y con listas que tengan una "presencia femenina mayoritaria". Con todo, reconocen que todavía se están cerrando las negociaciones con los potenciales aliados. El plazo para registrar las coaliciones se cierra este domingo por la noche y, a partir de ahí, se acabarán de confeccionar los nombres de las listas electorales, dejando el protagonismo fuera de Madrid a los candidatos de sus aliados.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
63 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios