También prescinde de Fernández Díaz

Casado entierra la 'vieja guardia' catalana y deja fuera a Camacho y al 'sorayista' Millo

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad con Rajoy y actual portavoz del Grupo Popular en el Congreso, es la única dirigente del PP catalán que sigue en la primera fila de la política

Foto: Fotografía de archivo del presidente del PP, Pablo Casado, y el exdelegado del Gobierno en Barcelona Enric Millo (d). (EFE)
Fotografía de archivo del presidente del PP, Pablo Casado, y el exdelegado del Gobierno en Barcelona Enric Millo (d). (EFE)

El PP catalán de la vieja guardia de los Fernández Díaz o José Ignacio Llorens y el de los fichajes y promociones de la última etapa del marianismo, como Alicia Sánchez-Camacho y Enric Millo, ha desaparecido de las candidaturas de Pablo Casado. Solo Dolors Montserrat, la exministra de Sanidad y actual portavoz del Grupo Popular en el Congreso, sigue en la primera fila de la política nacional, ahora para encabezar la lista europea del partido.

Con la elección de Alejandro Fernández como presidente regional el pasado otoño, en la línea del nuevo equipo de Casado en la sede de Génova, la renovación de los populares catalanes ha sido completa y sin margen para la retirada de los veteranos, fuera de las listas al Congreso, al Senado y al Parlamento Europeo. El anterior responsable del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, se presenta a las municipales para aspirar a la alcaldía de Badalona, cargo que ya ocupó hasta hace cuatro años.

Con las últimas decisiones sobre las candidaturas nacionales del partido, la dirección deja fuera a Alicia Sánchez-Camacho, presidenta de los populares catalanes durante casi una década (2008-2017) y actual diputada por Barcelona, con puesto de secretaria primera en la Mesa del Congreso. No entró en la candidatura por la circunscripción que encabeza esta vez Cayetana Álvarez de Toledo, tampoco en la del Senado, como otros dirigentes de la etapa anterior a los que se ofreció esa posibilidad, y el cierre de la lista europea confirma el final de su carrera como parlamentaria nacional.

En el proceso electoral para suceder a Mariano Rajoy, Sánchez-Camacho apostó en primera instancia por la secretaria general María Dolores de Cospedal, pero superada la fase de primarias puras se pronunció por Soraya Sáenz de Santamaría. Fuentes del PP dicen que figuraba en la larga relación de dirigentes de salida que aspiraban a irse a Bruselas, pero la única responsable del PP catalán que encontró hueco fue Montserrat.

Enric Millo fue delegado del Gobierno en Cataluña y encargado como tal de la aplicación del artículo 155 de la Constitución para intervenir las competencias de la Generalitat a las órdenes de la vicepresidenta del Ejecutivo. En medios de los populares se citaba ese servicio prestado al Estado y el hecho de estar especialmente acosado por los independentistas como circunstancias que hubieran recomendado buscarle sitio en las listas europeas. De momento, sigue encargado de la coordinación y las relaciones del PP catalán con las asociaciones civiles constitucionalistas, además de dar apoyo desde Barcelona a los parlamentarios nacionales del PP.

La jubilación como diputado por Barcelona de Jorge Fernández Díaz (69 años), exministro del Interior y hombre de la máxima confianza de Rajoy, también ha sido un cambio generacional en la representación del PP catalán. La operación Kitchen ha influido en su desaparición de todas las candidaturas del PP (también aspiró a irse a Bruselas), pero según fuentes de Génova su encaje era muy complicado de inicio en la etapa de renovación del partido.

Otro veterano sometido a jubilación forzosa ha sido José Ignacio Llorens, la referencia de los populares por Lleida desde la segunda legislatura de la democracia. Su presencia intermitente en el Congreso fue siempre el termómetro de cómo le iba al PP en Cataluña en cada etapa, con Manuel Fraga, con José María Aznar y con Mariano Rajoy al frente la organización. Con fama de incombustible, el suyo era "el escaño de Llorens": el veterano dirigente del PP catalán había sumado un total de ocho legislaturas en la Cámara Baja.

Aunque las encuestas descartan que el PP pueda obtener escaño por esa circunscripción, Llorens estaba dispuesto a presentarse de nuevo. Pero a última hora el elegido para relevarlo fue el exalcalde de Gimenells i el Pla de la Font por el PSC Dante Pérez. Se trata de un fichaje de García Albiol para las elecciones del 21 de diciembre de 2017 que no salió elegido y califica a Llorens de "padre político".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios