APROBACIÓN DE LAS CANDIDATURAS DEL 28-a Y DEL 26-m

Sánchez se impone sobre Díaz y lanza su 'ofensiva' final para unas listas a su medida

Ferraz mantiene el suspense hasta el último minuto, hasta la reunión de la comisión de listas y del comité federal de este domingo. En la noche del sábado, aún no había acuerdo con Andalucía

Foto: Pedro Sánchez, durante su intervención este 16 de marzo en el teatro Goya de Madrid. (Eva Ercolanese | PSOE)
Pedro Sánchez, durante su intervención este 16 de marzo en el teatro Goya de Madrid. (Eva Ercolanese | PSOE)

Me dicen: '¿Estas canas son de ser presidente del Gobierno, no?'. Y les digo 'no, son de ser secretario general del PSOE, que tiene su mérito'.

El teatro aplaude. Es una broma que Pedro Sánchez cuela de rondón en su mitin de este sábado en Madrid, pero que trasluce el camino de muerte y resurrección que, como él mismo ha confesado, ha padecido en los últimos cinco años. Y, en efecto, lo que más le ha costado ha sido domar al partido. Pero este domingo él tomará el control definitivo del PSOE. Consigue su último trofeo: unas listas completamente a su medida, sin apenas rastro de los críticos, de los que apoyaron a Susana Díaz en las primarias. Quedarán algunos contados, pero serán muchos menos.

Los grupos parlamentarios eran el último reducto de poder de los contrarios a Sánchez. Él tenía las riendas del poder orgánico, con todas las estructuras dominadas por los suyos y los barones desprovistos de muchas de las armas para la batalla de que antes disponían. Pero Congreso, Senado y Parlamento Europeo eran su herencia de otro tiempo. Herencia que este domingo se liquida. Las listas ya serán enteramente suyas. Por primera vez desde 2014. Tendrá a su lado a sus miembros del Gobierno y de la dirección y a sus fieles.

Será una toma de control en tres actos. A las 9:30 se reúne la ejecutiva para proponer la lista europea, que encabezará el ministro de Exteriores, Josep Borrell. Media hora más tarde está convocada la comisión federal de listas, el órgano que ha de aprobar el dictamen completo de las candidaturas socialistas para las generales, las autonómicas, las europeas y las municipales (para los ayuntamientos de más de 50.000 habitantes). Y a las 10:30 está previsto el arranque del comité federal, que ratificará ese informe con todas las listas y que será el pistoletazo de salida formal de la precampaña de las elecciones del 28 de abril. Todo ocurrirá en un hotel de la capital, el Novotel Madrid Center, porque la sede federal, en Ferraz, está en obras.

El choque con Andalucía se ha centrado en Sevilla, Córdoba, Almería y Cádiz. La pieza más simbólica de todas es Antonio Pradas, cabeza en 2015 y 2016


Buena parte de los cambios de caras ya se conocen, porque en la mayoría de federaciones las papeletas para Congreso y Senado se han ido cerrando con consenso, incluso en territorios como Castilla-La Mancha y Valencia, con presidentes más distanciados de Ferraz y que han conseguido colocar a sus peones en las Cortes Generales. Pero todavía quedaban por cerrar las candidaturas andaluzas de las cuatro provincias en las que no hubo acuerdoSevilla y Cádiz, las más duras y en las que Díaz es más fuerte, junto con Córdoba y Almería—, y desvelar la oferta completa para las europeas, la lista que más se ha reservado celosamente Sánchez y en la que han trascendido más los previsibles descartes —como los ex números dos del PSOE, Elena Valenciano y José Blanco— que las incorporaciones. También se daba por probable que hubiera movimientos en la candidatura de Madrid al Congreso, la que encabeza el propio jefe del Ejecutivo. Nada estaba cerrado al cien por cien. Como confirmaron fuentes de la cúpula a este periódico cerca de la medianoche, Sánchez y su núcleo duro, más Borrell, seguían rematando los últimos flecos.

La figura clave, Pradas

Las dos federaciones que más se han resistido a las órdenes de Ferraz han sido Andalucía y Aragón. Susana Díaz y Javier Lambán elevaron candidaturas que no gozaban del consenso con los sanchistas pero cuyos nombres sí habían sido respaldados por la militancia. La dirección estaba y está dispuesta a hacer valer las reglas del partido: las propuestas de las bases no son vinculantes, y la última palabra la tiene la comisión federal de listas. O sea, Sánchez. Ha mantenido el suspense hasta el mismo final —se esperaba que el dictamen hubiera estado listo el pasado viernes, pero no dio tiempo—, aunque la determinación no ha variado.

La falta de acuerdo con Díaz hacía que ganase enteros en las últimas horas la opción de una cirugía algo más profuna, y no solo meros ajustes

A última hora de la noche de este sábado seguía sin haber acuerdo con la expresidenta. En ninguna de las cuatro provincias 'malditas'; así que la dirección se disponía a una cirugía profunda en las listas. La medida de las intenciones de la cúpula y de la profundidad del ajuste de cuentas con Díaz la dará lo que ocurra con un hombre, Antonio Pradas. Él fue cabeza de cartel por Sevilla en 2015 y 2016, uno de los dirigentes más próximos a la baronesa andaluza. Y también quien el 28 de septiembre de 2016 entregó en el cuartel general de los socialistas las 17 firmas de miembros de la ejecutiva que pretendían tumbar al secretario general. No ocurrió ese día, pero sí en el trágico comité federal del 1 de octubre. El PSOE-A lo colocó, en la lista sevillana del 28-A, como número dos, por detrás de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. De tres ubicó a la susanista Carmen Cuello, y de cuatro al hasta el pasado viernes delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

Sánchez se impone sobre Díaz y lanza su 'ofensiva' final para unas listas a su medida

Ferraz no quiere a Pradas en el Congreso y no está dispuesta a capitular. Ofreció al PSOE-A que vaya al Senado. Tiene claro que el dos de Montero ha de ser Gómez de Celis y el cuatro, Paco Salazar, miembro de la cúpula y director de Análisis y Estudios en la Moncloa. Para Díaz, Pradas es su pieza más simbólica y por aguantar el pulso hasta el final —una batalla que tenía perdida de antemano, pues la normativa interna está de parte de Sánchez, y ella está mucho más debilitada tras salir de la Junta— puede ver cómo cae también una dirigente muy próxima, Carmen Cuello.

Cádiz la liderará el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Pero Ferraz quería apartar al número tres inicial, Juan Carlos Ruiz Boix, vicesecretario provincial y alcalde de San Roque, y su movimiento puede deparar asimismo la salida de la diputada susanista Miriam Alconchel. En Córdoba se rozó el acuerdo, que pasaba por que Ferraz desistiera de colocar en el Senado a Rogelio Palacios para situar en su lugar a la número tres de la dirección andaluza, María Jesús Serrano, a quien el comité provincial destinó como dos al Congreso, por detrás del titular de Agricultura, Luis Planas. Y en Almería, la cúpula de Sánchez buscaba mandar de cabeza a la Cámara Alta a Fernando Martínez, miembro de la ejecutiva y director general de Memoria Histórica, y llevar en la lista al Congreso, que capitanea el ministro de Cultura, José Guirao, a uno de los suyos, a Indalecio Gutiérrez Salinas.

Sin cambio final en León

En los últimos días, el equipo de Sánchez se debatía entre forzar los cambios justos en Andalucía o bien desmontar las candidaturas de las cuatro provincias en las que no hubo acuerdo. Anoche, a la vista de que no había prosperado el entendimiento, la primera alternativa iba ganando peso. Fuentes de Ferraz señalaban que este es el momento de "lanzar una señal clara" a Díaz: "Si cedemos, la lectura no será que somos generosos, sino que no hemos podido ganar este envite. Hay que emitir el aviso a Andalucía de que no manda ya".

En Aragón se dan por seguros dos cambios: el dos por Zaragoza será Pau Marí-Klose y no Óscar Galeano, e Ignacio Urquizu no será uno por Teruel

La resolución de la pugna llega a primera hora de este domingo. "La noche es larga y aquí se habla hasta el final, pero no tiene pinta de que vaya a haber acuerdo. 'Game over", indicaban fuentes del aparato federal. En el PSOE-A se quejaban de que no había habido "conversaciones" reales.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el último presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso, el sevillano Antonio Pradas, el pasado 30 de agosto. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el último presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso, el sevillano Antonio Pradas, el pasado 30 de agosto. (EFE)

En Aragón, los cambios que se producirán están más definidos. El dos por Zaragoza, el diputado Óscar Galeano, será desplazado por el alto comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil, Pau Marí-Klose, mientras que el uno por Teruel, el sociólogo y parlamentario en el Congreso Ignacio Urquizu, intercambiará su puesto con Herminio Sancho, candidato a las Cortes autonómicas por la provincia. Ambos fueron respaldados por la militancia y ambos respaldaron a Díaz. Urquizu ejerció como uno de los portavoces de la gestora que reemplazó a Sánchez y era considerado uno de los valores emergentes del partido. Tanto Lambán como Díaz han insistido, a través de sus segundos, que acatarán la decisión final del responsable máximo y defenderán como propias las candidaturas aprobadas.

El eurodiputado socialista José Blanco, durante un desayuno informativo en Madrid el 15 de febrero de 2018. (EFE)
El eurodiputado socialista José Blanco, durante un desayuno informativo en Madrid el 15 de febrero de 2018. (EFE)

En Palencia, Ferraz situará de uno a la secretaria de Educación, Luz Martínez Seijo, frente al responsable de Organización provincial, Antonio Casas. Y en León al final la dirección mantendrá al líder en el territorio, Javier Alfonso Cendón, y desistirá de situar de uno al Congreso al titular de Cultura de la cúpula de Sánchez, Ibán García del Blanco, por su falta de apoyos allí. Este podría pasar a la lista europea.

¿Habrá fichaje estrella?

En Madrid, la comisión de listas podría introducir algunos ajustes. En las últimas horas se barajaba la opción de subir a la comandante retirada Zaida Cantera, a la que el PSOE-M colocó de doce. Ella, que fue uno de los fichajes estrella de Sánchez en las generales de 2015 y 2016, podía escalar algún escaño. Asimismo, podría avanzar el líder de Juventudes Socialistas de España, Omar Anguita, ahora número 15 de la candidatura. El presidente aún podría guardarse un as en la manga y presentar un nuevo nombre en el último minuto, como ocurrió con Irene Lozano en 2015. Pero fuentes de Ferraz y próximas al barón regional, José Manuel Franco, indicaban que no se contaba con incorporaciones sorpresivas. Eso sí, la última palabra es de Sánchez.

La confección de la lista europea es potestad exclusiva de la ejecutiva federal. Y su diseño ha recaído en el jefe del Ejecutivo y en Borrell, además del núcleo de dirección. Su número dos será la responsable de la delegación española en Bruselas, la vallisoletana Iratxe García. Y el tres será el politólogo de origen argelino, Sami Naïr.

De la lista europea podrían salir siete de los actuales 14 eurodiputados, entre ellos Pepe Blanco y Elena Valenciano. La dos será Iratxe García

De la candidatura de 2014 saldrán, previsiblemente, al menos ocho dirigentes de los 14 que fueron elegidos. De un lado, son apartados Elena Valenciano, que encabezó la papeleta hace cinco años y que era la vicesecretaria general de Alfredo Pérez Rubalcaba; Pepe Blanco, extodopoderoso dos de José Luis Rodríguez Zapatero y extitular de Fomento; la andaluza Soledad Cabezón y la aragonesa Inés Ayala. Por voluntad propia se marchan dos veteranos, el exministro Ramón Jáuregui y Enrique Guerrero. Y Sergio Gutiérrez, secretario de Organización manchego, pasa de la lista europea a encabezar la plancha por Toledo al Congreso. Los ocho apoyaron a Díaz en primarias.

Iratxe García, jefa de la delegación del PSOE en Bruselas, el pasado 10 de junio de 2018. (EFE)
Iratxe García, jefa de la delegación del PSOE en Bruselas, el pasado 10 de junio de 2018. (EFE)

En cambio, se mantendrán, además de Iratxe García, la vasca Eider Gardiazábal y el catalán Javi López. Borrell también ha defendido la continuidad del asturiano Jonás Fernández. Podrían seguir la valenciana Inma Rodríguez-Piñero y la andaluza Clara Aguilera. Finalmente se salvaría el canario Juan Fernando López Aguilar, exministro de Justicia, según fuentes de Ferraz. Una nueva incorporación podría ser el primer teniente de alcalde de Lalín (Pontevedra), Nicolás González Casares, según adelantó 'La Voz de Galicia'.

Todos los sobres se abrirán este domingo. Empieza un nuevo tiempo para el PSOE. Sánchez tendrá a sus pies, ahora sí, a un partido cortado a su medida. Como él quería.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios