SEMANA DECISIVA

Ferraz avisa a los barones tras la pugna de las listas: deben remar para el 28-A y el 26-M

"Todos somos lo suficientemente responsables de que el 28-A tenemos generales, pero el 26-M también", advierte Ábalos, quien recuerda que las normas facultan a la dirección a hacer los cambios

Foto: José Luis Ábalos, secretario de Organización y ministro de Fomento, este 11 de marzo. (EFE)
José Luis Ábalos, secretario de Organización y ministro de Fomento, este 11 de marzo. (EFE)

Todo el PSOE debe arrimar el hombro para que Pedro Sánchez gane el 28 de abril... porque luego vienen otras elecciones, las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo. Es el mensaje que Ferraz lanza por adelantado a sus federaciones, sobre todo a las más distanciadas del líder, para que aparquen los conflictos por las listas lo antes posible y se dispongan a trabajar a favor de la dirección.

Ferraz entra en la semana decisiva y final para rematar todas sus candidaturas, tanto las del 28-A como las del 26-M. Este jueves y viernes se reúne la comisión federal de listas, y el domingo 17 de marzo llegará la ratificación formal por el comité federal. Ambos órganos están controlados rotundamente por Sánchez, por lo que impondrá su criterio en el caso de las planchas que no han sido consensuadas con Ferraz. Es lo que sucede con las que han elevado ocho comités provinciales, los de Sevilla, Córdoba, Cádiz, Almería, Palencia, León, Zaragoza y Teruel. En esas ocho candidaturas la dirección intervendrá, a través de la comisión de listas, para acomodarlas al gusto del presidente del Gobierno, relevando a aquellos aspirantes que rechaza y situando en ellas a los que son más afines. La CFL también emitirá su dictamen sobre las listas autonómicas, las europeas y las de los municipios de más de 50.000 habitantes.

El secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, aseguró este lunes desde la sede federal que la cúpula no teme "en absoluto" que los cambios forzados desde arriba en las candidaturas sean un problema y desfonde a las bases, de quienes partieron las propuestas de aspirantes que ahora corregirá Ferraz. El jefe del aparato alegó que la dirección está tomando el "pulso" a la militancia en los territorios y lo que observa es una movilización "impresionante", que se aprecia en los mítines de precampaña. Añadió que el PSOE cuenta con una ventaja de cara a esta doble contienda: "Hacía muchos años que no teníamos una campaña tan clara, con un relato tan nítido, con nuestras amenazas, nuestras fortalezas, una derecha como la que hay... Hacía tiempo que no se presentaba un escenario tan claro. La gente está a la altura, además. No vislumbro ningún problema en ese sentido".

La dirección no teme "en absoluto" la desafección de los territorios, porque está comprobando la movilización "impresionante" de la militancia


Ábalos adelantó que la intervención en las listas provinciales será "puntual" y "excepcional", limitada, y que no ha observado que el conflicto, al contrario de lo que ha ocurrido "en otras ocasiones", se haya trasladado fuera de las puertas del partido. Y enseguida enlazó con el aviso a los territorios: "Todos somos lo suficientemente responsables y conscientes de que el 28 de abril tenemos elecciones, pero el 26 de mayo también. Entonces, no hay espacio para nada que no sea ganar estas elecciones y las siguientes".

Un "equilibrio"

El número tres del partido quitó importancia al hecho de que la intervención en las listas suponga desoír el criterio de las bases. Se retrotrajo al 39º Congreso Federal, el que se celebró en 2017, tras la victoria de Pedro Sánchez sobre Susana Díaz. En concreto, recordó que el plenario votó una enmienda, defendida por el alcalde de Soria, el susanista Carlos Martínez, que pedía que los estamentos federales no revisaran las listas de los órganos inferiores, y fue derrotada por amplia mayoría. Es decir, que el cónclave, dijo Ábalos, llegó a un "equilibrio" entre la "responsabilidad de una dirección política y la voluntad de las bases". "Todo eso responde al espíritu del 39º Congreso", señaló. Y eso fue lo que se aprobó y lo que después quedó plasmado en el reglamento de desarrollo de los estatutos: la opinión de las bases, en la confección de las candidaturas, no es vinculante, porque se resguardó el poder que ya tenía la comisión federal de listas para cambiar las planchas a su antojo.

Ábalos subraya que el espíritu del 39º Congreso también permite los cambios, y reivindica la voluntad de "ahormar" un grupo coherente y unido

El responsable de Organización sostuvo que el único "planteamiento" que ha guiado a la dirección a la hora de elaborar las listas del 28-A es que es la "acción de gobierno" la que se va a "someter al veredicto" de los ciudadanos en las urnas, y por tanto lo lógico es que esto "quede plasmado". Ese punto explica todos los ministros de Sánchez estén en puestos de salida para las generales, todos menos la titular de Economía, Nadia Calviño, que rehusó entrar en listas. También Ferraz ha querido, apuntó, que "la dirección política del PSOE tenga presencia en el grupo parlamentario", porque "es lo que hacen todas las direcciones territoriales del ámbito que sea". En efecto, el Congreso acogerá a la mayor parte de los miembros de la ejecutiva que emanó del cónclave de 2017.

Pedro Sánchez, con las ministras Magdalena Valerio, María Jesús Montero, Teresa Ribera y Reyes Maroto, el pasado 20 de febrero en Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, con las ministras Magdalena Valerio, María Jesús Montero, Teresa Ribera y Reyes Maroto, el pasado 20 de febrero en Madrid. (EFE)

Más aún, Ábalos negó que se hubieran producido "incidentes" o "conflictos", o alguna "anormalidad", porque al final las provincias decidieron poner en cabeza a los miembros del Gobierno —incluidas las andaluzas: María Jesús Montero por Sevilla, Fernando Grande-Marlaska por Cádiz, José Guirao por Almería y Luis Planas por Córdoba— y han hecho "lo que han creído conveniente". Ahora, la dirección, si cree conveniente incluir a personas "fundamentales" lo hará, porque el objetivo es "ahormar un grupo con cierta funcionalidad", que "cubra las necesidades" del PSOE, tanto desde el punto de vista "político" como "sectorial", para que tenga expertos en distintas materias.

De paso, Ábalos aprovechó para cuestionar indirectamente la fortaleza de Díaz como baronesa andaluza: se han llegado a acuerdos entre sanchistas y susanistas en cuatro provincias (Málaga, Jaén, Córdoba y Huelva), y hay "discrepancias" en otras cuatro, por lo que "no ha habido una expresión de toda la federación en un mismo sentido".

El contraste con el pucherazo de Cs

El proceso vivido en el PSOE le sirvió de contraste con el vuelco en Ciudadanos, que ha pasado de proclamar como su candidata en Castilla y León a la expopular Silvia Clemente a anular el resultado y conceder la victoria a su rival, Paco Igea. Ábalos subrayó que no recordaba que se hubiera producido un pucherazo así a nivel de federación regional, de tal dimensión. Las primarias de Sánchez y Díaz en 2017, adujo, fueron "todo un ejemplo" de cómo conducir estos procesos, con una campaña "abierta, transparente, con competencia y limpieza".

Ábalos reclama a Casado que pida "perdón" por las "mentiras" del Gobierno del PP a costa de las víctimas con los atentados del 11-M

La noticia del vuelco en Cs llegó en plena rueda de prensa en Ferraz. El secretario de Organización sostuvo que lo que más le llamaba "la atención" era la baja participación de sus primarias de los naranjas, poco más de un millar de votos emitidos, porque "dice mucho de la fortaleza de un partido", ya que un proyecto político que genera alternativa "mueve más gente". "Es para hacérselo ver".

Ferraz avisa a los barones tras la pugna de las listas: deben remar para el 28-A y el 26-M

Ábalos también fue preguntado por la imposición de Carles Puigdemont en las listas del PDeCAT en el Congreso, de las que quedan barridos diputados pragmáticos como Carles Campuzano o Jordi Xuclà. El número tres lamentó que se desplace a los representantes con "capacidad para sentarse y dialogar", a parlamentarios veteranos que "habían contribuido a la gobernabilidad de España", y por ello les agradeció su tiempo de servicio, "toda su trayectoria, incluso cuando se entendían con el PP".

Este lunes es 11 de marzo, y se cumplen 15 años de la masacre yihadista en Madrid. Pablo Casado, líder del PP, señaló que las víctimas merecen saber "toda la verdad" de lo que ocurrió en los atentados. Ábalos respondió que tanto él como el PP deberían "pedir perdón" por "engañar" a toda la ciudadanía con el 11-M. "No hubo conspiración, fue una gran mentira que intentaron establecer", "una gran mentira a costa del sufrimiento de las víctimas".

La petición de Casado también la hizo el líder de Vox, Santiago Abascal. Para el número tres es "lamentable" que los dos jefes de la derecha "coincidan en lo mismo". "Que Abascal hable de la verdad... Una formación experta en provocar mentiras. Somos muy modernos y lo llamamos 'fake news', pero es la mentira de siempre, porque las ideas totalitarias solo se sustentan sobre la mentira", señaló. "Y como buenos herederos de la dictadura franquista, siguen pidiendo eso. Me parece una indecencia esto. Ya está bien", clamó. Preguntado por la imagen de Abascal con un caso que pretendía evocar la reconquista, el número tres respondió con ironía: "2019 y te sale alguien con un casco de la conquista norteamericana. Qué quiere que le diga... Reducir un proyecto político a una barbilla, una barba y un casco. Creo que España se merece mucho más respeto que un personaje de cómic".

Ferraz avisa a los barones tras la pugna de las listas: deben remar para el 28-A y el 26-M

Andalucía espera cambios "razonados" y "justificados" en las listas de las generales

El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, dio por hecho este lunes que Ferraz introducirá cambios en las listas que ha remitido Andalucía y que se ratificarán el domingo. Hubo acuerdo en cuatro provincias y no se logró el consenso en Almería, Cádiz, Córdoba y Sevilla. La dirección federal ya ha advertido de que intervendrá en esas cuatro listas para imponer sus nombres y descabalgar otros muy próximos a Susana Díaz.

El número dos del PSOE andaluz, que negoció con su homólogo en Ferraz, José Luis Ábalos, se acogió al reglamento y a los estatutos aprobados en el 39º Congreso para subrayar que los cambios que haga Ferraz en las candidaturas remitidas, que cuentan con el respaldo de la militancia andaluza, deberán hacerse de manera “razonada” y deberán ser “justificados”. “SI hay cambios necesitan una argumentación, siempre ha sido así”, repitió, asegurando que hasta ahora sólo se alteraban las candidaturas desde la dirección federal por razones de mucho peso. Recordó “la participación viva” de la militancia en Andalucía.

Las direcciones provinciales maniobraron para situar a cuatro ministros como cabeza de cartel en Sevilla (María Jesús Montero), Cádiz (Fernando Grande-Marlaska), Almería (José Guirao) y Córdoba (Luis Planas). Las votaciones de la militancia había relegado a los ministros en puestos muy a la baja en las listas. Ferraz había indicado expresamente que lideraran las candidaturas.

Superado el escollo de los ministros, el enfrentamiento está en otros nombres, la mayoría miembros de la ejecutiva federal, que han quedado fuera de puestos con escaño garantizado en el Congreso. En las listas votadas por la militancia y ratificadas por los comités provinciales son los afines a Susana Díaz quienes ocupan, en contra del criterio de Ferraz, que ha vetado varios nombres, esas posiciones.

Pese a la tensión, Cornejo insistió a lo largo de su comparecencia en múltiples ocasiones que, haga lo que haga la comisión federal de listas, todos se situarán detrás de las candidaturas para ganar el próximo 28 de abril. Andalucía celebrará además este martes un comité director, máximo órgano entre congresos, para ratificar las candidaturas de las municipales en los municipios menores de 20.000 habitantes y entre 20.000 y 50.000 habitantes.

El equipo de Susana Díaz recuerda el “amplísimo” respaldo de la militancia a las candidaturas remitidas a Ferraz y preguntado sobre si creía que los militantes iban a entender que se modificaran las listas desde la dirección federal apostó por abrir “una evaluación” para ver cómo ha funcionado este sistema aprobado en el 39 congreso.

Cornejo no consideró que estas batallas por los nombres de las listas puedan desanimar a los militantes y perjudicar la movilización tan necesaria para que no ocurra lo que se vivió en Andalucía el pasado 2 de diciembre

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios