candidaturas DEL 28-A

El PSOE andaluz manda las listas sin acuerdo y Ferraz avisa de que las cambiará

Susana Díaz y Pedro Sánchez libran una nueva batalla por las candidaturas de las generales, los ministros van liderando pero hay otros nombres que pidió Madrid que se quedan fuera

Foto: Susana Díaz sale del Parlamento de Andalucía, el pasado 7 de marzo. (EFE)
Susana Díaz sale del Parlamento de Andalucía, el pasado 7 de marzo. (EFE)

El acuerdo no ha llegado en Andalucía. Pese a las intensas conversaciones hasta el último minuto, las listas electorales del PSOE llegarán a Ferraz sin un acuerdo completo. Los afines a Susana Díaz han aceptado que los ministros encabecen las candidaturas para las generales del 28 de abril, pero no hay consenso sobre el resto de nombres en Almería, Cádiz, Córdoba y Sevilla. La dirección federal de Pedro Sánchez, que según los estatutos del partido tiene la última palabra pero que tendría que saltarse el voto de la militancia andaluza, avisa de que introducirá los cambios que crean oportunos.

Hay paz en Málaga, Huelva, Granada y Jaén. En las otras cuatro provincias hay nombres que han mantenido viva la tensión hasta el último minuto sin posibilidad de acuerdo pese a las ofertas que se han lanzado los equipos de Pedro Sánchez y Susana Díaz. La dirección federal había advertido de que había nombres innegociables y desde Andalucía se han hecho cesiones pero sin un consenso final. La dirección andaluza no entiende por qué en algunas provincias sí han funcionado los criterios que sí han valido a Ferraz para otras. En general las cesiones se han producido con trueques en los nombres entre el Congreso y el Senado. Desde Madrid admiten que había líneas rojas que se han saltado y que intervendrán cuando llegué el momento del comité federal que deberá refrendar las listas, el próximo 17 de marzo. Creen que ha existido un pulso claro desde las direcciones provinciales. Todo esto hay que enmarcarlo tras el aviso de Ferraz de que Susana Díaz debe dar un paso atrás tras haber perdido el Gobierno andaluz.

El caso más complicado era el de Sevilla, epicentro del PSOE y cuna política de Susana Díaz. La lista que ha avalado el comité provincial y que llegará a Ferraz sitúa a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el puesto de salida pero relega al delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, al cuarto lugar y deja fuera a otro sanchista clave y miembro de la Moncloa, Paco Salazar. Antonio Pradas, que jugó un papel fundamental en la antesala de las primarias y es un político de la total confianza de Susana Díaz, va en el número dos. Ferraz no lo quiere en el Congreso. Carmen Cuello, también muy próxima a la secretaria general de Andalucía, ocupa el tercer puesto.

El Senado 'comodín'

Ferraz advirtió de que el nombre de Salazar, miembro de la ejecutiva federal, es innegociable en la lista al Congreso por Sevilla. Hasta la mañana de este sábado los equipos negociadores, con los secretarios de organización Juan Cornejo y José Luis Ábalos a la cabeza, han tratado de lograr el acuerdo. Fuentes del PSOE andaluz aseguran que aceptaron que tanto Pradas como Salazar fueran al Senado, algo que sí se ha aceptado en otras provincias, pero en Sevilla no hubo acuerdo. Ferraz sabe que necesita un Grupo Socialista en el Congreso cohesionado y de fieles de Pedro Sánchez igual que logró Susana Díaz, recuerdan, cuando se confeccionaron las listas en Andalucía.

Desde al dirección provincial de Sevilla se subraya además “la generosidad” y la inclusión “por sentido común” de nombres que no habían logrado el apoyo de la militancia, en referencia a Montero y Celis. Quedaron décimo y undécimo con los votos de los militantes y ninguno fue postulado por el aparato provincial, en un claro desafío a Ferraz.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (d), saluda al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y al delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, momentos antes del Consejo de Ministros celebrado en Sevilla el pasado 26 de octubre. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (d), saluda al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y al delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, momentos antes del Consejo de Ministros celebrado en Sevilla el pasado 26 de octubre. (EFE)

En Almería encabeza la lista el ministro de Cultura, José Guirao, seguido de Sonia Ferrer, propuesta por Andalucía. Otro miembro de la ejecutiva federal y miembro de la dirección almeriense en la capital, la única sanchista de toda Andalucía, Fernando Martínez, se que ha quedado fuera.

La batalla, tras las generales

En Jaén, con acuerdo, será Felipe Sicilia y Laura Berja quienes vayan al Congreso y Micaela Navarro liderará la lista al Senado. Una operación similar se ha pactado en Málaga donde Nacho López, miembro de la actual ejecutiva federal, seguido de Fuensanta Lima, mientas que otro de los susanistas rechazados por Ferraz, Miguel Ángel Heredia, tendrá acomodo como número uno al Senado, seguido de Estefanía Martín Palop.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, será número uno al Congreso por Córdoba, seguido de María Jesús Serrano, propuesta por el PSOE andaluz. Al Senado encabeza Francisco Javier López. En esta provincia tampoco hay acuerdo y faltan nombres que Ferraz avisa que introducirá. En Cádiz, también sin acuerdo, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, será número uno al Congreso.

En Granada, José Antonio Montilla, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, y Elvira Ramón van en puestos de salida al Congreso, como uno y dos, y de tres concurre el exalcalde de Jun José Antonio Rodríguez Salas, y en Huelva finalmente sí llegó la paz y el número uno lo ocupará María Luisa Faneca, la única andaluza que no dimitió en el intento de derrocar a Pedro Sánchez en 2016, seguida de José Luis Ramos.

El PSOE se juega mucho en las próximas elecciones en Andalucía, que aportó 20 diputados en el último grupo socialista. La negociación de las listas ha disparado la tensión entre la dirección andaluza y Ferraz. Todos aseguran que trabajarán al máximo para lograr una victoria pero la guerra se ha reabierto y ha quedado claro que, si logran de verdad aplazarla, será muy dura tras las elecciones generales.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios