MITIN EN A CORUÑA

Sánchez, contra la "vetocracia" de Cs: tenderá la mano a "todos los partidos" para pactos

El presidente incide en que no cierra la puerta a ninguna formación para "resolver" los problemas que tiene el país. Advierte a los suyos de que no han de confiarse y sí movilizarse al máximo

Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero (3i), y por la candidata a la alcaldía de A Coruña, Inés Rey, este 10 de marzo. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero (3i), y por la candidata a la alcaldía de A Coruña, Inés Rey, este 10 de marzo. (EFE)

La estrategia de campaña de Pedro Sánchez se ve a la legua y no tiene pinta de que vaya a sufrir muchas variaciones en los menos de dos meses que quedan hasta las generales del 28 de abril. El presidente quiere aparecer ante las electores como la encarnación de la "España cabal" que tanto invoca, la de la "moderación" y el "sentido común", que mira al "futuro" y no quiere retroceder, y que no cierra la puerta a los acuerdos con ninguna fuerza. Busca el contraste con la derecha, a la que suele atacar en su conjunto, aunque también centrando el tiro contra Ciudadanos. En ese espacio de centralidad que el PSOE busca, desea escorar a Albert Rivera, denunciando el "cordón sanitario" que le ha impuesto. A la vez, llama a los suyos a no despistarse, a no "confiarse", a no pensar que la victoria que indican consistentemente las encuestas, está hecha. Que no pase lo que ocurrió el 2 de diciembre en Andalucía, alerta.

Sánchez introdujo un nuevo término en campaña este domingo desde A Coruña. La "vetocracia" de Cs. Lo opuesto, cree él, a la "democracia". Llegó a ese neologismo a través de la crítica a Rivera por su "cordón sanitario" al PSOE, al partido, dijo, con 140 años de vida —los cumplirá en mayo—, el que "derrotó" a ETA, el que aprobó leyes sociales como la de igualdad o la del aborto, el que "puso en pie" el sistema de pensiones. Pero, a su juicio, lo "grave" no es que los naranjas impongan esa barrera a la dirigencia socialista, sino a los "millones de españoles que han votado alguna vez al PSOE".

"¿Pero qué tipo de democracia quieren para su país? —estalló—. Quieren transformar la democracia en vetocracia. Se equivocan, porque España necesita acuerdos. Los acuerdos son de interés de los españoles, los quieren. Lo que no quieren los españoles son los vetos, los cordones sanitarios, lo que quieren son acuerdos si queremos conquistar nuestro futuro". Y ahí calzó su promesa: "Frente a los que quieren convertir la democracia en 'vetocracia', el PSOE va a tender la mano a todos los partidos para llegar a acuerdos y resolver los problemas que tiene España. Eso es lo que nosotros vamos a hacer". El presidente ha venido diciendo en las últimas semanas que no vetará a ningún partido, por lo que no se cierra a acuerdos con Cs, con el PP, con Podemos... o con los separatistas que ya le invistieron en la moción de censura.

Sánchez llama a trascender la dialéctica ideológica" para hablar a "la España moderada, cabal y sensata que quiere futuro y no retroceder 40 años"


De ahí también que Sánchez recordara a sus compañeros que han de dirigirse a los votantes progresistas, sí, pero también han de "trascender la dialéctica ideológica" para hablar a "la España moderada, cabal y sensata que quiere futuro y no retroceder 40 años" como, a su juicio, quiere hacer la derecha.

"¿Qué tipo de feminismo defiende Rivera?"

Sánchez presume en sus mítines de la acción de su Gobierno, y en los últimos, también en A Coruña este domingo, reivindica sus controvertidos reales decretos leyes, que seguirá aprobando si es necesario, advirtió. En tono pedagógico, explico a sus simpatizantes que recurre a ellos por el bloqueo de PP y Ciudadanos en la Mesa del Congreso. Pero lo "sustantivo", incidió, es el contenido, y si las demás fuerzas los van a apoyar. "¿Están de acuerdo o no con un permiso de paternidad de cinco semanas en 2019, 12 en 2020 y 16 en 2021 para acabar con la discriminación injusta que sufren las mujeres? Que digan sí o no", preguntó, interpelando sobre todo a los naranjas. También les urgió a decir si comparten o no la recuperación del subsidio de desempleo para mayores de 52 años, o las medidas para favorecer el alquiler. "Anda enfadada la derecha, no por cómo gobierna el PSOE, sino porque gobierna el PSOE", concluyó.

El presidente plantea el 28-A como una elección binaria: o bien apostar "por el sentido común", que encarnaría él, o bien ir "contra el sentido común"

Para el presidente, "hasta el PP es mucho más coherente que Cs". Porque el partido de Pablo Casado "nunca creyó en la igualdad de hombres y mujeres" y por eso no acudió a las manifestaciones feministas del 8-M. Pero Rivera "debe tener un armario... que va cambiando de chaqueta conforme pase el tiempo", le azuzó, insistiendo en la idea de que los naranjas son veletas, inconsistentes. "Ya han dicho que van a votar en contra del permiso de paternidad porque lo ha propuesto el Gobierno socialista. ¿Qué tipo de feminismo defiende Rivera?", arremetió, para subrayar que no cabe adjetivar la igualdad, como tampoco se le ponen apellidos a la libertad. Lo hacía para cargar contra el "feminismo liberal" que propugnan los naranjas.

Sánchez, contra la "vetocracia" de Cs: tenderá la mano a "todos los partidos" para pactos

"No es que les moleste los viernes sociales. Es que les molestan las políticas sociales", adujo el presidente. A su juicio, a la derecha no le gusta que los socialistas "demuestren que otra España es posible" y que se pueden "revertir los recortes", recuperar la universalidad de la sanidad pública o que se revaloricen las pensiones. Pero él no se apeará de su carril, prometió: si es reelegido como jefe del Ejecutivo, presentará unos Presupuestos sociales y promoverá el reconocimiento del derecho a la eutanasia y la muerte digna, que no pudo salir adelante en esta última legislatura por el veto de PP y Cs.

"No nos confiemos. Aprendamos de lo que ocurrió el 2-D en Andalucía. Movilicémonos por esa España que quiere progresar y no retroceder", apremia

Para concluir, y ante un abarrotado polideportivo San Francisco Javier de A Coruña (1.800 personas, según Ferraz), Sánchez remarcó que la elección del 28-A es "bien sencilla": optar por una España en la que quepan "todos" o una en la que solo tengan cabida los de la "foto de Colón" (Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal). O sea, o bien apostar "por el sentido común" o bien ir "contra el sentido común". "Nosotros somos quienes unimos a España en torno a sus valores, el principal es la igualdad", mantuvo. De nuevo, recurrió a una canción de Víctor Manuel: "O en España cabemos todos, o no cabe ni Dios".

Sánchez, contra la "vetocracia" de Cs: tenderá la mano a "todos los partidos" para pactos

El presidente convino en que es perceptible que el PSOE está "ilusionado", que muchos ciudadanos se acercan y prometen que votarán al partido. "Bien. Pero no nos confiemos. Aprendamos de lo que ocurrió el 2 de diciembre en Andalucía", cuando muchos votantes se quedaron en casa pensando en que la victoria socialista estaba hecha. "Movilicémonos por esa España que quiere progresar y no retroceder". En los socialistas se palpa la euforia. Y era sintomático el lleno de este domingo en A Coruña, en el que el jefe del Ejecutivo estuvo acompañado del secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero; el líder provincial coruñés y presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, y la candidata a la alcaldía de la ciudad, Inés Rey. Hay que movilizarse contra "la peor derecha dirigida por Aznar", convergió Caballero, en referencia a PP, Ciudadanos y Vox.

Pedro Sánchez, durante su mitin en un abarrotado polideportivo San Francisco Javier en A Coruña, este 10 de marzo en la ciudad gallega. (Eva Ercolanese | PSOE)
Pedro Sánchez, durante su mitin en un abarrotado polideportivo San Francisco Javier en A Coruña, este 10 de marzo en la ciudad gallega. (Eva Ercolanese | PSOE)

Sánchez fue recibido con protestas de un centenar de trabajadores de las empresas Alcoa y Poligal, que afrontan el cierre de sus plantas en A Coruña y Narón, informa EFE. El presidente se refirió en su mitin a la compañía de aluminio. "Hemos hablado con los trabajadores de Alcoa y hemos garantizado un futuro por Alcoa", señaló, presumiendo de las acciones de su Ejecutivo para gestionar el conflicto laboral y parar el cierre. El Gabinete socialista, dijo, ha "defendido" la industria gallega como también permitirá que "el AVE llegue en tiempo y forma" a la comunidad, pese a la, en su opinión, pasividad de los años de Mariano Rajoy.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios