NO DEJARÁ SU CARGO HASTA ASUMIR EL ESCAÑO

Josep Borrell encabezará la lista del PSOE a las elecciones europeas del 26 de mayo

El ministro de Exteriores llevaba tiempo resistiéndose, pero finalmente ha accedido a la petición del presidente del Gobierno. Él será el cabeza de cartel para unos comicios cruciales

Foto: El ministro de Exteriores y próximo candidato socialista a las europeas, Josep Borrell, el pasado 24 de febrero en Sharm-el-Sheikh, Egipto. (Reuters)
El ministro de Exteriores y próximo candidato socialista a las europeas, Josep Borrell, el pasado 24 de febrero en Sharm-el-Sheikh, Egipto. (Reuters)

Hubo fumata blanca. El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, encabezará finalmente la lista del PSOE a las elecciones europeas del 26 de mayo, según anunciaron este martes fuentes oficiales del partido. Él será, pese a sus resistencias, el cartel socialista para los comicios del 26-M. El que quería Pedro Sánchez, el aspirante "natural". El más potente que tenía la formación y al que el jefe del Ejecutivo consiguió convencer después de muchas vueltas. Por ahora, tiene en mente continuar al frente de la diplomacia española hasta que asuma su escaño de eurodiputado, en julio, si para antes no hubiera nuevo Gobierno. Por delante tiene el reto de devolver a su partido a la condición de primera fuerza en las europeas, hito que no consigue desde 2004, comicios que precisamente él encabezó.

Borrell le comunicó su decisión a Sánchez en la noche de este lunes, cuando llegó a Ginebra procedente de la cumbre UE-Liga Árabe en Sharm-el-Sheikh (Egipto). Y fue producto de una "larguísima reflexión", que se intensificó en los últimos días, según señalaban fuentes de su entorno más próximo. Y es que el tiempo ya jugaba en su contra, porque cada vez tenía menos margen para decir que no. En la dirección ya se esperaba que decantara de manera inminente la balanza. Y se confiaba en que aceptara la propuesta. "Espero que las expectativas depositadas en él [en el ministro], en el momento adecuado tengan un rendimiento proporcional, pero todavía no le hemos resuelto", comentaba ayer lunes en Ferraz el secretario de Organización y titular de Fomento, José Luis Ábalos.

Josep Borrell encabezará la lista del PSOE a las elecciones europeas del 26 de mayo

No ha sido fácil llegar hasta aquí. Tanto que ni siquiera aprovechó la plataforma del pasado fin de semana, la convención del Partido de los Socialistas Europeos (PES) en Madrid para lanzar su candidatura. No lo tenía claro y dudó mucho. Josep Borrell Fontelles (Pobla de Segur, Lleida, 1947) se mostraba reticente porque para él era volver a su pasado. Ya había sido presidente de la Eurocámara entre 2004 y 2007. Además, a sus 71 años, quería pasar más tiempo en España junto a su familia y especialmente cerca de su mujer, Cristina Narbona, presidenta del PSOE. El presidente tenía hasta ahora un potente aliciente para convencerle: ligar el escaño en Bruselas y Estrasburgo con su candidatura a una vicepresidencia de la Comisión Europea.

La delegación española será con mucha probabilidad una de las más amplias de los socialistas, tras su hundimiento en grandes países


Pero ahora esa garantía ya no existe porque dependerá de quién gobierne España para cuando vaya a formarse el Ejecutivo comunitario. Las Cortes Generales se disuelven el próximo 5 de marzo de cara a las generales del 28 de abril y con mucha probabilidad no habrá nuevo Gabinete central hasta después de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo.

Lo que sí parece bastante asegurado es que la del PSOE será una de las delegaciones socialistas más potentes de la UE, porque en grandes países como Francia o Italia los partidos hermanos han implosionado y en Alemania sufre una grave crisis y le quema estar en el Gobierno de gran coalición con Angela Merkel. La socialdemocracia solo gobierna en seis países de la UE ahora mismo —España, Portugal, Suecia, Malta, Eslovaquia y Rumanía—, pero Madrid, Lisboa y Estocolmo son los tres grandes faros de la familia política.

Desde la Moncloa confirman que Sánchez no tiene prevista ninguna crisis de gobierno: Borrell hará campaña como ministro en funciones

Fuentes de la Moncloa confirmaron que Borrell seguirá en su puesto de ministro hasta el final, pues cuando comience la campaña de las europeas, el 9 de mayo, ya estará en funciones. Sánchez, por tanto, no tiene previsto hacer ninguna crisis de gobierno y continuará con su equipo hasta el final, sin relevos. Ábalos negaba este martes que la dirección tratara de sacar al jefe de la diplomacia española de la política nacional. "Se busca para las candidaturas lo mejor que tenemos y no se trata de alejar de nada, sino que significa una apuesta muy fuerte por el proyecto europeo. Ante la ofensiva reaccionaria en toda Europa hay que poner gente con capacidad de liderazgo para defender este proyecto", señaló, informa EFE.

La voz de las marchas de SCC

Borrell manejó la opción de concurrir como cabeza de lista por Barcelona para las generales del 28-A. Pero al final lo descartó. El PSC no acababa de verle como mejor alternativa electoral. Como explicaban fuentes de la dirección hace dos días a este periódico, la personalidad del ministro es tan marcada que habría "polarizado" la campaña en torno a él, cuando a los socialistas les interesa poner el foco en Sánchez y en su gestión para arañar todo el voto útil, más en una comunidad que ha sido tradicional granero del partido y en la que puede volver a ser primera fuerza por el previsible hundimiento de los comunes, que ganaron las generales de 2015 y 2016.

Borrell barajó la opción de acudir como uno por Barcelona en las generales, pero el PSC no lo acababa de ver como mejor alternativa electoral

Además, el aterrizaje en Barcelona suponía el desplazamiento de una compañera de Gabinete: la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, que fue la cabeza de cartel en las últimas legislativas y con la que el PSC ha cerrado filas. Ella encarna mejor el espíritu del PSC, de diálogo y distensión con los independentistas. Desde su responsabilidad, ha conducido la interlocución con la Generalitat en estos meses, hasta que en el último tramo asumió las riendas de las negociaciones la vicepresidenta, Carmen Calvo.

El ministro es, para los separatistas catalanes, una figura negra y odiada, por el combate total que lleva librando contra ellos desde hace años. Borrell volvió a la primera línea de la política tras apoyar a Sánchez en su caída como secretario general, y se convirtió en el látigo contra ERC y PDeCAT cuando se hizo portavoz de las multitudinarias manifestaciones de Societat Civil Catalana (SCC) en octubre de 2017, cuando los ciudadanos no nacionalistas despertaron y protestaron contra la deriva del Govern, que convocó y celebró un referéndum ilegal y condujo al Parlament a la declaración unilateral de independencia.

Pedro Sánchez y el ministro de Exteriores, Pepe Borrell, el pasado 19 de febrero en el Senado. (EFE)
Pedro Sánchez y el ministro de Exteriores, Pepe Borrell, el pasado 19 de febrero en el Senado. (EFE)

Borrell es un dirigente muy respetado en la Unión Europea, y había coincidencia en el PSOE en que él era el mejor cartel de cara al 26-M, precisamente por su perfil comunitario y también por su combate al secesionismo catalán, que ha llevado también desde el Gobierno. También porque es tenido como un dirigente brillante, como una de las mejores cabezas del PSOE. Sánchez le alabó como "extraordinario" ministro y candidato "natural" a las europeas. Otras alternativas como la titular de Economía, Nadia Calviño, o la jefa de la delegación socialista en Bruselas, Iratxe García, no tenían el mismo tirón electoral. Ahora, se espera que Borrell tire del carro de todas las candidaturas en los comicios del 26 de mayo, en la que ya se concibe como segunda vuelta de las generales. El Parlamento Europeo publicó la semana pasada una proyección de encuestas: el PSOE ganaría el 26-M, con 16 asientos, seguido de PP (15), Cs (12), Unidos Podemos (9), Vox (6) y ERC (1). España pasará de 54 a 59 asientos totales.

Multa de la CNMV

El candidato atesora una larga trayectoria política. Ingeniero aeronáutico y doctor en Ciencias Económicas, en los gobiernos de Felipe González fue primero secretario general de Presupuesto y Gasto Público y luego secretario de Estado de Hacienda, hasta que entre 1991 y 1996 asumió la cartera de ministro de Obras Públicas y Transportes. Se convirtió en 1998 en candidato socialista a la Moncloa por primarias, venciendo al aparato que entonces lideraba Joaquín Almunia, pero renunció un año más tarde por la investigación fiscal a dos de sus colaboradores de confianza. Entre 2004 y 2009 fue eurodiputado y, tras acabar su mandato, se incorporó al consejo de administración de Abengoa. El pasado 27 de noviembre el BOE publicaba la sanción de la CNMV a Borrell por la venta por cuenta de un tercero de 10.000 acciones de Abengoa, por un importe de 9.030 euros, el 24 noviembre de 2015, "disponiendo de información privilegiada sobre este emisor". La multa que le cayó fue de 30.000 euros.

Sánchez garantiza puesto de salida a sus ministros en las listas a Congreso y Senado. Son seguros Batet (Barcelona), Ábalos (Valencia) o Calvo

Ahora falta por saber la totalidad de la lista europea, en la que con seguridad repetirá Iratxe García, y en la que tiene bastantes papeletas para seguir el exministro José Blanco, pero no así quien encabezó la candidatura en 2014, la ex vicesecretaria general Elena Valenciano. También estará en la plancha el politólogo francés de origen argelino Sami Naïr.

La plancha para el 26-M se confeccionará de forma paralela a las de Congreso y Senado. La dirección está cuadrando la posición de salida de los ministros. Meritxell Batet liderará Barcelona, y se da por descontado que José Luis Ábalos (Fomento) capitaneará Valencia; María Jesús Montero (Hacienda), Sevilla e Isabel Celaá (portavoz y Educación), Álava. La vicepresidenta, Carmen Calvo, podría tirar de la lista de Córdoba (y su dos sería en ese caso Luis Planas, titular de Agricultura) o bien ir de dos de Sánchez por Madrid; Fernando Grande-Marlaska (Interior) es muy probable número tres por Madrid; Reyes Maroto (Industria), como uno por Valladolid, y Magdalena Valerio (Trabajo), como cartel por Guadalajara. Por la capital podrían entrar Dolores Delgado (Justicia), Margarita Robles (Defensa) o Teresa Ribera (Transición Ecológica). José Guirao (Cultura) podría encabezar Almería; Pedro Duque (Ciencia), podría integrarse en la de Madrid o bien ir de cunero en otra provincia, y Luisa Carcedo (Sanidad), está llamada a competir por el Senado por Asturias, ya que su compañera Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, sería la cabeza por la Cámara Baja por la circunscripción de ambas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios