EL NUEVO LÍDER BUSCA RESUCITAR LA FORMACIÓN eL 26-J

Maneiro: "La nueva política ha demostrado ser postureo. UPyD es la herramienta"

El líder magenta no pierde la ilusión y, si las primarias lo ratifican, será el candidato en el 26-J. Afirma que los nuevos partidos son pura cosmética y reclama el retorno de UPyD

Foto: El nuevo líder de UPyD, Gorka Maneiro. (Carmen Castellón)
El nuevo líder de UPyD, Gorka Maneiro. (Carmen Castellón)

Gorka Maneiro Labayen (San Sebastián, 1974) solo piensa en mirar al futuro. El actual diputado vasco lidera desde el pasado abril UPyD, la formación que Rosa Díez fundó en 2007 y a la que él pertenece desde su origen. La marcha definitiva de la dirigente magenta y Andrés Herzog, el anterior portavoz y candidato a la presidencia del Gobierno el pasado diciembre, no le ha quitado ánimos a Maneiro, que considera a su partido como la mejor herramienta que existe para regenerar España. Más todavía cuando, en su opinión, "los nuevos partidos han demostrado comportarse como los viejos" y cuando la ciudadanía muestra un hartazgo total ante la situación de bloqueo. Gorka Maneiro afirma que UPyD aún tiene aliento para dar la batalla y aspira a devolver al partido la representación parlamentaria que merece para conseguir cambiar el país. Siempre y cuando las primarias de este sábado ratifiquen su candidatura para el 26-J

Pregunta. ¿Por qué poner todos los esfuerzos en un partido que ya no respira?

Respuesta. Porque las ideas que defendemos desde el año 2007 siguen plenamente vigentes y nuestros objetivos no se han visto cumplidos. No hemos conseguido todavía reformar la ley electoral, ni profesionalizar la Justicia, ni acabar con la desigualdad en España, ni suprimir las diputaciones, ni suprimir los privilegios forales, ni acabar con los regímenes fiscales. Tampoco hemos conseguido acabar con el independentismo. Con lo cual, lo lógico es seguir adelante.

P. Y ya que están decididos, ¿cómo encararán la campaña del 26-J? ¿Cómo se recupera la visibilidad?

R. Sobre todo echaremos mano de la militancia de UPyD y de la cantera. Hay gente muy buena y muy preparada que quizá no ha tenido visibilidad o no son personas mediáticas. Somos un equipo, y la recogida de avales no sirve para estar en la calle, estar en contacto con la gente y explicar que nuestras ideas siguen siendo necesarias. Los actos serán sencillos, haremos la correspondiente presentación de candidatos. Vamos a contar sin duda con personas relevantes, Fernando Savater se va a volcar en la campaña, también la eurodiputada Maite Pagaza. Savater estará en los actos, en las ruedas de prensa.

Habría sido razonable que Rosa Díez y Andrés Herzog se hubieran quedado para apoyar a las personas nuevas que toman los mandos

P. ¿Qué le dijo Rosa Díez al saber que usted seguiría tirando del carro?

R. En la reunión que mantuvimos expliqué todo al consejo de dirección y también a ella. Rosa no estaba de acuerdo... Bueno, es su posición y nosotros decimos que hay muchas cosas que hacer y UPyD es el mejor instrumento que tenemos. Somos distintos al resto de partidos y hay que seguir adelante. Ella no dijo nada más, planteó su posición y ya está.

P. ¿Le sentó mal la baja de Rosa Díez y Andrés Herzog? ¿Cree que debieron aguantar?

R. Quizás habría sido lo más razonable... Apoyar a las personas nuevas que toman los mandos del partido para defender las mismas ideas durante estos años. Por lo demás, preferimos mirar al futuro. En relación con el pasado, nos sentimos muy orgullosos del trabajo político realizado.

Gorka Maneiro, en la redacción de El Confidencial. (Carmen Castellón)
Gorka Maneiro, en la redacción de El Confidencial. (Carmen Castellón)

P. También hay que mirar al pasado para no repetir errores. ¿Faltó autocrítica a partir de la debacle electoral en las andaluzas de 2015 como golpe de efecto para remontar?

R. Las europeas de 2014 fueron un primer aviso antes del año electoral en España. Nosotros sí que hemos hecho autocrítica y miramos el pasado para aprender mucho. Tuvimos una serie de problemas internos, algunos no supimos resolverlos y otros no pudimos. Tampoco hubo un gran apoyo mediático, por decirlo suavemente. Pero bueno, digamos que es pasado. Lo importante es que este consejo de dirección es nuevo, hacemos autocrítica todos los días del año y es abierto, dialogante y constructivo, y quiere hablar con otras formaciones políticas.

P. ¿Sigue en contacto con miembros de UPyD que se marcharon después del año tan crítico?

R. Sí, siempre he tenido buena relación con la gente del partido. Muchos de ellos no son mediáticos, y de hecho en los últimos tiempos algunos que se fueron están volviendo, porque ven que las cosas se están haciendo de forma diferente.

P. ¿Le sorprendió el fichaje de Irene Lozano por el PSOE?

R. Sí, la verdad es que sí... Fue una cosa muy llamativa que me sorprendió a mí, a toda la ciudadanía, a la militancia de UPyD y, bueno, a la población en su conjunto. Ha acabado como ha acabado... También es criticable la actitud del Partido Socialista, porque el transfuguismo no es una cosa buena y creo que les ha salido muy mal.

Hemos comprobado que esos partidos políticos que se decían nuevos se han comportado como viejos. Hay mucha cosmética y postureo

P. Y ahora, ¿le sorprende su marcha?

R. Bueno, en el momento, quizá sí. Tampoco sé si se marchó al ver que no era querida en el partido, porque igual no era querida en el partido. Pero la verdad es que lo veo desde la distancia.

P. De cara al 26-J, ¿es Ciudadanos su mayor competidor?

R. No nos fijamos en concreto en otro partido. Nosotros defendemos nuestras propuestas, tratamos de resolver los problemas de la gente y tratamos de mantener la esencia de nuestro programa político. Hemos comprobado que esos partidos políticos que se decían nuevos, finalmente se han comportado como viejos. Y, en concreto, Albert Rivera también, con esa forma tan camaleónica de hacer política, de decir una cosa en campaña y hacer después la contraria. Hay mucha cosmética y postureo... Que es algo que ha sido muy decepcionante para sus propios votantes. Ciudadanos, en estos cuatro meses, en lugar de mantener un diálogo sincero y abierto con todos los partidos lo que ha hecho es propaganda y postureo. Dijeron que apoyarían a la lista más votada y pactaron con Pedro Sánchez. Sostienen el Gobierno en Andalucía sin que haya medidas claras de lucha por la regeneración democrática. Y en Madrid, cosa parecida. No es lo mismo cambio que recambio.

P. Pero con Ciudadanos, UPyD tiene muchos puntos programáticos en común. Por no hablar de algunos dirigentes de su partido que se marcharon con el de Rivera. Rosa Díez dice en su último libro que las negociaciones con C's en 2014 fueron "un engaño manifiesto".

R. Compartimos algunas ideas con todos los partidos. Hemos visto que algunas propuestas nuestras las incluía C's en su programa, pero luego en el día a día no han movido un dedo para hacerlas realidad. Por ejemplo, en el pacto firmado con Pedro Sánchez, la profesionalización de la Justicia queda totalmente diseminada. No hay medidas concretas. En relación a aquellas negociaciones, aparte de que es pasado, en ningún caso hubo nunca una voluntad real por parte de C's de llegar a un acuerdo, sino más bien un intento de perjudicar a UPyD. Quizá nosotros tendríamos que haber sido capaces de explicar mejor las diferencias. El tiempo pone a cada uno en su lugar, de todas formas.

P. Entonces, aquello salió como tenía que salir.

R. Sí. Me refiero a que el tiempo pone a cada uno en su lugar mirando al futuro y viendo la actitud de Ciudadanos durante estos cuatro meses o el pacto con el PP en la Comunidad de Madrid, en vez de promover un cambio que sea mucho más profundo y visible. Lo mismo en Andalucía. Se trata de cambiar la política y hoy en día lo que vemos es que se anteponen los intereses políticos por encima de los de los ciudadanos.

El nuevo líder de UPyD, durante la entrevista en El Confidencial. (Carmen Castellón)
El nuevo líder de UPyD, durante la entrevista en El Confidencial. (Carmen Castellón)

P. Y donde sin embargo no termina de cuajar Ciudadanos es en el País Vasco.

R. No se les ve tampoco que planteen propuestas políticas, no vemos que haya actividad de ningún tipo. Incluso han tenido problemas internos en los últimos meses... Nosotros, en todo caso, estamos a lo que estamos. Lo estamos haciendo bien en el Parlamento vasco y así nos lo reconocen incluso nuestros rivales políticos.

P. ¿Y cómo ve la relación entre Bildu y Podemos?

R. Inicialmente, son competidoras, igual que lo son con el Partido Socialista. Pero también hay vasos comunicantes y en función de la fuerza que tengan en el próximo Parlamento podrán plantear asuntos que a nosotros no nos gustan nada, como el derecho a decidir, que en eso se parecen mucho a los nacionalistas.

P. De hecho, Podemos en su programa incluía el derecho a decidir. Y lo vuelve a incluir tras confirmar la confluencia con Izquierda Unida.

R. Lo incluyen, y además lo dicen abiertamente. Es un discurso muy parecido al de los nacionalistas. Nosotros lo que pensamos es que el derecho a decidir corresponde al conjunto de los españoles. Si hay que cambiar la Constitución, hay que hacerlo entre todos. Si hay que modificar el modelo de Estado, tenemos que decidirlo entre todos.

Que Otegi quiera ser lendakari es un insulto a la sociedad democrática y a las víctimas del terrorismo. Es políticamente inaceptable

P. ¿Qué representa que Otegi pueda presentarse para ser el próximo lendakari?

R. Yo creo que es un insulto a la sociedad democrática y en concreto a las víctimas del terrorismo. Su pasado es el que es, de connivencia, apoyo e incluso integración en ETA. Por lo tanto, políticamente es inaceptable que pueda presentarse o que pueda recibir un solo voto.

P. En una de sus últimas comparecencias públicas, defendió la "legalidad penitenciaria" para sacar a todos los presos de ETA de la cárcel.

R. Lo denunciamos públicamente tanto en el Parlamento como fuera. UPyD ha sido la formación política más beligerante ante eso que llamamos los servicios auxiliares de ETA, Bildu y compañía. Hemos sido muy contundentes y se trata de defender el Estado de derecho y entender que los presos tienen una serie de condenas por actos terroristas que tienen que cumplirse. Estos llevan años defendiendo la excarcelación masiva de los presos.

Elecciones Generales

El redactor recomienda