continuará en la formación magenta

Irene Lozano: "Rosa Díez debe dimitir. Es el momento de renovar UPyD"

Califica de “auténtico fracaso” el resultado de su partido en las elecciones autonómicas de Andalucía y pide que la líder del partido no se aferre al sillón como hacen los de la vieja política

Foto:  La líder de UPyD, Rosa Díez, este lunes en la rueda de prensa. (Efe)
La líder de UPyD, Rosa Díez, este lunes en la rueda de prensa. (Efe)

Tajante. Así es como se ha mostrado Irene Lozano, uno de los pesos pesados de UPyD, ante los micrófonos de la Cadena Ser. “Rosa Díez debe dimitir”, ha dicho apenas unas horas después de que ella y otros tres miembros del partido presentaran su dimisión en un Consejo de Dirección organizado este lunes por la noche en el que también se votó en contra de pactar con Ciudadanos.

Lozano ha calificado de “auténtico fracaso” el resultado de la formación magenta en las elecciones autonómicas de Andalucía, donde no solo no ha conseguido ningún diputado sino que ha obtenido 53.000 votos menos que en marzo de 2012. De esta forma, la diputada pide que la líder de UPyD asuma “responsabilidades”, analice los resultados y permita la “renovación” del partido para "coger un nuevo rumbo" sin intención de organizar un congreso para crear una nueva dirección. 

Estampida en UPyD, que pasa por su peor crisis

 

En sus declaraciones, Lozano ha explicado que este lunes planteó que debía dimitir toda la dirección de UPyD por llevar al partido a “no tener representación alguna” en el Parlamento andaluz. “Hemos reconocido el fracaso pero la consecuencia más obvia y necesaria es que alguien tiene que dimitir. nadie ha dado una sola explicación”, ha dicho para añadir que “las cosas se han viciado mucho dentro de nuestro propio partido”. 

Lozano seguirá en UPyD y mantendrá su escaño

En este sentido, se ha mostrado sorprendida por la comparecencia pública de Rosa Díez este lunes en la que dejó claro que no iba a dejar su cargo. “No puedo obligar a nadie a dimitir pero no me gustan las reacciones de la política vieja de aquellos que se aferran al sillón”, ha admitido. “La máxima dirigente del partido es muy cuestionada por muchos afiliados y simpatizantes e, incluso, por los ciudadanos. Hay que demostrarles que hacemos política de otra manera”.

Rosa Díez e Irene Lozano en el Congreso de los Diputados. (Efe)
Rosa Díez e Irene Lozano en el Congreso de los Diputados. (Efe)

 

Con la firme intención de seguir en UPyD y continuar en su escaño en el Congreso de los Diputados, Irene Lozano se desmarca de la corriente que apuesta por pactar con el partido de Albert Rivera para apostar por la renovación del partido a la espera de que se dé “una explicación al fracaso en un tiempo de cambio en el que la gente está dispuesta a votar a partidos nuevos”. 

Para Lozano, “los partidos son un instrumento al servicio de los ciudadanos” y UPyD no “está prestando un buen servicio”, motivo por el cual insta a Rosa Díez “a que reflexione” si continúa con la firme intención de atrincherarse y no cambiar de opinión. 

Rosa Díez se 'obsesiona' con La Moncloa

En la multitudinaria rueda de prensa que este lunes ofreció la líder de UPyD en la sede de Madrid, Díez reconoció los "inapelablemente malos" resultados de su partido en los resultados de las elecciones andaluzas. Sin embargo, y sin un solo ápice de autocrítica, anunció que seguiría al frente del partido y que no ha cambiado en su idea de presentarse a las primerias de las generales. "Hemos perdido la batalla pero no vamos a retirarnos", dijo. 

Crisis abierta en UPyD con la dimisión de cinco de sus dirigentes

 

Sin intención de cambiar ni un ápice los principios democráticos que inspiró su fundación, Rosa Díez aseguró que le importaba "mucho más la política que los votos" después de obtener el peor resultado de la historia de UPyD en Andalucía. 

Tras la rueda de prensa, en la que no entró a discutir ante los periodistas el porqué de la derrota electoral, varios miembros de su partido mostraron su disconformidad por su actuación. Entre ellos estaba Toni Cantó, que calificó de "decepcionante" las declaraciones de Rosa Díez. "La dirección del partido debe responsabilizarse de las decisiones que nos han traído aquí", escribió en su perfil de Twitter en candidato de UPyD a la Presidencia de la Generalitat Valenciana. 

Otra voz crítica fue la del diputado Álvaro Anchuelo, que definió el resultado de UPyD de "malo sin matices" e instaba a extraer "de una vez" las consecuencias horas antes de de abandonar la dirección del partido. 

Ante esto, Rosa Díez ha utilizado este martes su cuenta de Twitter para contestar con un simple mensaje a sus detractores. "Aún no ha llegado el día en que UPyD deje de ser necesario. Por eso no podemos consentir sin pelear que destruyan todo aquello que amamos", ha escrito. 

Sosa Wagner señala el "mangoneo" de Díez

Por su parte, el exdiputado Sosa Wagner ha avisado a la portavoz nacional de UPyD, Rosa Díez, de que "puede seguir intentando mangonear la organización, pero la organización se le deshace en los territorios".  Además, ha saludado a quienes antes le criticaban cuando él exponía que a lo mejor era bueno algún tipo de aproximación con Ciudadanos, y le armaron "un aquelarre tremendo", y ahora se pasan a su terreno.

"Rosa Díez ordenó a la diputada Irene Lozano que me insultase", ha rememorado, acusando a Díaz de haber organizado un "Consejo Político de seis horas" en el que le "estuvieron insultando". A su juicio, algunos de los que entonces "aplaudían a rabiar", ahora "parecen entusiasmados con la idea de colaborar" con el partido que lidera Albert Rivera.

La líder de UPyD Rosa Díez y el exeurodiputado de la formación Francisco Sosa Wagner. (Efe)
La líder de UPyD Rosa Díez y el exeurodiputado de la formación Francisco Sosa Wagner. (Efe)

En la entrevista ofrecida a la cadena Cope, Wagner ha dicho que vio la rueda de prensa de Díez "un poco patética". De hecho, ha comparado la actitud de la líder de UPyD con la de un conde que vive en su castillo y en los alrededores están sus súbditos que se dan cuenta que se ha vuelto "mochales" y le van abandonando pero éste sigue dando órdenes y "al final se convierte en un poseso".

Preguntado si lo sucedido en Andalucía es extrapolable al conjunto de España, Wagner ha contestado que es "muy probable" que en los próximos días se asista a "una forma de destrucción del propio aparato de UPyD en los territorios". A su juicio, en la situación actual, donde los partidos mayoritarios están "aturdidos por la corrupción", los nacionalistas "van a lo suyo, a despedazar el Estado" y los "extremistas, comunistas, podemistas ofrecen soluciones sencillotas", es necesario que exista un partido no nacionalista que sea llave.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios