Es noticia
Menú
El secreto detrás de las previsiones de PIB: el 75% del crecimiento se logró en 2021
  1. Economía
El Gobierno prevé un avance del 4,3%

El secreto detrás de las previsiones de PIB: el 75% del crecimiento se logró en 2021

Si España creciese un 0% durante los cuatro trimestres del año, en el conjunto de 2022 habría crecido un 3,2%. Esto explica las previsiones positivas formuladas por distintos organismos

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La última semana ha sido complicada para el Ministerio de Asuntos Económicos. Los datos de empleo y de PIB del primer trimestre han puesto en evidencia el frenazo que ha sufrido la economía española. Y la previsión de crecimiento en que trabajaba ha tenido que ser recortada de forma significativa. El presidente del Gobierno adelantó hace dos semanas que su nuevo 'cuadro macro' contemplaría un avance del PIB próximo al 5%, pero finalmente tuvo que dar un 'tijeretazo' mayor, hasta el 4,3%. Esta cifra coincide con la estimación de la Autoridad Fiscal (AIReF), institución que tiene el encargo de avalar las previsiones del Gobierno antes de enviarlas a la Comisión Europea.

Para endulzar este trago amargo, la vicepresidenta Nadia Calviño justificó que "todos los gobiernos están revisando a la baja la previsión de crecimiento y al alza la de inflación" y que España crecerá "por encima de la media europea y por encima de la media de las economías más avanzadas". En un sentido similar se pronunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: "Lo digo con cautela, pero así lo anuncian las nuevas previsiones del Fondo Monetario Internacional (...) que apuntan a un crecimiento robusto del 4,8%, la segunda tasa de crecimiento más alta de la eurozona. España aborda esta coyuntura económica con importantes bazas favorables".

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE/Zipi)

Sin embargo, estas previsiones tienen 'truco' y es que el 75% de ese crecimiento ocurrió en el año 2021. Es el efecto 'carry over' que conseguirá España gracias al crecimiento registrado en la segunda mitad del año 2021. Dicho de otra forma: España tiene garantizado un crecimiento del 3,2% en el conjunto del año, aunque el PIB se estanque durante los cuatro trimestres. ¿Cómo es posible?

El PIB anual es la suma de la producción durante los 12 meses. En 2021, el PIB de la primera mitad del año fue muy bajo como consecuencia del estado de alarma y algunos otros factores que lastraron la actividad, como la borrasca Filomena. Sin embargo, cuando se levantó el estado de alarma, el PIB rebotó rápidamente, lo que ha permitido empezar el año 2022 desde un nivel mucho más alto. De esta forma, si el PIB del cuarto trimestre de 2021 se mantuviese durante todo el año 2022, España terminaría creciendo un 3,2%. Esto es, con la economía estancada, el crecimiento sería ya muy elevado.

Este efecto es el que los economistas denominan 'carry over' (efecto arrastre). En los años normales, su importancia suele ser testimonial, pero en una economía tan volátil como la actual puede tener un papel protagonista. Por ejemplo, en el primer trimestre de 2022 el crecimiento de la economía fue pírrico, de apenas el 0,3%. Sin embargo, si se compara con el primer trimestre de 2021, el dato es muy positivo, ya que asciende al 6,4%. Esta cifra es el resultado del crecimiento logrado en los meses anteriores, cuando la economía avanzaba a ritmos superiores al 2% trimestral.

Este punto de partida garantiza un crecimiento superior al 3% en 2022, aunque la situación económica se complique. Y este nivel ya es superior al que prevé el FMI para el resto de países europeos. El crecimiento medio de los países del euro previsto por el FMI es del 2,7%; el de Alemania, del 2,1%; el de Francia, del 2,9%, y el de Italia, del 2,3%.

España cuenta con un gran efecto 'carry over', muy superior a la media europea, precisamente porque fue el país que más creció en la segunda mitad de 2021, tras el final del estado de alarma. Es comprensible que así sea, ya que era uno de los países más lastrados por las restricciones, dada su dependencia del turismo y de otras actividades que requieren contacto social. El rebote logrado en esos meses se muestra en los datos de crecimiento del año 2022.

Por ejemplo, si en el segundo trimestre del año la economía española se estanca (una variación del PIB del 0,0%), sería suficiente con un crecimiento del 1% en cada uno de los dos trimestres posteriores para que el PIB anual avance el 4,3% previsto por el Gobierno. Este efecto 'carry over' es tan fuerte que aunque el ritmo de crecimiento trimestral acelere en la segunda mitad del año, en tasa interanual irá en rápido descenso. Según las previsiones del FMI, en el último trimestre del año el crecimiento anual habrá frenado al 2,8%, frente al 6,3% de este inicio de año.

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Aunque se descuente este efecto 'carry over', España seguirá siendo el país europeo que más crecerá este año. De hecho, para algunos países es la única posibilidad de no mostrar su gran debilidad económica. Si se tienen en cuenta las previsiones del FMI, Alemania crecerá un 1% a lo largo del año, Francia apenas un 0,5% e Italia sufrirá una caída del 0,1%. Datos que muestran la vulnerabilidad económica de Europa ante la guerra de Ucrania. España contará con un motor adicional al resto de países, la recuperación del turismo.

Esta ralentización tiene efectos importantes en el crecimiento previsto para 2023. De hecho, el Gobierno no ha mejorado su previsión para el próximo año, y eso a pesar del recorte que ha hecho para 2022. Es posible que la guerra vaya a retrasar la recuperación de la economía y que en 2023 se acelere este ritmo, pero el efecto 'carry over' de 2022 lastrará el avance del PIB.

Según las previsiones del Gobierno, España recuperará en 2023 los niveles de actividad previos a la pandemia y no en 2022, como había previsto. Sin embargo, lo que no hará es cerrar la brecha del PIB respecto a la tendencia de crecimiento que tenía antes del covid. Esto significa que el covid dejará una herida permanente en el crecimiento de la economía.

La última semana ha sido complicada para el Ministerio de Asuntos Económicos. Los datos de empleo y de PIB del primer trimestre han puesto en evidencia el frenazo que ha sufrido la economía española. Y la previsión de crecimiento en que trabajaba ha tenido que ser recortada de forma significativa. El presidente del Gobierno adelantó hace dos semanas que su nuevo 'cuadro macro' contemplaría un avance del PIB próximo al 5%, pero finalmente tuvo que dar un 'tijeretazo' mayor, hasta el 4,3%. Esta cifra coincide con la estimación de la Autoridad Fiscal (AIReF), institución que tiene el encargo de avalar las previsiones del Gobierno antes de enviarlas a la Comisión Europea.

Previsión de crecimiento PIB
El redactor recomienda