Es noticia
Menú
El Gobierno modera el sueldo de los empleados públicos en 2022: no lo ligará al IPC hasta 2023
  1. Economía
Compartirían esfuerzo con el sector privado

El Gobierno modera el sueldo de los empleados públicos en 2022: no lo ligará al IPC hasta 2023

El Programa de Estabilidad contempla mantener para este año la moderación salarial con una subida del 2% y para 2023 la revalorización se haría con la previsión de inflación para ese año

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El pacto de rentas que está impulsando el Gobierno para repartir los costes de la guerra en Ucrania también incluirá a los trabajadores públicos. Así lo contempla el Programa de Estabilidad remitido por los ministerios de Economía y Hacienda a la Comisión Europea este viernes. En su planificación fiscal, el Gobierno contempla mantener para este año la subida del salario de los trabajadores públicos en el 2%, tal y como se incorporó en los Presupuestos Generales del Estado de 2022.

Esto significa que los trabajadores públicos sufrirán una importante pérdida de poder adquisitivo, que por el momento está siendo algo superior a la de los trabajadores del sector privado. En concreto, los convenios colectivos firmados hasta marzo contemplan una revalorización salarial para este año del 2,4%. Los sindicatos de la función pública reclaman al Gobierno que actualice los salarios de la función pública ante el repunte de la inflación. Sin embargo, el Ejecutivo ha descartado por el momento atender a sus demandas y en el Programa de Estabilidad ha elaborado una previsión de gasto en el capítulo 1 con la base de la subida aplicada actualmente.

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. (EFE/Atienza)

De cara al próximo año, el Programa de Estabilidad contempla una subida de los salarios en línea con la previsión de inflación para ese año, explican fuentes del Ejecutivo. En concreto, el cuadro macroeconómico de Economía estima un deflactor del consumo privado (el indicador alternativo al IPC que se incluye en el cuadro 'macro') del 2,2%. Esta es la revalorización prevista de los salarios públicos para el próximo año. El caso de los funcionarios es distinto al de los pensionistas que tienen garantizado por ley su poder adquisitivo.

Eso significa que para 2023 se consolida la pérdida de poder adquisitivo de los funcionarios, que compartirían así esfuerzos con los que están realizando empresas y trabajadores del sector privado. "En el capítulo de los gastos de personal se recoge, entre otras necesidades, el incremento retributivo de los empleados públicos, que para 2022 se ha fijado en un 2%", explica el Gobierno en el documento remitido a la Comisión Europea.

De esta forma, el Ministerio de Hacienda soporta las presiones que está recibiendo por parte de los sindicatos de la función pública que exigen una reunión inmediata con la ministra, María Jesús Montero, para negociar un incremento superior. Por su parte, el Gobierno estaba esperando a que sindicatos y patronales cerraran la actualización del AENC (Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva). Sin embargo, las negociaciones entre las dos partes siguen estancadas, ya que CCOO y UGT reclaman que se garantice a medio plazo el poder adquisitivo de los trabajadores y las patronales prefieren buscar indicadores alternativos como la productividad.

Foto: La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Con este AENC congelado, el Gobierno prefiere esperar antes de sentarse a negociar con los sindicatos de la función pública para lograr que su subida salarial no se distancie mucho de la del sector público. Además, recuerda en el Programa de Estabilidad que “el carácter plurianual de la negociación colectiva limita por el momento los efectos de segunda ronda”.

Esto es, las subidas salariales deben ser moderadas para evitar que generen una espiral inflacionista y, al mismo tiempo, los acuerdos tienen que ser plurianuales para dar certeza de mejoras de renta para los trabajadores. De ahí que de cara al año 2023, de momento, se plantee el escenario base de una subida de los salarios en línea con la inflación prevista para ese año. Esto es, no se compensaría la pérdida de poder adquisitivo de 2022, explican fuentes del Ejecutivo.

Lo que sí está dispuesto a hacer el Gobierno es garantizar a medio plazo el poder adquisitivo de los trabajadores públicos, tal y como ha planteado para el sector privado en el pacto de rentas. Así lo explica en el documento: "A partir de 2023 y siguientes se prevé un incremento retributivo de los empleados públicos en línea con la evolución de precios para todo el periodo contemplado". El matiz final es relevante: "Para todo el periodo contemplado". Esto es, abre la puerta a que la subida salarial sea moderada en esta fase de fuertes tensiones inflacionistas para posteriormente acelerarla cuando la economía se estabilice.

El pacto de rentas que está impulsando el Gobierno para repartir los costes de la guerra en Ucrania también incluirá a los trabajadores públicos. Así lo contempla el Programa de Estabilidad remitido por los ministerios de Economía y Hacienda a la Comisión Europea este viernes. En su planificación fiscal, el Gobierno contempla mantener para este año la subida del salario de los trabajadores públicos en el 2%, tal y como se incorporó en los Presupuestos Generales del Estado de 2022.

Inflación Funcionarios Ministerio de Hacienda
El redactor recomienda