Bale, hundido por una lesión que le duele más a nivel emocional que físico
  1. Deportes
  2. Fútbol
se desconoce el tiempo de baja

Bale, hundido por una lesión que le duele más a nivel emocional que físico

Un nuevo revés para Bale. Es cruel porque el galés había recuperado la motivación, la forma física y la confianza de Ancelotti. Quería entrar con buen pie al Bernabéu y estar en el inicio de la Champions

placeholder Foto: Bale en el primer partido de Liga contra el Alavés. (Efe)
Bale en el primer partido de Liga contra el Alavés. (Efe)

No es la lesión más grave de Gareth Bale, pero sí la más inoportuna por la edad (32 años), el contrato (es su última temporada en el Real Madrid) y el estado de ánimo (era fijo en el once de Ancelotti). El galés no quiere que se conozcan los detalles de la baja médica y no permite al club que haga público un comunicado oficial. Se acoge al derecho de la privacidad sobre su salud.

Gareth Bale sufre, según diversas fuentes, una rotura en los isquiotibiales de la pierna derecha y el tiempo de baja es indeterminado. Los mejores pronósticos apuntan a que dentro de un mes podría estar de vuelta y los peores se van a casi dos meses. Es la lesión más cruel del galés. No por el daño físico sino por el golpe anímico que supone el frenazo a sus deseos de remontar su carrera en el Real Madrid y demostrar que están equivocados los que han puesto en duda su compromiso y rendimiento.

Foto: Carlo Ancelotti con gesto de preocupación tras un gol del Celta. (Efe)

Bale fue el jugador que más celebró la salida de Zidane y la llegada de Ancelotti. El cambio de entrenador le permite ser uno más en la plantilla, según su agente (Jonathan Barnett). Está convencido de que con el italiano es posible entenderse. Con Zidane perdió la comunicación y la confianza. Bale ha vuelto a encontrar la motivación, estuvo a un buen nivel en la Eurocopa, se preparó a conciencia para estar a un alto nivel físico en la pretemporada y empezó con galones de titular. Ancelotti cree en Bale porque es de los jugadores que más gol tienen en la plantilla. Se fue al parón de septiembre con su Selección y marcó tres goles en el partido contra Bielorrusia de la clasificación para el Mundial de Qatar. Todo iba rodado.

Un revés cruel

En el Real Madrid volvían ser optimistas con el galés y hablaban de la ilusión y las ganas con las que afronta esta temporada. Pero llega otro revés. Es cruel porque Bale quería entrar con buen pie al Bernabéu y en el entrenamiento en el estadio del día antes del partido contra el Celta sintió un pinchazo en la parte posterior del muslo. Saltaron las alarmas. Bale se asustó y se subió al autobús del equipo con un vendaje en el muslo. El lunes recibió la mala noticia de una lesión que le impide debutar en esta Champions contra el Inter de Milán en San Siro y que le puede tener fuera de los terrenos de juego en los próximos seis partidos (peligra también el siguiente en la Champions contra el Sheriff).

El dolor ya es más anímico que físico. Un golpe a la moral de un jugador que ha pelado por cumplir su contrato, que se sintió ninguneado por Zidane y que ha llegado a plantearse la posibilidad de renovar a la baja si hace una buena temporada con la que pueda convencer a Florentino Pérez. La lesión llega en un mal momento. Ningún percance es bueno, pero Bale estaba convencido de que este mes de septiembre, el del arranque de la Champions, tenía que ser determinante y convertirse en uno de los jugadores más importante en los planes de Ancelotti.

placeholder Bale celebra un gol con Benzema y Hazard. (Efe)
Bale celebra un gol con Benzema y Hazard. (Efe)

El fallido fichaje de Mbappé también le beneficiaba. Su ánimo era diferente al de otros años en los que se le veía ausente y hasta apático en los entrenamientos. A Bale le han visto sonreír e implicarse más en el día a día con la llegada de Ancelotti. Ha tenido que desmentir que pensara en una retirada del fútbol por una información que salió en diferentes medios antes de la Eurocopa. El galés estaba enchufado y entraba en el 'plan A' del entrenador para armar un tridente junto con Hazard y Benzema. Estaban en proceso de acoplamiento y con el desafío de demostrar que podían ser un ataque con gol e intimidación.

El plan se viene abajo por esta lesión que hace más daño a la cabeza que al cuerpo. Bale está frustrado. Es su octava temporada en el Real Madrid y con este contratiempo la cifra de partidos perdidos por lesión se eleva a los 103. Han pasado por mucho tipo de lesiones (sóleo, cuádriceps, espalda, abductores…), pero está duele más y deja tocado a un jugador que dice estar encantado con el ambiente que hay en el vestuario con la llegada de Ancelotti.

Foto: Koeman, durante el partido contra el Bayern de Múnich. (EFE)

Bale va a necesitar ayuda para superar este infortunio y en el club le dan apoyo el presidente, el entrenador, los compañeros y queda por conocer cómo será el recibimiento de la afición cuando regrese al Bernabéu. Esta temporada es diferente para él, especial por entender que puede ser la de la reconciliación. Gareth Bale dice que ha hecho historia en el Real Madrid, con partidos decisivos en finales de Champions y Copa del Rey, y necesita el reconocimiento.

Real Madrid Gareth Bale
El redactor recomienda