Cuando Lewis Hamilton parece culpable por ser el que más tenía que perder
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
la POLEMICA EN EL G.P. DE ITALIA

Cuando Lewis Hamilton parece culpable por ser el que más tenía que perder

Lewis Hamilton fue más 'culpable' en el incidente del pasado GP de Italia porque tenía más opciones y más que perder, pero se puso a tiro de la agresividad de Verstappen

placeholder Foto: La imagen confirma hasta qué punto ninguno de los dos pilotos se dio espacio
La imagen confirma hasta qué punto ninguno de los dos pilotos se dio espacio

El accidente del G.P. De Italia entre Lewis Hamilton y max Verstappen ha generado una enorme polémica agudizada aún más con la sanción al holandés y no al británico. Fernando Alonso y muchos otros expilotos de Fórmula 1 como Pedro de la Rosa coincidían en ver el choque de la primera curva de Monza como un lance de carrera. Ambos, así como muchos otros pilotos no se decantaron particularmente hacia ningúno al buscar un culpable. No les falta razón, porque situaciones muy similares a ese incidente las hemos visto en esa curva multitud de veces.

Cuando tienen que tomarse decisiones en milésimas de segundo y es cuestión de milimetros que las maniobra salga bien, o rematadamente mal como fue el caso, no parece razonable sancionar a ninguno de los pilotos. Llamó mucho más la atención por la espectacularidad del golpe, y por tratarse de quien se trataba. De no hablarse de ambos en la mayoría de incidentes similares no se habrían tomado medidas sancionadoras.

Lo anterior viene a colación sobre quién debió de usar más el cerebro y menos el corazón. Un sabio consejo que el propio Lewis Hamilton dio a Max Verstappen en Brasil hace tres años, cuando el holandés se chocó con Esteban Ocon al intentar este doblarle: “Max, no se trata de que tengas razón, no debías de haber hecho esa maniobra porque tú tenías más que perder”. Aunque sean situaciones completamente distintas, el fondo del mensaje del piloto inglés no puede ser más certero tanto en lo que trataba de hacer ver al piloto holandés como para que se lo hubiera aplicado a sí mismo el Domingo en el accidente.

placeholder La espectaculares imágenes pasarán a la historia de los grandes duelos de la F1
La espectaculares imágenes pasarán a la historia de los grandes duelos de la F1

No debía haberse sancionado

Mas allá de las opiniones a favor o en contra de uno u otro piloto, lo chocante de la situación es que los árbitros no hayan considerado el incidente como un lance de carrera pero hayan creído necesario imponer sanciones concluyendo que sí ha habido un culpable, y en este caso ha sido el piloto de RedBull. Entre sus colegas no era fácil encontrar unanimidad. Igual que muchos aficionados pensaban que el culpable fue Hamilton, muchos otros que pensaban que lo fue Verstappen. Si no es posible encontrar un minimo de consenso u opinión mayoritaria, la conclusión más evidente es que no hubo un culpable en particular. Y que si lo hubo, ambos resultaran igual de culpables.

Sin embargo, de todas las opiniones escuchadas, nos llamó especialmente la atención la del piloto español Alvaro Fontes, que concluía que “ninguno de los dos pilotos puso nada de su parte para que el accidente no se produjera”. Partiendo de ese razonamiento, quizá sí podría pensarse que quizá Lewis Hamilton tuviera algo más de 'culpa' que Verstappen. Porque de haber actuado de otra forma, podría haber acabado la carrera y restar así valiosos puntos a su máximo rival.

Más cerebro y menos corazón

Especulando, nunca sabremos qué podría haber pasado de haber actuado Hamilton de otra forma. Quizá valga la pena analizar si el británico podría haber logrado un botín superior sin necesidad que se ponga de nuevo en duda la neutralidad de la FIA, (Federación Internacional de Automovilismo) hacia su persona. Una lástima, porque estamos viviendo una lucha que se hará legendaria en la historia de la Fórmula 1 y sería triste que cuestiones extradeportivas la contaminaran, como también comentaba Ross Brawn en su análisis posterior a la prueba.

La sombra de favoritismo hacia Hamilton y más recientemente hacia Mercedes por parte del organismo regulador es de larga trayectoria y la FIA tampoco ha hecho mucho para preservar esa imagen de la estricta imparcialidad que debe presidir sus actos. Aunque sus decisiones hayan sido tomadas para aplicar lo más certeramente sus normas, la realidad es que sucesivas inconsistencias en su aplicación han contribuido no sin cierta razón a alargar la sospecha de parcialidad en beneficio siempre de los actuales campeones del mundo.

Escenario 1: Max no adelanta

Es cierto que la maniobra de Verstappen era prácticamente inviable, pero Lewis ya sabe por experiencia que el holandés va a ir siempre hasta el límite y más allá. Solo falta volver a Silverstone hace pocas semanas de que el holandés va a ir a límite a cualquier precio. Incluso al de hacerse daño o acabar eliminado. Conclusión: A Max no le puedes dar ni un sólo centimetro, has de alargar la frenada de tal forma que Max simplemente no pueda girar en esa curva y tenga que irse recto. Alargar tu trayectoria para dejarle sin espacio hace que las posibilidades de que la cosa acabe mal aumentan de forma exponencial.

Pero dejado ese centímetro y con el holandés ya en la curva, ocurrirá algo parecido a lo sucedido con Sete Gibernau y Valentino Rossi, en aquel famoso golpe de la última curva de MotoGP en Jerez 2005. Aquella maniobra de 'VR46' fue fea, muy en el límite del reglamento, pero era evitable si Sete no hubiera abierto ese centímetro que permite atacar al gran depredador. Resulta fácil decirlo y mucho más complicado hacerlo con la adrenalina a mil recién salido de boxes en Monza, pero seguro que Lewis en frío habrá pensado horas después: “Nunca debí haberle dejado a Max ese centímetro”.

Escenario N2: Max si adelanta

Suponiendo que en esa maniobra casi imposible surgiera de la curva por delante de Hamilton, el británico aun dispondría de posibilidades de revertir la situación y acabar superando a su rival. Hamilton es un carrerista excepcional, que inmediatamente después habría sido capaz de dejar a Verstappen sin buena aceleración y, por rebufo, haberle adelantado en la frenada de la siguiente variante. Una maniobra vista en varias ocasiones a muchos pilotos y, si alguien tiene maestría en ese terreno, es el británico.

Pongamos que el adelantamiento inmediato de Hamilton no hubiera sido posible y que se hubiera visto obligado a rodar detrás de su rival, con las complicaciones en Monza que ello supone ante las elevadas turbulencias generadas por la alta velocidad del trazado. Lewis tenía mucha mejor estrategia de carrera, unos neumáticos mas frescos y un coche superior. Elemento que hacen razonable pensar que habría podido cocer a fuego lento a su rival, y el piloto inglés hubiera acabado imponiendo su ley.

La cuestión final es que Hamilton sale de una de las pistas más favorables para su coche con cero puntos. Como su rival, lo que supone una pequeña derrota en un campeonato tan disputado como estamos viviendo. Monza era el sitio para ganarle claramente puntos a Verstappen, pero esto no ocurrió. Es por ello que aunque técnicamente las culpas pudieran repartirse al cincuenta por ciento, en el aspecto deportivo puede Hamilton tuviera algo más de 'culpa' que Max. Para el holandés esa maniobra era su oportunidad del todo o nada. Para el británico, era una opción entre varias, y no fue una opción ganadora porque Lewis, como el mismo aconsejaba a Verstappen, “Tenías más que perder”.

Fórmula 1 Max Verstappen Lewis Hamilton Federación Internacional de Automovilísmo (FIA)
El redactor recomienda