Satisfacción en el Madrid con el paso al frente de Varane: sin Ramos, es el líder del equipo
  1. Deportes
  2. Fútbol
era una petición de zidane

Satisfacción en el Madrid con el paso al frente de Varane: sin Ramos, es el líder del equipo

A Varane se le veía como el acompañante de Ramos. El francés estaba en la sombra por tener fama de ser frágil muscularmente y con perfil bajo dentro y fuera del campo

placeholder Foto: Zidane da instrucciones a Raphaël Varane en el partido contra el Getafe. (EFE)
Zidane da instrucciones a Raphaël Varane en el partido contra el Getafe. (EFE)

Hay profesionales que parecen estar más cómodos en un segundo plano y no destacan hasta que sale esa fuerte personalidad de forma espontánea y son reconocidos. En el banquillo del Real Madrid se dio el caso con Carlo Ancelotti de entrenador y Zidane de segundo. El liderazgo del italiano solapaba el del francés. Ancelotti era visto como un sabio, pero había entrenamientos y partidos en los que los futbolistas miraban a Zidane como el referente. Esto va de liderazgos ocultos que sobresalen de manera espontánea, nada forzados, y en momentos de necesidad para un grupo. Zidane es un caso y en su plantilla hay futbolistas que están en su misma sintonía.

De lo que más contentos están en el Real Madrid con la racha de cuatro partidos consecutivos ganados, los tres últimos con la portería a cero, es de que se ha podido ver que hay futbolistas que tienen cualidades de liderazgo que, probablemente, no se conocían o estaban tapadas por todo el carisma y lo que representa Sergio Ramos. Sin el capitán, baja por la operación en la rodilla izquierda, el equipo ha salido adelante con la personalidad que han aportado una serie de jugadores. Un grupo de futbolistas que tienen un liderazgo diferente al del sevillano. Más silencioso, tranquilo e, incluso, menos egocéntrico. Entre los que han dado este paso adelante están Courtois, Casemiro y, en especial, Raphaël Varane.

Jugar sin Sergio Ramos era, no hace mucho tiempo, un drama. Daba la sensación de que el equipo podía hundirse o quedaba maltrecho si no estaba un central contundente, con alma y carácter. Del Madrid, se ha hablado de la dependencia de Sergio Ramos porque con su energía física y mentalidad competitiva era capaz de levantar al resto del equipo en situaciones de dificultades. Con un grito, una arenga o yéndose al ataque para ser un delantero centro en momentos de apuros, podía generar un efecto motivador entre sus compañeros y de intimidación en el rival. La personalidad de Ramos es arrolladora hasta para pedir lanzar un penalti o una falta desde, incluso, la etapa en la que todo lo monopolizaba Cristiano Ronaldo.

Foto: El nuevo Bernabéu, con el césped retráctil y la zona de Padre Damián casi reformada. (EC)

En lo que llevamos de año, hay un cambio en el liderazgo del Real Madrid que tiene que ver con la ausencia del capitán. Sergio Ramos solo ha jugado dos partidos de los 10 que van en 2021, y son el empate a cero contra Osasuna y la derrota en la semifinal de la Supercopa de España contra el Athletic de Bilbao. Raphaël Varane y Nacho han sido los centrales en las victorias contra el Celta, Huesca, Getafe, Valencia y Valladolid. El francés y el español son los dos defensas que, sin Ramos, mejor funcionan en el equipo de Zidane. El Madrid cayó eliminado contra el Alcoyano con Militao y el canterano Víctor Chust, ganó al Alavés con Militao y Varane y perdió contra el Levante con estos dos mismos centrales. Este es el balance de los 10 partidos disputados por el Real Madrid en lo que va de año y en los que apenas se ha contado con Sergio Ramos.

El ordeno y mando de Varane

Ramos es muy importante para el Madrid. No lo vamos a negar. Pero que el equipo tiene personalidad y no se fractura como bloque es algo que destacan en el club con la reacción que están teniendo el resto de supervivientes a las lesiones. Habrá que seguir confirmando esta dinámica en el encuentro contra el Atalanta en la Champions. Lo significativo es que el Real Madrid se ha rehecho a la baja de un central experimentado que es considerado como el líder que ejerce demasiada influencia. Este liderazgo carismático de Ramos ha sido sustituido por otro más silencioso en el que hay que señalar a Raphaël Varane como uno de los que han sido capaces de imponer otra forma de mandar y ordenar en el campo.

A Varane se le ha visto durante muchos años como el acompañante de Ramos. El francés estaba en la sombra por tener fama de ser frágil muscularmente y con perfil bajo dentro y fuera del campo. Hablamos de un futbolista que va a cumplir 28 años en el mes de abril, que llegó con 18 años como recomendación de Zidane y ha sido cuatro veces campeón de Europa y clave en el Mundial que ganó Francia en 2018. No es fácil ser central en el Real Madrid, llevar tantos años, ganar tanto y que la gran mayoría de halagos vayan para tu acompañante. Los méritos han sido para Ramos y muchos palos han caído en Varane. Los más dolorosos para el francés llegaron por los fallos en el partido de vuelta de octavos contra el Manchester City de Pep Guardiola.

placeholder Varane y Sergio Ramos celebran un gol. (EFE)
Varane y Sergio Ramos celebran un gol. (EFE)

Varane, menos ruidoso e, incluso, más humilde y autocrítico, ha ido afianzándose por su capacidad de adaptación a la presión y la ambición por tener desafíos. La evolución es desde un central que llegó sin experiencia y era frágil a un jugador consistente y fuerte física y mentalmente. Raphaël Varane está tirando del Real Madrid en los partidos disputados este año sin Sergio Ramos porque tiene personalidad y asume responsabilidades que pasaban desapercibidas con el sevillano. El rendimiento de Varane es de lo que más contento puede poner a Zidane. Muy completo en ataque y en defensa. Con sobriedad para pedir el balón e iniciar la jugada desde atrás para que progrese con los centrocampistas, con contundencia para destruir el juego por abajo y por arriba, con mando para ordenar y dar equilibrio al equipo y decisión para irse arriba a rematar las jugadas. La reacción del Madrid empezó con un gol clave suyo en la remontada contra el Huesca.

Foto: Los galácticos celebran un gol. (EFE)

Es el líder silencioso en la defensa del Real Madrid, el que elogian sus compañeros porque es humilde, trabajador y con unas cualidades especiales para ordenar el juego y transmitir seguridad a los que están a su lado. El francés juega esta noche, otra vez sin Sergio Ramos y Carvajal (otra baja sensible), y lo hace ante un equipo italiano que tiene una propuesta de juego demasiado ofensiva. Será una noche de enorme trabajo en la que hay que tener una alta concentración y estar muy afinados en la anticipación y la contundencia. Contra el Atalanta, conviene no hacer regalos y sí tener una actuación perfecta. Varane ya jugó, junto a Nacho, esta temporada en el campo del Inter de Milán y enfrente estaban dos de los mejores delanteros del campeonato italiano: Lautaro y Lukaku. El argentino y el belga fueron anulados y este fue uno de los motivos por los que Zidane dijo aquello, que sonó extraño, sobre el rendimiento de su equipo: “Cuando los jugadores se tienen que poner, se ponen”.

Así motiva Zidane a Varane sin Sergio Ramos para que saque su personalidad, lo mejor que tiene y asuma ese tipo de liderazgo que tanto le gusta al entrenador. Raphaël Varane es para Zidane en defensa lo que es Benzema en el ataque. Los considera dos jugadores que marcan las diferencias por su calidad y que tienen una personalidad más fuerte de lo que la gente piensa. Benzema lo lleva demostrando desde que se marchó Cristiano Ronaldo y Varane es fiable por tener un rendimiento más regular que irregular, pese a estar solapado por Sergio Ramos.

Foto: Varane remata en el gol del empate contra el Huesca. (Efe)

Courtois y Casemiro sobresalen

Hay otros futbolistas en el Real Madrid que han subido el nivel de juego y liderazgo para volver a hacer al equipo sólido y que tenga el espíritu combativo que puede faltar cuando no está el capitán. No están tapados como Varane. Son Courtois y Casemiro. En este Real Madrid debilitado por las bajas de los lesionados, el portero está inspirado y el mediocentro tiene acciones de altísima intensidad defensiva y agresividad ofensiva.

La obsesión de Zidane es que el equipo acabe los partidos sin encajar gol, que reciba pocas ocasiones y cuando llegue esa fase de peligro esté fuerte para sufrir. Varane ha dado el paso sin Sergio Ramos, lo que da un valor a un equipo que ha pasado de estar deprimido en el mes de enero a creer que puede competir por Liga y Champions a finales de febrero. En el club, con Florentino Pérez ya dado de alta tras superar el coronavirus, recuperan la esperanza cuando comprueban que hay más liderazgos que el de Sergio Ramos.

Florentino Pérez Raphael Varane Zinédine Zidane Casemiro Karim Benzema Sergio Ramos
El redactor recomienda