tiene una alta valoración del entrenador

Los motivos por los que el Real Madrid duda que sea bueno vender a Isco

Isco no se quiere mover del Real Madrid y Zidane confía en el malagueño. Solo una oferta de más de 80 millones de euros podría hacer dudar a Florentino Pérez

Foto: Isco celebra un gol en un partido del Real Madrid en el Santiago Bernabéu. (Efe)
Isco celebra un gol en un partido del Real Madrid en el Santiago Bernabéu. (Efe)

Zidane cuenta con Isco. Es uno de los mensajes que transmite el entrenador a Florentino Pérez en las charlas que mantienen en la pretemporada de Montreal. El fichaje de Paul Pogba no es nada sencillo y en los planes del entrenador está no desprenderse de otro centrocampista. Se da por seguro que Ceballos tendrá que buscar una salida porque pide jugar con más regularidad y en el Madrid no se la garantizan. Han salido otros dos centrocampistas (Marcos Llorente y Kovacic) y se está a la espera de que el Nápoles se decida a presentar una oferta por James. Si no llega, se estudiará la opción del Atlético de Madrid. Un proyecto que atrae al colombiano.

Sin el fichaje de otro centrocampista no se quiere dar salida a Isco. La pretemporada no ha hecho más que empezar y ya tiene un damnificado. Brahim Díaz sufre una lesión en el bíceps femoral izquierdo y el tiempo de baja se puede ir hasta las cinco semanas. Un contratiempo para el otro malagueño de la plantilla, que tenía puestas sus esperanzas en demostrar a Zidane que se puede quedar en el primer equipo. Su lesión refuerza más la idea de que es un riesgo escuchar ofertas por Isco. El futuro ahora es más incierto para Brahim, que tiene que recuperarse y en el club se podrían plantear una cesión. Una mala noticia, si se produce, para el ex jugador del Manchester City que llegaba a su primera pretemporada con el objetivo de ganarse un sitio entre los 25 jugadores que tienen que formar la plantilla.

[El problema del Madrid: evitar que James se junte con Bale]

La competencia es muy fuerte en esta primera semana de entrenamientos en Montreal y los jugadores trabajan duro para entrar en el primer once de Zidane. El estreno es contra el Bayern de Múnich (21 de julio) y los siguientes compromisos (contra el Arsenal, el 24, y el Atlético de Madrid, el 27 de julio) servirán como los primeros test para empezaer a ganarse el crédito en el nuevo proyecto (caso Marco Asensio) y evitar ser traspasado (puede ser el caso de Mariano). En cuanto a Isco no hay dudas, después de la alta valoración que tiene Zidane. Un jugador con el que ha contado en el once en citas claves. La última fue en la final contra el Liverpool, en Kiev, en la tercera Champions ganada de forma consecutiva.

Zidane e Isco chocan las manos en un cambio. (Efe)
Zidane e Isco chocan las manos en un cambio. (Efe)

El interés del City y el Chelsea

Al malagueño se le considera una pieza clave a lo largo de una temporada. Con la mejor versión de Isco, de la que Zizou está convencido que puede recuperar tras su mala última temporada, el juego del equipo tiene más claridad. En especial, cuando se enfrenta a equipos en los que hay que abrir sus fuertes sistemas defensivos. Zidane tiene argumentos deportivos para considerar que Isco es muy aprovechable en una temporada en la que apostará por las rotaciones. Necesita el talento y la chispa del internacional español. Su destreza y habilidad. La edad de Luka Modric (cumple 34 años el 9 de septiembre) también obliga a replantearse la necesidad de no renunciar al papel que tiene que tener Isco dentro de una plantilla que se ha reforzado con Hazard, pero a los que Zidane ve como compatibles.

Isco tampoco se quiere mover del Real Madrid. Solo una oferta de más de 80 millones de euros podría hacer dudar a Florentino Pérez. Eso significaría que el club interesado le daría un status de estrella y una considerable subida de sueldo (cobra 6 millones de euros netos). Si llegara esa oferta, se estudiaría. El Manchester City es uno de esos equipos que está interesado en incorporar a un jugador que tiene el perfil que encaja en la filosofía de juego de Pep Guardiola. El otro club al que le agrada Isco es el Chelsea, pero la sanción de la FIFA no le permite fichar y pospone sus planes. Los dos esperan una respuesta de Isco, que se puede aplazar para la siguiente temporada.

La sintonía Zidane con Isco es buena. Para el entrenador es un futbolista que aporta desequilibrio y claridad y, a pesar de que sigue teniendo mercado, en el Real Madrid son conocedores que no pueden debilitar la plantilla. Es un futbolista que marca las diferencias si coge una buena forma física (se incorporó cinco días más tarde a Canadá por el nacimiento de su segundo hijo) y que necesita mucha confianza. No la tuvo con Solari por unas diferencias que acabaron en una relación irreconciliable y quiere empezar de cero (como Marcelo) con el nuevo proyecto de Zidane.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios