admiración por hazard

El día en que Neymar lanzó un guiño al Real Madrid (y no era un farol)

Neymar se ofrece al Real Madrid como una opción más para que el Paris Saint Germain facilite su salida. Al Barcelona le pone demasiadas exigencias. El brasileño quiere jugar con Hazard

Foto: Neymar durante un torneo benéfico en Sao Paulo. (Efe)
Neymar durante un torneo benéfico en Sao Paulo. (Efe)

Neymar juega a dos bandas. Su prioridad es regresar al Barcelona y, por otro lado, envía recados al Real Madrid. De alguna manera tiene que salir del Paris Saint Germain y LaLiga sigue siendo su principal destino para recuperar la felicidad perdida. Puede haber otros clubes y otros países que se quieran aprovechar de su situación, pero antes que Inglaterra, Italia y Alemania va a agotar todas las opciones para recalar en España. Como tenía claro que el camino de retorno a Barcelona iba a ser arriesgado por la problemática (tiene una demanda interpuesta al club por el cobro de la prima de fichaje de la última renovación, entre otras cosas) se decidió por acercarse al Real Madrid. Los intermediarios que hablan en nombre de Neymar advirtieron al Madrid de su deseo de salir del PSG. Antes, el brasileño, dejó una llamativa declaración en la que no iba de farol. Manifestó, en ‘Fox Sports’, que le gustaría jugar con Eden Hazard: "Es un jugador distinto. Elegiría a Hazard" . Era el mes de abril y el belga no estaba fichado, pero era un claro objetivo de Florentino. Neymar pedía, de cualquier manera, que el Real Madrid se volviera a fijar en él.

Llegó el momento que tanto esperaban en el Real Madrid desde hace años. Neymar se ofrece al club blanco. No es Florentino el que ha ido a buscar al jugador que le dejó tirado en 2013. Es el brasileño el que, en su desesperación por salir de Francia, busca un equipo en el que pueda recuperar la felicidad y afrontar nuevos retos. Su prioridad es el Barcelona, pero Bartomeu sigue viendo muy complicada esta operación. Entre otras cosas porque las relaciones entre el PSG y el Barça son frías. En Francia reconocen, el diario ‘L’Equipe’, que el club azulgrana ha hecho un ofrecimiento que ha sido rechazado. Una oferta de 40 millones de euros más Coutinho y Rakitic. Al jeque del PSG le da la risa. Neymar vale 222 millones de euros para el Barcelona. De las complicaciones que tiene el Barcelona y el agobio que tiene Neymar se pueden aprovechar otros equipos.

[La postura de Bale en el Madrid para demostrar que es Zidane quien se equivoca]

El Real Madrid es uno de los que se puede beneficiar de la guerra entre el Paris Saint Germain y Neymar. En Barcelona, como confirma ‘Mundo Deportivo’, son conscientes de que Florentino Pérez no renunciará a la posibilidad de reforzar el proyecto con una estrella del nivel del brasileño. Ha llegado ese momento en el que el presidente del Real Madrid está en una posición de ventaja para afrontar una operación que es costosa, pero no imposible. Neymar fue una de sus debilidades y es el prototipo de jugador que encaja en la ecuación deportiva-económica por los ingresos que produce en marketing y el potencial que todavía tiene con 27 años, a pesar de las lesiones que le han pasado factura los dos últimos años.

Neymar y Hazard se saludan en un partido con sus selecciones. (Efe)
Neymar y Hazard se saludan en un partido con sus selecciones. (Efe)

Pogba se enfría

El Real Madrid tiene más facilidades para fichar a Neymar que el Barcelona. Probablemente más capacidad económica con las ventas que tiene planeadas de Bale, James y alguna con la que podría sorprender (Isco, Lucas Vázquez…). Florentino se puede lanzar a por Neymar y aparcar el fichaje de Paul Pogba. El Manchester United no quiere negociar por el centrocampista francés y Zinédine Zidane, el valedor de este jugador, entiende las dificultades y el desgaste que supone esta operación. El giro del proyecto del Real Madrid puede ser Neymar si se encuentra la fórmula para afrontar su fichaje. A Florentino se le presenta la ocasión y no hay que descartarla.

El mercado de fichajes gira alrededor de lo que suceda con Neymar. En el Paris Saint Germain tienen claro que el futbolista no tiene la cabeza en el equipo y lo ponen en venta. Su entrenador, el alemán Thomas Tuchel, no tiene química con el brasileño. Se ha impuesto la autoridad de un técnico que considera a Neymar un jugador prescindible y prefiere armar un equipo con jugadores de media clase. Ahí están los fichajes de españoles como Ander Herrera y Pablo Sarabia. El club se ha decantado: entre Neymar y Mbappé, el intocable es el segundo. El problema reside en quién puede pagar los 222 millones de euros que desembolsó el club francés por el brasileño hace dos años. Un precio inflexible para el Barcelona y que puede ofrecer facilidades para otros clubes. Entre ellos está el Real Madrid.

El fichaje de Paul Pogba no ilusiona a la afición y Florentino Pérez considera que es un follón desgastarse en una operación costosa con un club que no quiere vender. El Barcelona no tiene dinero para hacer otro fuerte desembolso como reconoció Bartomeu cuando presentó a Griezmann y detalló la operación: para pagar los 120 millones de euros de la cláusula tuvo que pedir un crédito de 35 millones y adelantar otros 85 millones en facturas pendientes de cobro. El PSG no tiene ganas de que Neymar regrese al Barcelona. Entre otras cosas porque no hay buena relación entre los clubes y existe el deseo de fastidiar al brasileño. En París buscan un club amigo con el que poder resolver el problema e Neymar y aquí puede aparecer el Real Madrid.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios