la sanción al brasileño

Por qué a Neymar le da igual la multa del PSG (son 12.000 euros diarios)

El club parisino aplica el reglamento disciplinario a Neymar como a cualquier otro jugador por cada ausencia en los entrenamientos. El brasileño no parece preocupado

Foto: Neymar hace un gesto a la grada durante un partido con la Selección de Brasil. (Reuters)
Neymar hace un gesto a la grada durante un partido con la Selección de Brasil. (Reuters)

Cada día que se levanta gana casi 90.000 euros. Solo en concepto del salario que cobra del Paris Saint Germain, que es de 37 millones de euros netos. Cada hora son casi 4.000 euros y cada minuto se embolsa unos 100 euros. Con estas cifras es fácil entender por qué Neymar no tiene un disgusto por la sanción que tiene que pagar por su retraso a los entrenamientos en París. La multa asciende a 12.000 euros diarios, según el medio brasileño ‘UOL’, como tiene estipulado en una cláusula del contrato que se le pone a todos los jugadores del club parisino. Un manual de código ético con el que el club penaliza a los futbolistas que se saltan el reglamento disciplinario. La temporada pasada fueron castigados otros compañeros como el italiano Marco Verratti y el francés Adrien Rabiot.

Los 12.000 euros diarios de multa son un pellizquito para la economía de Neymar y puede ser lo que menos le preocupe en las hostilidades que se han desatado con el Paris Saint Germain. El club hizo público su malestar el pasado lunes, en un comunicado, por la ausencia del jugador en el primer día de la pretemporada. Se le ha abierto un expediente disciplinario y, desde ese día, empieza a tocar el bolsillo del futbolista con el descuento de los 12.000 euros diarios. La preocupación de Neymar, en este sentido, es cero. Se puede permitir este ‘castigo’ durante muchos días. Con el tema monetario no se asusta. Está tan ‘afectado’ que el martes se le vio en Italia junto a Cristiano Ronaldo para grabar un spot de publicidad de la marca Nike. Algo que tensa más la problemática.

[El peso que se quita Luca Zidane saliendo del Real Madrid]

El Paris Saint Germain instó a Neymar a que acudiera a París, el lunes 8 de julio, para ser examinado de la lesión en el pie que le impidió disputar la Copa de América. Ese día, Neymar estaba jugando al futvóley en Sao Paulo con unos amigos. Leonardo, director deportivo del PSG, se puso en contacto con el futbolista para transmitirle la orden de estar en el primer día de la pretemporada junto al resto de compañeros y se encontró con la negativa y, además, con la petición del jugador de querer marcharse al Barcelona. Desde ese momento se desenterró el hacha de guerra entre el PSG y la familia Neymar. El padre manifestó su enfado y malestar con unas declaraciones para replicar al responsable deportivo. Leonardo y el club ponen en venta a Neymar si hay un club que llegue a los 222 millones de euros que pagaron los franceses al Barcelona hace dos años.

Neymar junto con Cristiano Ronaldo tras grabar un anuncio. (foto vía instagram rickyrefuge)
Neymar junto con Cristiano Ronaldo tras grabar un anuncio. (foto vía instagram rickyrefuge)


La pasividad de Bartomeu

La postura del presidente del Barça, Josep María Bartoneu, es totalmente pasiva. A pesar de que diga que conoce el deseo de Neymar por regresar al Barcelona. “El Paris Saint Germain no le quiere vender. Sabemos que Neymar quiere venir”, matiza. Lo que no dice o eso parece es toda la verdad. El PSG quiere evitar vender a Neymar al Barcelona. Las relaciones entre ambos clubes no son nada buenas. Muy frías. Si Neymar no tiene un comprador se tendrá que quedar en el PSG y el dinero tampoco es un problema para el club qatarí. En algún momento tiene que presentarse a los entrenamientos y se comprobará si tiene una actitud más rebelde. Si es así, se arriesga a ser apartado y esto sí que le causaría graves problemas. De momento, el brasileño juega sus cartas para dejar claro al PSG que su deseo es regresar al Barcelona. La aparición de otro equipo podría dar un giro a los acontecimientos y no se descarta en este escenario que entre el Real Madrid.

Neymar, de momento, cada día tiene 12.000 euros menos de salario por cada ausencia en los entrenamientos. Nada importante para un jugador que declaró, el día que fue presentado por el Paris Saint Germain, que “el dinero no es una prioridad para mí. No he venido aquí por dinero”. Cuando pasó de ganar prácticamente el doble del salario que tenía en el Barcelona (23 millones de euros netos) a los casi 37 en el PSG. En concepto de publicidad supera los 20 millones de euros anuales.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios