una debilidad de florentino

La postura de Bale en el Real Madrid para demostrar que es Zidane quien se equivoca

Bale sigue en su idea de quedarse y Florentino no tiene los suficientes motivos para vender a un jugador que le ha dado tanto y por el que ha peleado para que triunfara en el Real Madrid

Foto: Gareth Bale celebra un gol en el partido contra el Kashima del Mundial de clubes. (Efe)
Gareth Bale celebra un gol en el partido contra el Kashima del Mundial de clubes. (Efe)

Florentino Pérez no se puede permitir que Gareth Bale se marche del Real Madrid en unas condiciones desfavorables, en lo económico y en lo deportivo, para el club. El presidente aguanta el tirón del agente del jugador, Jonathan Barnett, que impone sus exigencias cuando se le plantea la posibilidad de traspasarle. Bale se hace valer y el Madrid quiere vender caro o quedárselo. El galés se abrió la puerta del Madrid hace más de un año después de ganar la Champions contra el Liverpool. Florentino frenó la fuga tras las de Zidane y Cristiano Ronaldo. Bale valía más de 100 millones de euros en ese momento y no se contempla, a día de hoy, regalarlo.

En Montreal, durante la pretemporada, se quieren dar pasos para aclarar la situación de Bale. El máximo dirigente es el gran defensor del galés dentro del club. Ha dado la cara por él cuando han salido noticias sobre la fragilidad del jugador y sus problemas con las lesiones. Bale ha llegado a estar, en las preferencias de Florentino, por encima de otras estrellas. Era una de sus debilidades. Presumía de los goles y acciones extraordinarias en partidos claves: el cabezazo en la final de Lisboa al Atlético de Madrid en la prórroga, la carrera a Bartra en la final de Copa del Rey, la chilena en Kiev… Bale era intocable hasta el regreso de Zizou.

[Cómo Neymar suplica al PSG salir de la jaula de oro]

Hasta que regresó Zidane en plena crisis y con poderes, tras el batacazo en la Champions contra el Ajax de Ámsterdam, y puso como condición hacer algunos cambios. Uno de ellos era la salida de Bale, al que el entrenador le daba por amortizado en el campo. El galés dejó de ser indiscutible y Florentino empezó a evaluar cómo darle salida. El presidente tiene dudas de que la mejor opción sea rebajar su precio y desprenderse de un futbolista que costó 101 millones de euros. Perjudicaría la imagen de vendedor del Real Madrid, que ya quedó en entredicho cuando accedió a traspasar a Cristiano por 100 millones de euros a la Juventus. Hay quien puede creer que Bale está amortizado. No lo debe ver así el presidente cuando le sigue defendiendo, a pesar de la opinión de Zidane, y considera un jugador muy aprovechable.

La única razón por la que Bale se tiene que ir del Real Madrid es deportiva. Zidane no está cómodo con un jugador que pone malas caras cuando le deja en el banquillo. Podría quedárselo de revulsivo. No le fue nada mal en Kiev. En la cabeza de Bale puede estar que si no es por sus goles esa final contra el Liverpool no se habría ganado. Así que no encuentra un motivo deportivo que le convenza para dar facilidades y marcharse del Real Madrid. Sigue en su idea de quedarse y demostrarle a Florentino Pérez que Zidane se está equivocando.

Bale durante la pretemporada en Montreal. (Efe)
Bale durante la pretemporada en Montreal. (Efe)

El tridente con Hazard y Benzema

La gestión de su caso no es nada sencilla para el presidente del Real Madrid, que bien se puede imaginar un tridente en el ataque con Bale, Benzema y Hazard. Nada despreciable cuando se trata de futbolistas que, acoplados, forman una delantera vistosa. Juntos tienen virtudes que harían más fuerte la faceta ofensiva que quedó debilitada tras la marcha de Cristiano Ronaldo. Puede que no sea suficiente con el fichaje del joven Luka Jovic. Los rivales (Barça y Atleti) se están reforzando mucho y bien arriba. Podría no convenir deshacerse de Bale para un ataque con el belga y el francés.Tienen capacidad para desequilibrar en espacios cortos y al espacio. Jugar al pie y al contraataque.

Es una mezcla interesante comprobar cómo funcionaría la velocidad, potencia y la experiencia de esta delantera. Pero para eso tiene que haber voluntad de ponerlos y no parece ser el caso de Zidane. Si hay opción de darle una salida sería bueno para ZZ. El técnico está escarmentado tras comprobar que la actitud del galés es negativa si se queda en el banquillo y el rendimiento irregular cuando hay que afrontar una larga temporada. Lo ve con riesgos si se trata de encadenar varios partidos en un corto espacio de tiempo. La idea de Zidane, en un equipo sin Bale, es reforzar la estructura con otro tipo de jugador. Sigue queriendo a Pogba.

La postura de Bale continua siendo inflexible y Florentino Pérez no encuentra los suficientes motivos como para desprenderse de un jugador que le ha dado tanto y por el que ha peleado para que triunfara en el Real Madrid. Más cuando el agente, Jonathan Barnett, defiende que el futbolista está comprometido, ilusionado y quiere cumplir su contrato. Tener más oportunidades. Como se les da a otros veteranos (Marcelo y Modric, por ejemplo) después de una temporada decepcionante. Son los motivos de Gareth Bale, el jugador que no encuentra argumentos a su salida, que hizo tres goles contra el Kashima Antlers y clasificaron al equipo entrenado por Solari para la final del Mundial de clubes. El único título que ganó el Real Madrid la temporada pasada.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios