no da pistas para el debut en wembley

El juego al despiste de Luis Enrique con De Gea

La decisión tiene debate interno y externo y Luis Enrique prefiere jugar al despiste con el portero elegido para el debut contra Inglaterra en el torneo de la Liga de Naciones

Foto: David de Gea durante la tanda de penaltis contra Rusia en el Mundial. (Efe)
David de Gea durante la tanda de penaltis contra Rusia en el Mundial. (Efe)

Julen Lopetegui, desde el primer día que se hizo cargo de la Selección española, mostró su predilección por dos futbolistas a los que mimó y aseguró la titularidad. David de Gea e Isco eran fijos e indiscutibles. La portería tenía un dueño que no se ponía en duda porque De Gea triunfaba en Inglaterra con el Manchester United. No sucedió lo mismo con Isco, suplente en los inicios del Real Madrid de Zidane, y apuesta rodeada de la polémica para Lopetegui. La portería hoy con Luis Enrique no es de nadie. Hay que volver a ganársela. Se parte de cero.

En este puesto existe un debate, interno y externo, después de las últimas actuaciones de De Gea en el Mundial de Rusia. Señalado y hasta culpado de la eliminación por ausencia de seguridad y algunos fallos. La situación de Isco es diferente una vez que se ha asentado en el once del Real Madrid -beneficiado por la llegada de Lopetegui- y con muchas opciones de ser titular en el estreno de Luis Enrique. El técnico deposita su confianza en el malagueño en un proyecto que empieza sin Iniesta y David Silva.

Hay una enorme expectación entorno a la decisión que va a tomar Luis Enrique para elegir qué portero está en el estreno de Wembley contra Inglaterra e, incluso, si se mantendrá en el segundo partido contra Croacia en Elche. Luis Enrique no ha dado ni una sola pista a los tres guardametas -David de Gea, Kepa Arrizabalaga y Pau López- que entrenan estos días en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Juega al escondite y se desmarca de la postura tan firme que adoptó Lopetegui de hacer un once con De Gea y diez más.

Luis Enrique no quiere ataduras del pasado y huye de los galones. En la balanza de una de sus grandes decisiones hay pros y contras que valorar para escoger el portero del debut. David de Gea tiene más experiencia y triunfa en la Premier League. En los últimos cinco años ha sido elegido, en cuatro ocasiones por los aficionados del Manchester United, como el mejor jugador del equipo. La pasada temporada ganó el premio ‘Guante de Oro’ -Golden Glove- después de dejar la portería a cero en 18 partidos. Fue nombrado el mejor portero de la temporada en la Premier y entró en el once ideal. Kepa es el guardameta más caro de la historia después de los 80 millones de euros que pagó el Chelsea y su equipo no echa de menos, de momento, la ausencia de Thibaut Courtois.

Las críticas a De Gea

La decisión tiene miga porque David de Gea es un ídolo en Inglaterra. Tiene el reconocimiento que le falta en España y, con sus últimas actuaciones, la crítica ha llegado a ser feroz. Falló en el amistoso contra Suiza, antes de viajar al Mundial, y se le escapó el balón en el encuentro inaugural contra Portugal en un disparo de Cristiano Ronaldo. Todo se empezó a poner en su contra, aunque ya venía torcido de la concentración en Madrid con la polémica de no aplaudir el discurso del presidente Pedro Sánchez para mostrar su malestar por el episodio que aconteció con el ‘caso Torbe’. Pedro Sánchez pidió que no fuera a la Selección y De Gea se la tenía guardada. “No se me ha tratado como debía. Mucha gente ha sido injusta conmigo y me ha criticado”, opinó David para hacerse valer.

Kepa durante un entrenamiento con España. (Efe)
Kepa durante un entrenamiento con España. (Efe)

Rotación en la portería

El escenario que se le presenta a Luis Enrique es el de dos guardametas que están entre los mejores del mundo, aunque la carrera de Kepa Arrizabalaga esté prácticamente comenzando. Pero no hay que olvidar que ha sido objeto de deseo del Real Madrid y ha acabado en el Chelsea. Elegir a uno o rotar la portería en estos dos primeros partidos es el secreto que guarda el seleccionador con celo y sin dar ningún tipo de pistas en los entrenamientos. Lo prrimero en lo que se ha centrado es en reforzar la confianza de los tres, incluido Pau López, porque el puesto es delicado.

La finalidad de Luis Enrique es que ninguno se sienta el titular desde el primer día -como le pasó a De Gea con Lopetegui- y tampoco hay que guiarse por los precedentes cuando era entrenador del Barcelona y se le presentó una situación similar con dos buenos porteros: Claudio Bravo y Ter Stegen. Apostó por el chileno para la Liga y por el alemán para la Champions y la Copa. La dinámica de un club no es comparable a la de una Selección. Pero cuando a ‘Lucho’ le preguntaban sobre la decisión de tener un portero fijo, daba esta opinión: “En el fútbol no hay nada eterno. La portería se puede ver alterada en cualquier momento”.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios