Cómo hacer olvidar a Jordi Alba: la presión sobre "el jefe" de Marcos Alonso
  1. Deportes
  2. Fútbol
LUIS ENRIQUE se juega mucho en esta nueva etapa

Cómo hacer olvidar a Jordi Alba: la presión sobre "el jefe" de Marcos Alonso

Luis Enrique, tras dejar fuera a Jordi Alba, ha abierto las puertas de la Selección a Marcos Alonso. Valora que es un lateral moderno y tiene unas condiciones físicas espectaculares

placeholder Foto: Luis Enrique corrige a Marcos Alonso en un ejercicio del entrenamiento. (Efe)
Luis Enrique corrige a Marcos Alonso en un ejercicio del entrenamiento. (Efe)

Marcos Alonso es el futbolista que más presión tiene del grupo formado por Luis Enrique, al que llama "Jefe", porque el técnico ha depositado su confianza en un lateral que considera que tiene unas condiciones físicas espectaculares. También están Gayá y Azpilicueta, pero el encargado de hacer olvidar o 'borrar' la figura de Jordi Alba es el futbolista del Chelsea. Luis Enrique, aunque no lo parezca, también tiene que estar algo nervioso porque se juega lo suyo con esta decisión que ha gerenado polémica y que le puede pasar factura si el estreno ante Inglaterra y Croacia es desafortunado o el juego de la Selección flaquea por el costado zurdo.

No convocar a Jordi Alba ha sido una decisión de riesgo, de la que Lucho no da detalles y se guarda las razones. Algo que alimenta las teorías de su 'sed de venganza' o revancha porque el lateral del Barcelona protestó por su situación de suplente cuando el asturiano era técnico del conjunto azulgrana. "Luis Enrique no me llamó y yo no tengo por qué llamar a nadie. Está claro que yo quería ir a la Selección, pero es una decisión del entrenador y hay que respetarla. Nunca hablé mal de él. Considero que es un gran entrenador. Es cierto que no tuve muchos minutos en su último año”, es la respuesta que dio Alba tras el último partido de Liga en el Camp Nou contra el Huesca.

"Es un lateral moderno", dicen en la concentración de la Selección en Las Rozas para definir a Marcos Alonso. Llegó a debutar con la absoluta, con Julen Lopetegui en el banquillo, el 27 de marzo. Fue en el amistoso disputado contra Argentina (6-1) en el Wanda Metropolitano. Pero se quedó fuera de la lista del Mundial porque Jordi Alba era intocable y esencial en el esquema táctico. La verdadera revolución de Luis Enrique ha sido 'cargarse' -se verá si tendrá una segunda oportunidad en la siguiente convocatoria- a Alba y abrir las puertas a Marcos Alonso. Un futbolista que es fijo en el Chelsea de Maurizio Sarri y también fue imprescindible en el de Antonio Conte la temporada pasada.

Foto: Luis Enrique en la Ciudad de Fútbol de las Rozas. (EFE)


La principal virtud, según destacan en la Federación, es la versatilidad de Marcos Alonso porque se adapta a diferentes sistemas: 3-5-2, en su versión más ofensiva, y 4-3-3, para dar más equilibrio sin renunciar a subir por la banda. A sus 27 años ha confirmado que tiene unas condiciones físicas portentosas que llaman la atención a Luis Enrique. Destacan su velocidad, potencia y resistencia. Los especialistas hablan de un deportista resistente a la alta intensidad, que se recupera rápido de los largos esfuerzos y no da síntomas de fatiga. Virtudes que enamoran a Luis Enrique, que da importancia al apartado físico y táctico porque ve que no sólo es fuerte sino que técnicamente es completo. Tiene colocación para defender y se desata cuando ataca. Suma en el juego combinativo, asiste y marca -lleva un gol esta temporada en el Chelsea-.

placeholder Marcos Alonso controla un balón. (Efe)
Marcos Alonso controla un balón. (Efe)

Los graves problemas de espalda

Llegar a este nivel no ha sido nada fácil. Empezó en la cantera del Atlético de Madrid y pronto pasó a la del Real Madrid porque el lugar de entrenamiento estaba más cerca del domicilio. En la casa blanca vivió momentos de dificultad, cuando en edad juvenil le diagnosticaron problemas de espondilolistesis -deslizamiento de una vértebra sobre otra- y un médico aventuró que no volvería a jugar al fútbol. Esa lucha y esfuerzo para llevar un tratamiento con el objetivo de fortalecer y potenciar la columna y conseguir mejor flexibilidad lumbar dio sus frutos. Marcos Alonso tenía un físico privilegiado. Llegó a debutar con el primer equipo del Real Madrid que entrenaba Manuel Pellegrini y en 2010 empezó su larga aventura fuera de España. Primero en el Bolton, después fichó por la Fiorentina, que lo cedió al Sunderland, regresó a Italia y Antonio Conte lo fichó para el Chelsea pagando 25 millones de euros. Hoy es uno de los laterales mejor valorados en el fútbol inglés.

Está en el mejor momento de su carrera física y mentalmente. Maduro y ambicioso por demostrar que está capacitado para responder a la exigencia y el reto que le ha puesto sobre la mesa Luis Enrique. Una buena actuación del lateral del Chelsea en Wembley, día del gran estreno de Luis Enrique, supondría un éxito para el futbolista, pero sobre todo para el entrenador. Marcos Alonso conoce el fútbol inglés, el rival, se siente preparado y mentalizado para no desparovechar la oportunidad de su vida. Ambos se juegan mucho porque la sombra de Jordi Alba, uno de los mejores laterales zurdos del mundo, es alargada e, incluso, incomoda al seleccionador.

Foto: Julen Lopetegui durante su etapa como seleccionador. (Efe) Opinión
Marcos Alonso Luis Enrique Jordi Alba Selección Española de Fútbol
El redactor recomienda