Se la juega en los dos próximos partidos

Al Sevilla no le temblará el pulso con Berizzo, en plena lucha contra el cáncer

Óscar Arias, sustituto de Monchi, también está en la diana; ambos están siendo muy criticados por la pésima gestión del caso N´Zonzi, la estrella del equipo y los resultados

Foto: Berizzo durante un partido de Liga. (EFE)
Berizzo durante un partido de Liga. (EFE)

Con la efervescencia del agónico empate ante el Liverpool que le garantizaba al Sevilla el pase a octavos de Champions, una noticia rasgó como un cuchillo la euforia: Eduardo Berizzo, entrenador de los sevillistas, padece cáncer de próstata. Una semana después, tras la victoria ante el Villarreal, el técnico fue operado en una clínica sevillana. Por fortuna, las previsiones son muy optimistas. El 'Toto' regresó al banquillo. Pero el Sevilla sigue descompuesto y casi en el ecuador de la Liga, se mueve como pollo sin cabeza. Pese a su enfermedad, el fútbol no para y el puesto de Berizzo pende de un hilo.

El Sevilla, pese hallarse en la quinta posición de la tabla, no termina de alcanzar esa velocidad de crucero que lo debería llevar a las posiciones de Champions. Ya no es aquel equipo rocoso de la Europa League y ahora, bajo la presidencia de José Castro, el Sevilla ha redoblado ambiciones. Subió de nivel en la escalera. Por segundo año consecutivo se encuentra en octavos de la máxima competición europea y este es el hábitat en el que pretende moverse a partir de ahora la gente de Nervión. Con un presupuesto de 209 millones de euros (el Sevilla es una de las diez empresas más fuertes de Andalucía), el club ha apretado el botón para dispararse en la órbita de los más poderosos. Sin excusas.

Pero a este gigante del sur le están saliendo demasiadas ronchas y da muestras descaradas de fragilidad. Las goleadas ante el Spartak, Valencia y Real Madrid (sobre todo), han dejado cicatrices y un hecho incuestionable: el equipo se desmorona cuando el rival toca a rebato y huele la sangre. Contra el Sevilla hacen más sangre.

Doctor Jeckyll y mister Hyde

El sistema táctico de Berizzo, muy bielsista (el Toto se confiesa admirador y seguidor de Bielsa, con el que trabajó cuatro años como ayudante en la selección de Chile), se apoya en el toque, en el manejo continuo del balón al pie, en las marcas individuales en defensa. En ataque continuo… Lo malo es que este Sevilla tan ofensivo chirría en las transiciones (ataque/defensa), sobre todo cuando juega el triángulo favorito de Berizzo, como son sus paisanos Pizarro, Banega y Mudo Vázquez.

Los dos últimos son dos virtuosos del balón, pero cuando lo pierden en la zona de creación dejan un tremendo agujero que Pizarro, el único medio/centro defensivo, no puede taponar. Por ahí llegaron las 'catástrofes' últimas, que Berizzo se ha visto incapaz de remediar. Casi convaleciente, el entrenador reapareció el pasado viernes ante el Levante y fue recibido con una cariñosa ovación por parte de los sevillistas, que corearon su nombre. Tras el lamentable partido, las palmas se convirtieron en silbidos de protestas y pañuelos.

Un mensaje de una aficionada bética para el entrenador del Sevilla. (EFE)
Un mensaje de una aficionada bética para el entrenador del Sevilla. (EFE)

El Sevilla también admite cierto complejo 'doctor Jeckyll y mister Hyde'. Es decir, el equipo sale con una actitud de escandalosa pasividad y en la segunda parte se ve obligado a duplicar los esfuerzos para recuperar el camino. Ocurrió demasiadas veces esta temporada. Por ejemplo, en la noche ante el Liverpool o frente al Villarreal. Estos síntomas hacen sospechar que la plantilla sigue verde en su trabajo. Presenta fallos propios de un equipo en pretemporada cuando ya debería andar más que rodado.

El caso N´Zonzi

Tampoco ha ayudado el grave agujero que se ha presentado dentro del vestuario con el “asunto N'Zonzi”. Steven N'Zonzi, el activo más valioso de la plantilla (valor de mercado por encima de los 30 millones y cláusula de rescisión de 40), no encajó muy bien que Berizzo le sustituyera en el descanso frente al Liverpool, el internacional se vistió y se marchó a su domicilio, reapareciendo dos días después. Desde entonces N'Zonzi ha desaparecido de las alineaciones y públicamente ha manifestado su intención de dejar el club durante este mercado de invierno.

Además, el francés ha disparado a la cabeza de la dirección deportiva: “Lo mío, de haber estado Monchi (hoy director deportivo en la Roma), se hubiera arreglado en dos minutos”. El papel de Óscar Arias, reemplazante de Monchi, se encuentra cada día más en entredicho. Se le acusa de haber cambiado las directrices exitosas de su predecesor y haber fallado con estrépito en los fichajes (sobre todo en dilapidar casi 22 millones en el fichaje de un goleador Muriel, que en realidad no lo es). Se le acusa de no mediar con tino en un asunto tan espinoso como el que se ha destapado con N´Zonzi, jugador clave en los esquemas del Sevilla en las tres últimas temporadas y que ni Arias ni Berizzo han sabido gestionar.

Por el momento, al menos de cara al exterior, José Castro mantiene su mano en el hombro en la gestión de Arias y Berizzo. Pero desde hace más de un mes huele a quemado en la cocina sevillista y nadie parece remediarlo. Esta noche juega el Sevilla en Anoeta ante la Real y luego, tras el parón navideño, el primer plato fuerte del año: el derbi ante el Real Betis. En los últimos tiempos, el Sevilla ha sido claro dominante de la peculiar contienda local. Si cambia el viento y el cuadro blanco cae derrotado, puede que la cabeza del Toto Berizzo ruede. Pero puede no será la única cabeza que caiga. El Sevilla comienza a sufrir la presión de los grandes…

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios