los entresijos de su rueda de prensa

"A una periodista tan guapa como tú...": el esperpento de Villar en rueda de prensa

El todavía presidente de la Federación Española de Fútbol estuvo una hora y media hablando con la prensa, algo insólito en sus casi 30 años de mandato, aunque para decir que él no ha hecho nada

Foto: Villar, en un momento de la rueda de prensa. (EFE)
Villar, en un momento de la rueda de prensa. (EFE)

Era una elección de día y hora excelente para no encontrarse deambulando por la esquina de Calle Atocha a algún rezagado todavía confuso a la salida de Kapital. Sin embargo, la expectación a la puerta de la famosa discoteca madrileña era considerable, si bien el motivo de la reunión de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión no se debía a la presencia de ninguna celebridad en tal recinto, sino en el contiguo, el Hotel Paseo del Arte. Ángel María Villar escogió el inicio del Paseo del Prado para mostrarse por primera vez ante la prensa por su voluntad, para exponer toda su versión, la que ya todos sabíamos, durante una hora y media de rueda de prensa que básicamente concluyó con la retaíla de "yo no he hecho nada" y "todo es culpa del gobierno" y "ojalá España vaya al Mundial, pero quedarse fuera es una opción muy seria".

"Venga, eh, que ya habéis hecho fotos, me parece, ¿no?". Antes de empezar a leer la declaración, que posteriormente se entregó por escrito a todos los medios de comunicación presentes, Villar estaba enfadado. Es una expresión en el rostro que le acompañó durante todo ese tiempo en la sala del hotel, recogida y con decorados de madera oscura como el semblante del presidente suspendido de la Real Federación Española de Fútbol, la "Ref", como le gusta referirse a ella, su juguete durante casi tres décadas y del que ni siquiera un encarcelamiento y actual investigación le han hecho replantearse dejarla, apartarla de su vida. Ha hecho más bien que mal, viene a decir. Bueno, para ser precisos, ha hecho el bien, jamás ha hecho el mal.

Nada que ver con la amenaza de FIFA

"Felicidades al Real Madrid", muy políticamente correcto, Villar. Hasta ahí todo bien, puede ser que no le apetezca que le hagan tantas fotos, aunque lo que dice que sin duda habría preferido es que no hubiera habido cámaras para grabarle y fotografiarle esposado. "Desmiento haber tenido nada que ver con la carta de la FIFA", dijo, como si alguien le hubiera preguntado si tuvo algo que ver, lo cual precisamente hace pensar en lo contrario a lo que afirma. Inseparable de su "Ref", con la insignia brillando en la solapa de su chaqueta, Villar expuso todo lo que quería decir y empezó a responder. Si algo hay que agradecerle es haber dedicado tiempo a respondernos a todos los presentes, algo nada habitual. Otra cosa es que respondiera justo lo que se le preguntaba...

Desde el principio del turno de preguntas estuvo Miguel Galán pidiendo la palabra. ¿Se acuerdan de él? Fue un brevísimo candidato a la presidencia de la RFEF, uno de los que ha denunciado a Villar en más ocasiones, miembro de CENAFE. A la hora le dejaron preguntar, se enrolló tanto que no supimos qué preguntó, Villar le interrumpió, y Galán se cabreó y se fue. No fue el único abandono de la sala durante una respuesta de Villar. Rafa Fernández, periodista de Onda Cero, fue de los primeros en obtener la palabra. Dio las gracias por dar una rueda de prensa en Madrid por primera vez en 20 años, hizo una pregunta, Villar empezó a criticar al jefe de Fernández, no respondió a su cuestión y el compañero de Onda Cero le espetó que lo mínimo que debía hacer era responderle y que si no lo hacía, se marchaba. Lo hizo.

Digamos que fue una tónica general. Villar respondía lo que le venía en gana, a veces tenía relación con lo que se le comentaba, otras muchas se marchaba por las ramas. A otro periodista que preguntó por su relación con Rubiales le pidió que le dijera su edad y que si era andaluz, para luego comentarle que había jugado en el Athletic de Bilbao y que había ganado a no sé quién... "¿Puedes decirme qué habías preguntado? Que me pongo a hablar y no me entero", saltó entonces Villar, perdido en sus memorias. "¿Tú eres nuevo, no? No te conozco", le dijo al enviado de 'Marca', cuando se disponía a hacer su consulta. "Usted no me conoce, ¿eh? No hable de mí si no me conoce", le dijo con un tono extrañamente sugerente a la periodista de TVE. "Hombre, a una periodista tan guapa como tú claro que le voy a responder", de esta manera se dirigió a la periodista de la agencia EFE presente. "A ver si aprendes a escribir, que escribes muy mal y todo incorrecto", le dijo a otro compañero.

Villar gesticuló constantemente durante la rueda de prensa. (EFE)
Villar gesticuló constantemente durante la rueda de prensa. (EFE)

Lete, Cardenal y el eje del mal

"Si no recuerdo mal, Yugoslavia no juega la Eurocopa del 92 por la Guerra de los Balcanes, no tiene nada que ver con esto", dijo un periodista de 'As', ya que Villar había puesto el ejemplo de la Dinamarca campeona de Europa en 1992 después de recibir una invitación, como posibilidad de que pase lo mismo con Italia si España se queda fuera, porque "a Yugoslavia la denunciaron y la excluyeron de la Euro", según Villar. "Bueno, pero la Eurocopa se jugó en Suecia", le contestó Villar. ¿Qué tendría que ver? Tampoco tiene mucho que ver el ejemplo comparativo que puso Villar con Perú, que se habló de una posible sanción de la FIFA por una ley que hacía al gobierno tomar el control de las federaciones, la cual ni siquiera se convirtió en un proyecto de ley y, por tanto, no afectó en absoluto a las opciones del país sudamericano de ocupar su plaza en Rusia 2018.

Y por supuesto, la ristra de enemigos. Miguel Cardenal, Jorge Pérez, José Ramón Lete, Javier Tebas... de todos ellos es culpa que España pueda no estar en el Mundial. "Ni Ángel Villar ni la 'Ref' tienen nada que ver con esto", dijo el vasco, refiriéndose casi siempre a sí mismo en tercera persona. "Estoy maravillosamente orgulloso de mi gestión. Nunca antes habíamos tenido los éxitos deportivos y económicos que hemos logrado bajo mi presidencia", afirmó con un ímpetu sensacional.

"¿No quiere hacer autocrítica?", le preguntan. "Yo soy muy autocrítico". Autocrítica hecha. De ahí no fue a más, se limitó a repetir que es "inocente de todo". "No he hecho nada, pero ni yo ni el resto de mi equipo". De ese equipo no había nadie a su lado. Tampoco le acompañó ningún jugador ni ningún directivo de la 'Ref', tampoco miembros de cualquier estamento del fútbol. Estaba solo, pero aseguraba que todo el fútbol español le quiere como presidente. "Me votaron para seguir siendo presidente y debo serlo (...) por supuesto que quiero volver a ser presidente de la 'Ref' (...) Ha habido un golpe de estado".

"El presidente del Gobierno hizo el otro día unas declaraciones maravillosas. Yo sé que el presidente del Gobierno es muy capaz pero me ha sorprendido que sepa de todo. Si vuelvo a ser presidente de la RFEF, y estoy en ello, voy a citar al presidente para que sea auxiliar de Lopetegui y vamos, seguro que cobra más así que de presidente del Gobierno", afirmó en relación a la afirmación de Mariano Rajoy de que estaba seguro de que España iba a ir al Mundial y que, además, lo iba a ganar".

Hora y media después de leer su carta, Villar se marchó. Lo hizo por el pasillo que quedaba entre los dos grupos de sillas donde nos ubicábamos los medios de comunicación citados, en vez de por el lateral que daba a la puerta, más liberado de espacio, sin tanto cable. Quería salir bien de cerca en las cámaras que se afanaban por captarle. Se fue decidio a seguir con su lucha, con su promulgación de inocencia tanto suya como de su hijo Gorka, con la esperanza de que España juegue el Mundial, pero sin poner de su parte para que así sea.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios