el caso soule al descubierto

Villar fletaba autobuses para trasladar a los jugadores hasta las urnas a que le votaran

El expresidente de la Federación Madrileña no tenía problema en pagar el AVE a dirigentes para que fueran a Madrid a votarle ni en poner coches y choferes para recoger a sus 'aliados'

Foto: Ángel María Villar, tras salir de prisión el pasado 1 de agosto. (EFE)
Ángel María Villar, tras salir de prisión el pasado 1 de agosto. (EFE)

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil analiza con detalle una conversación entre el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y el exdirigente de la territorial madrileña, Vicente Temprado, que tuvo lugar el pasado 27 de abril en la que ambos hablan del traslado de jugadores en autobús hasta las dependencias deportivas en las que se celebraban las elecciones a la presidencia. El máximo responsable regional "habría ido a buscar en autocar y en coche" a los futbolistas "para que votaran presumiblemente a Villar durante el proceso electoral", relata uno de los informes elaborados por los investigadores que obran en el sumario de la pieza separada dedicada a las intervenciones telefónicas del caso Soule.

"Ahora ya los jugadores han ido a buscarlos, unos con autocar y otros con coches, que son los que faltan por terminar la votación antes de las seis", explica Temprado a Villar en la mencionada llamada. "Vale", responde el escueto presidente federativo. "Pero que está todo controlado, ¿eh?", añade el ex máximo dirigente de la Federación de Fútbol de Madrid. Según un informe de la UCO, por el momento "se desconoce si ese autocar ha podido ser sufragado con dinero federativo", ya sea de la territorial o del organismo central.

Temprado, que llevaba 29 años en el cargo de máximo dirigente de la Federación de Fútbol de Madrid cuando cedió el relevo a Francisco Díez a finales de 2016, tenía una relación muy estrecha con Villar, que estuvo al frente del organismo durante 28 años. La UCO, de hecho, ha intervenido numerosas conversaciones que comprometen a ambos y que sustentan las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción en el marco del presente procedimiento, que investiga la cesión de fondos federativos con el visto bueno del presidente a las territoriales afines a cambio de que estas luego votaran a Villar.

Aunque no solo las conversaciones entre Temprado y Villar desvelan cómo el presidente federativo organizaba el transporte para que sus afines viajaran gratis a depositar su voto. Otra llamada interceptada por la Guardia Civil que tuvo lugar entre Gorka Villar, hijo del máximo mandatario de la RFEF y también imputado en la causa, y el secretario general de la territorial murciana, Juan Francisco Fernández Soria, el pasado 28 de abril también muestra que el recurso a los autobuses era algo recurrente. "Si, hemos... he cogido autobuses, pero si la gente no, no... no quiere votar, ¿qué vamos a hacer?", explica el dirigente regional.

Según un informe de la UCO presentado el pasado 19 de mayo ante el Juzgado número 1 de la Audiencia Nacional, que instruye la causa, en este fragmento de la charla entre el hijo de Villar, que no tenía cargo alguno en la RFEF pero manejaba directamente asuntos federativos, y el dirigente regional "se puede observar" que "han utilizado autobuses para desplazar a los jugadores a votar y así favorecer la candidatura de Villar". "Se desconoce si el dinero empleado para sufragar estos autobuses ha salido de las arcas de la RFEF o de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia", señalan los responsables de las pesquisas, quienes consideran que si hubiera salido de los fondos federativos "se estaría utilizando el dinero para favorecer una candidatura concreta".

"Si los jugadores son todos unos indolentes que no mueven el culo si no vas a por ellos ¡pijo! y la prueba final es que de los 260 que esperábamos, vinieron a votarnos 90 o noventa y tantos", le dice el 29 de abril el presidente de la Federación Murciana, José Miguel Monje Carrillo, a Gorka Villar cuando ambos hablaban de los votos que entendían tener asegurados en la región.

"Cojo un autobús y llevo unas chavalitas a votar"

Una tercera conversación interceptada por los agentes de la UCO que tuvo lugar el 21 de abril entre el exresponsable económico de la RFEF, Juan Padrón, y el entonces tesorero y actual presidente en funciones del organismo Juan Luis Larrea. En el diálogo entre ambos, que se produce tras llamar el primero al segundo, Larrea le confiesa que va a llevar a gente a votar. "Yo lo tengo todo trabajado, tengo trabajados los votos por correo; ahora voy a coger un autobús el miércoles... y llevo unas chavalitas a votar a Bilbao", explica el actual máximo dirigente de la Federación Española. Según la Guardia Civil, Larrea habla de la utilización del autobús para trasladar personas y votar "previsiblemente a la candidatura de Villar", aunque "se desconoce -matizan los investigadores- si esos medios han podido ser sufragados con ingresos" del organismo territorial.

"Hoy he mandado yo, perdona Juan, en una furgoneta a ocho del fútbol salaa que fueran a votar a Madrid", confiesa en otra charla telefónica el presidente de la Federación Valenciana de Fútbol, Vicente Muñoz Castelló, a Padrón el pasado 27 de abril. El presidente territorial, refleja el informe de la Guardia Civil, "está utilizando medios posiblemente de la federación para desplazar a personas a Madrid y así favorecer con su voto la candidatura de Villar".

En otra conversación intervenida por la Guardia Civil entre Villar y el presidente del Comité de Entrenadores de la RFEF, Eduardo Caturla Vázquez, que tuvo lugar el pasado 19 de abril, este último le explica al máximo dirigente federativo que había hablado con Díez y que éste le había admitido que le iba a "atornillar un poquito" a un mandatario que vivia fuera de Madrid para que consiguiera más apoyos. "A ver, ¿qué tenemos?", le pregunta Villar. "Va habiendo más votos", responde Caturla Vázquez. "Pero ¿cuántos?", interroga el presidente. "No, el número no me lo ha dicho", contesta su interlocutor con una inconcreción que no gusta al responsable de la RFEF. "¡Joder! Pues mal dicho; es que si no se lo preguntas... ¡Pero muy mal hecho! O sea, vamos a ver, aquí en Madrid hay un montón de personas para trabajar. ¡No puede ser! Si un presidente de un colegio territorial le ves que es un pasota, ¡tenéis que intervenir vosotros! ¡Punto y se acabó!".

"Es que si no se les va a buscar, igual no vienen", asegura Caturla reglón seguido poniendo en evidencia el problema que podría suponer el transporte. "No, no, que vamos a ir a buscarlos; yo tengo a cuatro personas preparadas para ir a traerlos; me voy a traer uno de Sabadell al que no le ha llegado el voto por correo, que es amigo mío; le he dicho 'te voy a traer' y le voy a pagar el AVE para que venga, le voy a invitar a comer y luego se vuelve por la tarde a Sabadell", responde Villar. La conversación, según la UCO, "evidencia las prácticas" que lleva a cabo el presidente de la Federación Española de Fútbol, a quien la Fiscalía Anticorrupción sitúa en "la cúspide" de la trama clientelar de compra de votos y de desvío de fondos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios