el sumario del caso soule, al descubierto

Novia, cuñados, suegra, hija, expareja... el amigo de Villar que colocó a toda la familia

Un directivo andaluz montó una empresa que solo facturaba a la Mutua de Futbolistas y que mantenía en nómina a casi una decena de allegados

Foto: Ángel María Villar salió de prisión el pasado 1 de agosto. (EFE)
Ángel María Villar salió de prisión el pasado 1 de agosto. (EFE)

El caso Soule, que investiga una trama clientelar en torno al inhabilitado presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, así como el desvío de fondos a directivos y mercantiles afines, mantiene el foco sobre un grupo de responsables territoriales del organismo que recibían dinero a través de empresas interpuestas que ganaban adjudicaciones de la entidad deportiva, y que los dirigentes utilizaban para contratar a familiares, que podrían haber estado viviendo de estas mercantiles instrumentales sin trabajar. Gran parte de los pagos de esta línea de investigación habrían sido realizados a través de la Mutualidad de Futbolistas Mupresfe.

Es el caso, según sospechan los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, del director médico de la mutua en la delegación andaluza, Isidro Manuel Monje Cabrera. Este directivo es también gerente de la sociedad Trocar, a la que la mutua adjudicó varios servicios. "El 97% de los ingresos de Trocar proviene de Mupresfe", destacan los investigadores en uno de sus últimos informes reflejados en el sumario de la causa, con el fin de hacer ver al titular del Juzgado número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, que la mercantil de Monje Cabrera subsistía gracias a Mupresfe, una de las entidades que la Fiscalía Anticorrupción considera utilizadas por la trama para desviar fondos irregularmente y 'pagar' a los que apoyaban a Villar en las elecciones al cargo.

Según los responsables de las pesquisas, Trocar también estaría siendo usada para abonar fondos a mercantiles "que poco o nada tienen que ver con el sector sanitario". La Guardia Civil sospecha que detrás de estas últimas podrían estar familiares y amigos del directivo sanitario, extremo que, aunque aún no ha podido ser acreditado, sí ocurre en el caso de otros dirigentes territoriales, como el jefe de servicios médicos de Mupresfe en Baleares, Onofre Alba Vidal, cuyo hijo es administrador de la mercantil Gestión Médico Deportiva de Baleares, que recibe "prácticamente la totalidad" de sus ingresos de la mutua y que "realiza pagos a sociedades que no parecen guardar relación con los servicios médicos, como agencias de viajes o empresas de muebles" vinculadas a familiares de Alba Vidal.

Trocar, añaden los responsables de las pesquisas, estaría siendo utilizada más bien como agencia de colocación de gente afín a Monje Cabrera. En concreto, según los informes de la Guardia Civil, la mercantil estaría retribuyendo a familiares y "personas vinculadas afectivamente" al director médico de Mupresfe Andalucía, entre los que estarían su expareja, dos hermanos de esta, su hija, la compañera sentimental de su hijo, su actual novia y la prima y la madre de esta última. Además, continúan los investigadores, la empresa ha retribuido también a directivos de la RFEF.

En esta línea de contratación de familiares por parte de las territoriales, además del caso de Monje Cabrera, la Guardia Civil destaca el del expresidente de la Federación Cántabra de Fútbol, Alberto Vilar Mendiguchía, que empleó a su hija en la mutua durante 14 años; el del secretario de la tinerfeña, Ramón Ángel Hernández Baussou, que tuvo a su hija y a su hermano percibiendo fondos de Mupresfe, entidad que él mismo manejaba, como revelaron las conversaciones intervenidas; el del presidente de la territorial valenciana, Vicente Muñoz Castelló, que contrató a su sobrino, y el del presidente de la melillense y representante de la delegación regional de Mupresfe, Diego Martínez Gómez, que fichó a su hijo Diego Martínez Peinado, quien estuvo dado de alta al mismo tiempo en la territorial, en Mupresfe, en el régimen de autónomos, en la sociedad Higicontrol Melilla, en otra empresa como informático y en una academia como profesor.

Según denunció Anticorrupción en su querella ante la Audiencia Nacional, Mupresfe ha sido utilizada por la trama liderada por Villar para desviar fondos a personas afines. "Existen elementos indiciarios suficientes para determinar que se ha contratado a familiares de responsables de varias federaciones territoriales" y beneficiado a las empresas de estos allegados a través de Mupresfe, añade ahora la Guardia Civil, que describe en los informes aportados al Juzgado Central número 1 casos concretos tanto del primero como del segundo supuesto, entre los que se encuentran los de los citados Monje Cabrera o Alba Vidal.

Vicente Temprado, expresidente de la Federación Madrileña de Fútbol. (EFE)
Vicente Temprado, expresidente de la Federación Madrileña de Fútbol. (EFE)

En ese contexto, según la UCO, la delegación andaluza se presenta como la más clientelar. Además del mencionado Monje Cabrera —que tenía contratada a media familia a través de Trocar—, los agentes destapan los tejemanejes del médico asesor de la mutua en la comunidad autónoma José Asensio García, que además de estar empleado en Mupresfe es administrador de la sociedad Desarrollos Turi, que solo recibe ingresos de Mupresfe. Esta mercantil, que no tiene trabajadores, registra pagos anuales declarados de unos 30.000 euros, que según los investigadores parecen corresponder más bien a una nómina que a la prestación de servicio alguno.

Los responsables de las diligencias siembran la duda respecto a una tercera persona vinculada con la delegación andaluza de la RFEF. Se trata del propio presidente de la entidad regional, Eduardo Herrera Jiménez, quien según los agentes de la UCO estaría percibiendo fondos de la Clínica del Deporte que forma parte de la Federación Andaluza de Fútbol, un departamento que ha generado pérdidas constantes durante los últimos años y que de hecho mantiene una deuda con la territorial de casi dos millones de euros, justo la suma que suponen los beneficios obtenidos por Trocar.

Pagos sospechosos

En la misma línea, los informes de la Guardia Civil ponen el acento en el presidente de la Federación Murciana (FFRM), José Miguel Monje Carrillo, también máximo responsable de la Policlínica Murciana del Fútbol, participada al 100% por el organismo territorial. Esta mercantil, explican los miembros de la UCO, ha dedicado parte de sus ingresos a realizar "pagos sospechosos" a "la sociedad administrada por la compañera sentimental" de un médico de la Policlínica, a la Federación Murciana, al director de los servicios jurídicos de esta última territorial, a "dos sociedades vinculadas al director médico" de la Policlínica, al propio Monje Carrillo y al tesorero de la FFRM.

Los informes de la Guardia Civil ponen el acento en el presidente de la Federación Murciana (FFRM), José Miguel Monje Carrillo

Estas prácticas narradas son similares a las que ha detectado la Guardia Civil tanto en la Federación Ceutí de Fútbol —cuyo presidente, Antonio García Gaona, ingresó más de 8.000 euros de Mupresfe en 2011 y 2016— como en la riojana, cuyo máximo representante, Jacinto Andrés Alonso Marañón, está vinculado a Seguros Helvetia y tiene una empresa familiar. Tanto la aseguradora como su mercantil recibieron ingresos de Mupresfe, de la territorial y de la RFEF por valor de 2,5 millones de euros, al tiempo que Alonso Marañón veía incrementar su retribución en Helvetia. Alonso Marañón, además, resalta la UCO, echó a una empleada para colocar, con un sueldo superior al de la despedida, a su primo, que venía de trabajar en la Federación Riojana y en Helvetia.

Como ya contó El Confidencial, además, la Federación Catalana de Fútbol adjudicó obras a la mercantil Tastavins, administrada por el exdirectivo de la delegación regional José Contreras Arjona, así como los 750.000 euros que este último —que también ejercía como chófer de Villar cuando el presidente federativo viajaba a Cataluña— recibió de la Mutua de Futbolistas.

El 'cortijo' madrileño

Gorka Villar, hijo del inhabilitado presidente de la Real Federación Española de Fútbol. (EFE)
Gorka Villar, hijo del inhabilitado presidente de la Real Federación Española de Fútbol. (EFE)

En paralelo a estas investigaciones, seis días después de que estallara el caso Soule y la Guardia Civil detuviera a Villar, a su hijo, al vicepresidente de la RFEF, Juan Padrón, y a Hernández Baussou, el administrador de la sociedad Imoving Sport, Juan Pedro Díaz Díaz, cambió la denominación de la mercantil por ImFootball. La empresa había sido creada por Nerea Alonso Torres, mano derecha del actual presidente de la Federación de Madrid, Francisco Díez, que ascendió al cargo el pasado diciembre tras sustituir al imputado Vicente Temprado, del que había sido vicepresidente. Imoving Sport, dedicada a la organización de eventos deportivos, trabajó prácticamente en exclusiva para la RFEF, como admitió la propia Alonso Torres en su web, quien dijo que la federación era su "principal cliente". En conversaciones intervenidas a Villar por la Guardia Civil, este confesó que había dado "muchos millones" a la territorial madrileña.

La mayor parte de estos dirigentes territoriales y sus mercantiles están siendo investigados en el marco del caso Soule después de la querella que interpuso la Fiscalía Anticorrupción ante el Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional. La operación, dirigida policialmente por la Guardia Civil, conllevó el ingreso en prisión de Villar y de su hijo, Gorka Villar, uno de los grandes beneficiados por la trama clientelar montada en torno al presidente de la RFEF, que presuntamente beneficiaba a los directivos federativos y representantes de mercantiles satélites con fondos del organismo a cambio de que los miembros del mismo le apoyaran en las sucesivas elecciones internas, una práctica que ha permitido al máximo dirigente de la entidad permanecer en el cargo durante más de 28 años.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios