listo para abandonar el club hispalense

La desmesurada rebelión de N'Zonzi, el bicho raro del Sevilla

La dirigencia del Sevilla no sale de su asombro ante el acto de rebelión y la actitud del mediocampista francés, que en breve abandonará el club

Foto: N'Zonzi está en la rampa de salida para abandonar el Sevilla. (FOTO: Cordon Press)
N'Zonzi está en la rampa de salida para abandonar el Sevilla. (FOTO: Cordon Press)

N'Zonzi se está manejando como un elefante dentro de una cacharrería”, es la frase que en los últimos días se pronuncia como un mantra en la zona noble del Sánchez-Pizjuán, donde trabaja la dirigencia del Sevilla, que no sale de su asombro ante el acto de rebelión y la actitud del mediocampista, uno de los jugadores emblema del equipo de Berizzo, que ha sido descabalgado de la titularidad y clama a voces su salida. Se desplazó a Inglaterra con permiso del club para encontrar una solución. “No juega por una cuestión técnica; ha viajado a Londres para visitar a su hijo”, explicó José Castro, presidente del club. “Es mejor que mi etapa en el Sevilla acabe”, ha sentenciado el jugador en 'France Football'.

Recién estrenada su internacionalidad con Francia, donde jugó dos encuentros con una de las selecciones favoritas para llevarse el título en el próximo Mundial, Steven N'Zonzi (28) regresó a Sevilla con los brazos caídos, una actitud que extrañó en el vestuario sevillista y alarmó al cuerpo técnico encabezado por Eduardo Berizzo. El técnico, tras el partido contra el Celta, anunció a sus jugadores la tremenda noticia de su cáncer de próstata, algo que conmovió a todos y, según testigos, dejó impávido al flamante internacional.

El Sevilla, ese martes jugó su partido de Champions contra el Liverpool, que le dio un soberano repaso al equipo blanco en la primera mitad, al que endosó nada menos que tres goles. Al llegar a vestuarios, Berizzo señaló directamente a N'Zonzi, sordo ante las indicaciones del técnico, que optó por sustituirle por el 'Mudo' Vázquez. Los testigos aseguraron que la orden enfureció al francés, que se fue a las duchas musitando improperios en francés contra el técnico (que domina el idioma, por cierto). El Sevilla salió en la segunda mitad, pasó por encima del Liverpool y convirtió en histórico el partido, con Vázquez, Ben Yedder y Pizarro como protagonistas. Para la posteridad quedó grabada la imagen de los jugadores abrazados a su entrenador, al que dedicaban de esta gráfica manera el partido.

Steven N'Zonzi, durante un partido con la selección de Francia. (EFE)
Steven N'Zonzi, durante un partido con la selección de Francia. (EFE)

El control antidoping

Pero en esa foto no aparecía N'Zonzi. En realidad, el francés se vistió media hora antes y no esperó a nadie, se marchó a su casa mientras sus compañeros levantaban a pulso un imposible. No contento con ello, el nuevo internacional se quedó en su casa y no asistió al día siguiente al entrenamiento de la plantilla. No justificó su ausencia. Lo mismo que tampoco justificó su espantada en pleno partido, lo que le hubiera acarreado un serio disgusto al Sevilla, si hubiera salido su nombre en el sorteo de jugadores para la recogida de muestras antidopaje.

La reacción de Berizzo, pendiente de operarse en aquellos momentos, fue la esperada: apartó a Steven N'Zonzi fuera del grupo por un período de dos días, y de forma indefinida en las convocatorias. El futbolista ya se entrena con el grupo, pero no se viste de corto para jugar con el Sevilla desde su ignominiosa espantada de aquella noche. Así pasó frente al Villarreal, Cartagena, Deportivo y ahora Maribor, en Champions League. El equipo, con la dupla Pizarro-Banega, está funcionando como un reloj. El Sevilla ha cosechado tres victorias seguidas y se encuentra encaramado en el grupo de aspirantes de LaLiga. Todo sin su (sobre el papel) máxima estrella.

El Sevilla, y así lo insisten, no le ha puesto el cartel de transferible a N'Zonzi. De todas formas, desde hace tiempo ese protocolo no existe en la entidad, que se maneja magistralmente en los negocios del fútbol. José Castro, el presidente, ha asegurado repetidas veces que si alguien viene con la cláusula que cuelga en la pared de N´Zonzi (40 millones de euros), se le abrirán las puertas al francés, futbolista hermético y huraño (bicho raro según muchos) que, tras las marchas de sus 'hermanos' Nasri y Rami, solo se relaciona en el vestuario con sus compatriotas Ben Yedder y Lenglet.

El Sevilla celebra el gol que supuso el empate a tres ante el Liverpool. (Reuters)
El Sevilla celebra el gol que supuso el empate a tres ante el Liverpool. (Reuters)

Todos menos él

En el club nervionense saben que la situación es poco atractiva, pero no cunde el pánico. Todo se arreglaría si el jugador pusiese el freno de mano en su loca carrera y se disculpase con el grupo y también con el entrenador, aunque se nos antoja cuestión harto espinosa. El pasado jueves, los futbolistas del Sevilla se personaron por grupos en el hospital donde fue operado Berizzo. Fueron todos menos N´Zonzi, lo que descubre los colores tan opacos de su fondo humanitario.

Según noticias provenientes de Inglaterra, el padre de N'Zonzi (el gurú que maneja los hilos del hijo), está en permanente contacto con dos clubes ingleses interesados en fichar al jugador en esta ventana de invierno. Son el Everton y el Arsenal. Varios medios ingleses aseguran que el que más interés está mostrando es el equipo de Wenger. El veterano entrenador francés suspira por encaramar a los 'gunners' a los tiempos históricos de principios de siglo, cuando el Arsenal de Henry, Bergkamp y Pactrick Vieira encaramó al equipo de las mangas blancas a lo más alto de la Premier. Wenger ve en Steven N'Zonzi como un clon de Vieira.

El Sevilla espera ofertas. N'Zonzi, tipo hiératico, debe llevar la procesión por dentro. Se está jugando su participación en el Mundial y su regreso a la Premier. Eso si llegan los millones a Nervión, porque la grada en invierno es muy fría…

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios