sarabia y banega, los mejores

Berizzo va entendiendo las posibilidades que le ofrece la plantilla del Sevilla

El técnico acertó en el planteamiento y los jugadores del equipo hispalense, que con la victoria ante el Spartak (2-1) logra recomponer lo que había roto en su visita a Moscú

Foto:
Autor
Tiempo de lectura4 min

Está Berizzo en pruebas, aunque sea ya noviembre. El Sevilla, su Sevilla, no termina de colmar las expectativas, que siempre son altas en un equipo que lleva años encadenados de excelencia. Él es el último entrenador del club y el listón está alto. Contra el Spartak dio una buen imagen, incluso muy buena en algunas fases del encuentro. Y eso que esos mismos rusos, solo quince días antes, le dieron un repaso histórico en Moscú. Días diferentes y planteamientos diversos, esta vez los sevillanos ganaron 2-1 y recondujeron así sus opciones de clasificación de Champions.

Se va dando cuenta de cuestiones claras, que son casi el catón del fútbol. Como que Pablo Sarabia tiene que jugar, siempre, sin muchas condiciones. Si él esta bien el equipo tiene otra cara porque es rápido y virguero, encara y es inteligente, tiene esa manera de moverse por el frente de ataque que confunde a los rivales y una zurda delicada capaz de colocar los mejores balones. Es, en resumen, un jugador compleo. Salió cojeando del campo, puede estar lesionado y eso sería un gran drama para un equipo que quiere brillar en el fútbol.

También le dio para cerciorarse de que N'zonzi en este equipo es capital. El derroche físico que tiene es capaz de estructurar por sí mismo todo el juego del equipo. Tiene la contundencia necesaria para moverse de banda a banda, dar el paso adelante. Y no es malo jugando el balón. Este verano le quería media Europa y el Sevilla, club en principio vendedor, tuvo mucho cuidado en no desprenderse de él. Quiso irse, pero en las oficinas del Ramón Sánchez Pizjuán no se dio luz verde. No era tampoco un secreto, un jugador como él no se ve con tanta frecuencia.

Más datos para la libreta de Berizzo: Ever Banega. Hablemos ahora del gol, que es de esas cosas que no pasan todos los días. Se habla del gol, a secas, aunque hubo dos más en el partido, uno por cada bando. Pero nadie que vio el partido duda que la denominación de origen se debe solo al del argentino. Un toque de clase, un perfecto zurdazo a la escuadra, un gol luminoso. A Banega no todos le han entendido en su carrera, muchos no supieron sacar partido de suys pros y sus contras. Pero el talento es escaso en el mundo y él lo tiene a raudales.

Los que no funcionan

Hay, eso sí, algunas incógnitas que aún no ha podido resolver. Es el caso de Nolito, que algún día fue un excelente futbolista y en este Sevilla parece desnortado. Se conocían del Celta, se querían incluso, si está en la capital hispalense es también por la buena relación de ambos. Pero no termina de cuajar. Lo intenta, Nolito es de esos que nunca se deja un esfuerzo por realizar, pero ha perdido el ángel que le hizo en su momento un jugador de élite.

O Navas, el hijo pródigo, que ha vuelto pero como si no. Se esperaba de él, así se le promocionó, como el jugador que podía dar el salto de calidad a la plantilla. Viene de la Premier, donde ha pasado sus buenos años con un brillo relativo. A veces hay productos que se venden de más y, luego, cuando llegan al buzón, no satisfacen las expectativas.

Con esa mezcla el Sevilla tiene espacio para crecer y muchas cosas por demostrar. Tiene la fortuna de haber ido a caer a un grupo no especialmente sólido, lo que le da un poco de aire para la clasificación. Aunque los rusos parecían hace poco una máquina imparable en el Sánchez Pizjuán se supo que no es cierto. Es solo un equipo más, honesto, con algunas cosas buenas. Pero que el Sevilla y mucho peor de lo que se vio en ese 5-1 de la ida. Ese problema se solventó y la lógica invita a pensar que, ahora, los hispalenses no tendrán problemas para jugar en octavos de final.

Berizzo sigue mirando, poco a poco. Tiene fama de buen entrenador y en Sevilla han confiado en su magisterio. Pero incluso los que llevan años, los que toman las decisiones y guardan un pasado florido tienen que aprender día a día. En eso está: Sarabia, Banega, N'zonzi...

Ficha Técnica

2 - Sevilla: Sergio Rico; Mercado (Corchia, m.83), Kjaer, Lenglet, Escudero; N'Zonzi, Pizarro; Sarabia (Jesús Navas, m.74), Banega (Krohn-Dehli, m.77), Nolito; y Ben Yedder.

1 - Spartak Moscú: Sélijov; Yéschenko (Petkovic, m.79), Dzhikiya, Tasci, Kombárov; Fernando, Pasalic (Popov, m.56); Promes, Glushakov, Melgarejo (Zé Luis, m.71); y Luis Adriano.

Goles: 1-0, M.30: Lenglet. 2-0, M.59: Banega. 2-1, M.78: Zé Luis.

Árbitro: Artur Dias (Portugal). Amonestó al local Ben Yedder (m.91) y a los visitantes Glushakov (m.32), Tasci (m.61) y Dzhikiya (m.86).

Incidencias: Partido de la cuarta jornada del Grupo E de la Liga de Campeones disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 38.000 espectadores. Césped en buen estado. La UEFA prohibió al Spartak la venta de entradas a sus aficionados para este encuentro por los incidentes ocurridos el 13 de septiembre en el campo del Maribor. 

Champions
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios