El Pulso Económico | Empresa (cuasi) pública busca presidente para injerencia política
  1. Área privada EC Exclusivo
LA AGENDA DE LA SEMANA

El Pulso Económico | Empresa (cuasi) pública busca presidente para injerencia política

Indra, participada en un 20% por los contribuyentes españoles a través de la SEPI, se despeñó un 8% en bolsa el viernes tras conocerse que el Gobierno quiere cesar a su principal ejecutivo

placeholder Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

Empresa pública (o participada por el Estado) busca presidente para injerencia política. 'This is Spain' y da un poco igual cuándo lea esto. Pero lo está leyendo usted ahora, un lunes 24 de mayo de 2021, y quién busca presidente para Indra, propiedad al 20,1% del contribuyente español a través de la Sociedad Española de Participaciones Industriales, es el Gobierno de Pedro Sánchez.

Este diario adelantó el viernes en exclusiva que la SEPI había maniobrado para relevar de la presidencia de Indra a Fernando Abril-Martorell. Las acciones se desplomaron un 8% nada más conocerse la noticia.

Foto: Fernando Abril-Martorell.

Aunque el Estado solo cuenta con una de cada cinco acciones de la compañía tecnológica, una parte significativa de su negocio depende de licitaciones públicas. Sin mencionar el papel estratégico de sus contratos de Defensa. El último, la coordinación de la parte española para el desarrollo del sustituto del Eurofighter, un megaproyecto milmillonario conocido por sus siglas FCAS (Future Combat Air System). En pocas palabras: si el Gobierno de turno te quiere fuera de la presidencia de Indra, te tienes que ir.

Y así va a ser. Abril-Martorell, tras siete años al frente de Indra, está ya con los dos pies fuera. Ahora falta por ver a quién ponen en su lugar. Y por ahí debe venir el temor de los inversores (-8% el viernes, recuerden). Si la nueva gestión se deja llevar más por criterios políticos que técnicos, los intereses del 80% de los accionistas de Indra quedarán desalineados con los del Gobierno de turno.

placeholder Fernando Abril-Martorell.
Fernando Abril-Martorell.

De momento se perfila para el puesto Marc Murtra, el que fuera director de gabinete del ministro de Industria socialista Joan Clos y que guarda una magnífica relación con el PSC en general y Salvador Illa en particular. Y la verdad es que rima con sus comparables.

En estos momentos Beatriz Corredor (PSOE), exministra de Vivienda con Zapatero, preside Red Eléctrica (20% de la SEPI). Maurici Lucena (PSC), que habría sido vicepresidente económico de Salvador Illa si este hubiese logrado formar gobierno en Cataluña, preside AENA (51% propiedad de Enaire, entidad pública). Antonio Llardén (PSC) preside Enagas (5% de la SEPI) desde 2007. Llardén sobrevivió al Gobierno de Rajoy gracias al nombramiento como CEO de Marcelino Oreja (exeurodiputado del PP) y de varios consejeros afines a los populares (entre los que destacaron las exministras Ana de Palacio e Isabel Tocino).

Aquellos que desean que las empresas públicas, o con participación relevante del Estado, se gestionen con las menores injerencias políticas posibles, les queda desear que cuando estas sean inevitables, al menos se hagan por el interés general y no el de un partido político concreto. Veremos.

Foto: La vicepresidenta Nadia Calviño y el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri. (EC)

CaixaBank, tras la absorción de Bankia, ha sido la última compañía del Ibex 35 en dar la bienvenida al Estado en su capital. Y ya está notando las consecuencias. El Gobierno ha interferido más en la entidad catalana en dos meses con el 16% del capital que en nueve años en Bankia con más del 60%. No solo es que el Frob haya votado en contra de que el presidente José Ignacio Goirigolzarri reciba un sueldo de mercado, acorde con el que cobran otros ejecutivos en su posición, sino que tanto las vicepresidencias segunda (Economía) y tercera (Trabajo) están cuestionando los ajustes de plantilla que siempre, siempre, siempre se producen tras la fusión de dos entidades. Si no se querían esos despidos, el Gobierno debería haber vetado la venta y buscar otra alternativa a su privatización. De hecho, CaixaBank pudo pagar más por Bankia precisamente porque habría despidos. Aprobar la fusión de un banco y luego escandalizarse por los ajustes de plantilla suena a momento Capitán Renault.

Mercados

El Ibex empieza su tercera semana consecutiva por encima de los 9.000 puntos. Dichosos los ojos. En cuanto a referencias macroeconómicas, esta semana viene más floja que las anteriores, pero sobresalen un par de citas: PIB del primer trimestre alemán y confianza del consumidor de EEUU (martes); inventarios de crudo en EEUU (miércoles); y PIB del primer trimestre y pedidos de bienes duraderos de EEUU (jueves).

Pero lo más emocionante es sin duda la montaña rusa del bitcoin. Por si no lo sabían, el cruce de la criptomoneda con el dólar sigue abierto el fin de semana. Tras caer un 11% el miércoles, subir un 5% el jueves, caer un 12% viernes y subir un 8% el sábado, ayer a eso de las 17 horas el bitcoin se dejaba un 12%. Los motivos son de lo más variopinto: desde un tuit de Elon Musk hasta la firme decisión de gobiernos como el chino de limitar el minado de criptomonedas. Ayer el bitcoin llegó a cambiarse a 32.680 dólares la unidad. Solo piensen que el 14 de abril alguien pagó 64.869,78 dólares por uno de ellos y hace apenas 6 meses cerró en 18.422. En los casinos de Las Vegas al menos hay espectáculos.

Empresa pública (o participada por el Estado) busca presidente para injerencia política. 'This is Spain' y da un poco igual cuándo lea esto. Pero lo está leyendo usted ahora, un lunes 24 de mayo de 2021, y quién busca presidente para Indra, propiedad al 20,1% del contribuyente español a través de la Sociedad Española de Participaciones Industriales, es el Gobierno de Pedro Sánchez.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Economía SEPI José Ignacio Goirigolzarri FROB Fernando Abril-Martorell
El redactor recomienda