Pulso Económico | Pinza gallega a CaixaBank y el incomprensible juicio Orcel-Santander
  1. Área privada EC Exclusivo
LA AGENDA DE LA SEMANA

Pulso Económico | Pinza gallega a CaixaBank y el incomprensible juicio Orcel-Santander

En el gobierno ya no hay coletas, pero se han quedado las medias melenas. Y mandan mucho más. No por los galones vicepresidenciales, sino por las carteras ministeriales

placeholder Foto: Imagen: Pablo López Learte.
Imagen: Pablo López Learte.

En el gobierno ya no hay coletas, pero se han quedado las medias melenas. Y mandan mucho más. No tanto por los galones vicepresidenciales, que son prácticamente los mismos que antes, sino por las carteras. La Agenda 2030 suena lejos. Economía y Trabajo es lo que necesitamos ahora.

El viernes pasado Nadia Calviño (La Coruña, 1968) y Yolanda Díaz (Fene, 1971) estrenaron la pinza gallega sobre CaixaBank y su ERE de 8.000 personas para digerir la compra de Bankia. Una inusual entente entre el ordoliberalismo berlaymontés (liberales, pero dentro de un orden) y el eurocomunismo light (puño arriba, pero dejemos los medios de producción donde están, no vayamos a liarla más aún).

Foto: La vicepresidenta Nadia Calviño y el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri. (EC)

La cosa comenzó el viernes, día de la Junta General de Accionistas de CaixaBank, con la publicación -ya es casualidad- de una carta del Ministerio de Trabajo en la que se recuerda que hay que cumplir la ley -qué menos-. Después vino la votación del Frob, accionista del banco al 16% y brazo tecnocrático del Ministerio de Economía, en contra de los salarios de la cúpula directiva. Entre ellos, el de José Ignacio Goirigolzarri, expresidente de Bankia y ahora presidente de CaixaBank.

Ni una coma le quito a Zuloaga aquí: “Lo que no ocurrió en nueve años en Bankia con una participación pública del 61%, ha pasado en CaixaBank en un mes con una posición del 16%. Las temidas injerencias políticas han explotado a la primera de cambio en la mayor entidad española

Probablemente el debate seguirá esta semana. Hoy Calviño ha convocado a los medios a las 18h en Moncloa para explicar, junto al ministro de Función Pública, Miquel Iceta, “las iniciativas de digitalización del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y, en particular, el componente 11 de digitalización de las Administraciones Públicas”. Si no he perdido el olfato, lo interesante serán las preguntas sobre el sueldo de Goirigolzarri y el ERE.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Dos horas más tarde, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, tendrá la oportunidad de dar su opinión sobre el asunto durante una intervención programada durante la cena de inauguración del IV Congreso Iberoamericano CEAPI (Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica). Calviño dejó entrever hace unas semanas que el Banco de España podría jugar algún papel a la hora de moderar los sueldos de los banqueros. No está muy clara cuál sería técnicamente esa vía, pero de entrar el gobernador hoy al trapo, no busquen titulares gruesos, sino matices entre líneas. Floretes en lugar de piolets.

Pero es el miércoles cuando Hernández de Cos no va a poder evitar pronunciarse sobre CaixaBank, el ERE y los sueldos. Comparece a las 16:30h ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso de los Diputados para presentar el Informe Anual del Banco de España.

En cualquier caso, conviene tener en cuenta que esto de CaixaBank y el ERE es un juego a múltiples niveles al que han entrado banco, gobierno y sindicatos y en el que todos tienen que salir ganando algo.

Foto: Sede de CaixaBank en Barcelona. (Reuters)

Los planes de fusión se elaboraron con una cifra de despidos cercana a los 6.000, pero si uno llega a la mesa de negociación con esa cifra, lo normal es que el punto de acuerdo se alcance más abajo. Pero si uno empieza planteando 8.500 salidas, luego siempre está a tiempo de bajar a 7.000 o a 6.500. Por otra parte, esa rebaja del número de despidos es la que tanto sindicatos como Gobierno van a poder vender como mérito propio. Pero en la práctica, lo que hicieron Calviño y Díaz la semana pasada fue tratar de reforzar el poder negociador de los sindicatos.

Orcel vs Santander, día del juicio

Tras dos retrasos, llega el tercer intento. Este miércoles se celebra el incomprensible juicio de la demanda de Andrea Orcel, ya consejero delegado de Unicredit, contra Banco Santander, por su fichaje frustrado por la entidad presidida por Ana Botín. El italiano reclama 112 millones de euros.

Incomprensible porque, al menos a simple vista, esto parece un caso de aquellos en los que a todo el mundo le interesa llegar a un acuerdo en los despachos y evitar el revuelo mediático. Por parte del banco, el valor de la discreción y de dar carpetazo cuanto antes a este asunto es evidente. Pero también lo es por la parte de Orcel.

Foto: Andrea Orcel, CEO de UniCredit. (Reuters)

Un pacto extrajudicial no solo le garantizaría una compensación económica por el evidente shock que le debió suponer la cancelación de su contratación como CEO de Banco Santander tras abandonar UBS. También limitaría los riesgos que el propio juicio puede tener para su propia imagen. Especialmente ahora que ya ejerce como principal ejecutivo de Unicredit.

Y esto aplica tanto si Orcel quiere centrar su argumento en las discrepancias sobre el reparto de poder que pudieron surgir con Botín, lo que equivaldría a cuestionar la estructura actual del banco; como si lo quiere llevar al terreno personal. Orcel ya no es un banquero desempleado demandando al mayor banco español. Desde el 15 de abril es el CEO del mayor banco italiano. 'Mancherà finezza?'

En el gobierno ya no hay coletas, pero se han quedado las medias melenas. Y mandan mucho más. No tanto por los galones vicepresidenciales, que son prácticamente los mismos que antes, sino por las carteras. La Agenda 2030 suena lejos. Economía y Trabajo es lo que necesitamos ahora.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Economía Andrea Orcel Banco de España ERE Ministerio de Trabajo Ministerio de Economía
El redactor recomienda