Marca España | ¿Qué dice la prensa extranjera? "Soldados y cuerpos en la arena"
  1. Área privada EC Exclusivo
REVISTA DE MEDIOS

Marca España | ¿Qué dice la prensa extranjera? "Soldados y cuerpos en la arena"

La prensa extranjera es parte esencial de la imagen que se tiene de nuestro país más allá de las fronteras españolas. ¿Qué dicen exactamente y cómo nos ven en el resto del mundo?

placeholder Foto: Imagen: Laura Martín.
Imagen: Laura Martín.

Lo han oído. Lo han leído. "La prensa británica critica la gestión de España en la crisis", "The New York Times cuestiona la labor del Gobierno en materia económica". Son frases recurrentes no solo en los medios españoles, también en el Congreso de los Diputados -ahí vale cualquier cosa con tal de dar cera al oponente- y todos lo hemos comentado. "Pues dice el Financial Times que Calviño es muy respetada en Europa". Si lo dice el Financial Times, debe ser verdad.

En El Confidencial vamos a ir un paso más allá de esos comentarios. ¿Qué dicen realmente de nosotros fuera? Es muy cierto que la visión que tiene un ciudadano [inserte aquí cualquier país] de España está muy sesgada por lo que oye en sus televisiones o lo que lee en sus webs de cabecera, así que vamos a descubrir exactamente cuál es esa visión.

placeholder Un hombre ve una intervención de Pedro Sánchez en televisión. (Reuters)
Un hombre ve una intervención de Pedro Sánchez en televisión. (Reuters)

Empezamos al otro lado del mundo. El tema de la semana aquí ha sido la llegada masiva de inmigrantes desde Marruecos y en Los Angeles Times describen la escena casi como si se tratara de un momento propio de una batalla campal. "Sobrepasados, los soldados trataban de separar a los adultos de los niños, a los que trasladaban en brazos [...] Mientras, una mujer inconsciente permanecía tumbada sobre la arena antes de que un equipo la trasladara en camilla".

El diario estadounidense preparó un extenso artículo con escaso texto (apenas un par de párrafos) pero una enorme cantidad de fotos. Para aquel que no sepa demasiado de la tensión que mantienen España y Marruecos -voy a aventurarme a pensar que el lector ocasional del Los Angeles Times tendrá ciertas dificultades para situar Marruecos en el mapa- las escenas son, efectivamente, propias de una batalla.

En esas escenas ha profundizado también el Financial Times, con uno de esos todopoderosos editoriales. En esas líneas recalcan "lo vulnerable que es Europa a la utilización de las olas migratorias como arma para buscar réditos diplomáticos o financieros".

España supo desarrollar políticas migratorias más sutiles que las de sus socios en la UE

Señalan, además, la buena labor de España, "que ha desarrollado unas políticas migratorias con África mucho más sofisticadas que las de sus socios europeos, mirando más allá de las devoluciones. [...] España ha construido relaciones diplomáticas que tienen en cuenta las preocupaciones de los países africanos y abren canales para rutas de migración legales. [...] España sigue siendo un país que ve muchos beneficios en la inmigración. Pero sufre de una periódica ansiedad a una invasión de migrantes. Y Ceuta es otro incidente de ese tipo", culmina el editorial.

Algo más de contexto ha aportado Reuters, que analiza las consecuencias a nivel diplomático del reconocimiento del expresidente Donald Trump de la soberanía marroquí del Sahara Occidental. "Marruecos lo vio como una ventana de oportunidad que tenía que aprovechar para maximizar los beneficios de su posición en la zona", explican.

placeholder Soldados españoles ayudan a inmigrantes en Ceuta. (EFE)
Soldados españoles ayudan a inmigrantes en Ceuta. (EFE)

"La llegada de inmigrantes es un mensaje que lanza Marruecos. Ya no quiere ser la policía de Europa a cambio de dinero. Quiere beneficios diplomáticos", dice el análisis, que apunta a ese cambio de postura del país alauí. El altavoz, además, es un claro mensaje para todos los países europeos, que se benefician del papel que hace Marruecos para frenar la inmigración proveniente de África.

España ha protagonizado noticias más positivas esta semana. Hace unos días se levantaba el veto a la entrada de ciudadanos británicos -el Atlético de Madrid tuvo que irse a Bucarest a jugar con el Chelsea por esa prohibición a la entrada desde las islas- en un anuncio que dejó a Sánchez "encantando, tremendamente encantado" tal y como explicaba Bloomberg.

En su intervención en Fitur, la mayor feria de turismo de España, pedía Sánchez "que se vuelvan a llenar las calles y los pueblos una vez más". Quiere salvar el verano porque sabe que 25.000 millones de euros todavía se pueden salvar en la campaña estival, y eso no es ninguna tontería.

Lo que ha preferido callarse Sánchez, y bien que se lo recrimina Bloomberg, es que Reino Unido todavía no ha sacado a España de su lista de países con libre circulación. Si un ciudadano británico viene de turismo tendrá que pasar luego 10 días de cuarentena y dar negativo en varias PCR. Mal negocio.

Lo han oído. Lo han leído. "La prensa británica critica la gestión de España en la crisis", "The New York Times cuestiona la labor del Gobierno en materia económica". Son frases recurrentes no solo en los medios españoles, también en el Congreso de los Diputados -ahí vale cualquier cosa con tal de dar cera al oponente- y todos lo hemos comentado. "Pues dice el Financial Times que Calviño es muy respetada en Europa". Si lo dice el Financial Times, debe ser verdad.

The New York Times Financial Times Reino Unido Marca España
El redactor recomienda