Pierde peso en tu vuelta a la oficina con estos cinco sencillos pasos
  1. Alma, Corazón, Vida
ADELGAZA DE FORMA SANA

Pierde peso en tu vuelta a la oficina con estos cinco sencillos pasos

Si estás a punto de reincorporarte a la oficina después de trabajar durante meses en casa por la pandemia, estos sencillos trucos te ayudarán a perder esos kilos que has cogido de más

Foto: Pierde peso en tu vuelta a la oficina con estos sencillos pasos (Fuente: iStock)
Pierde peso en tu vuelta a la oficina con estos sencillos pasos (Fuente: iStock)

La pandemia del coronavirus ha traído consigo que muchas personas tuvieran que trabajar desde sus casas, algo que con el paso de los meses ha podido afectar a la salud, tanto para bien como para mal.

Si es tu caso, es probable que hayas cogido algo de peso, después de pasar horas y horas detrás de un escritorio, sin poder moverte, tal y como lo hacías si hubieras desempeñando tu actividad laboral desde la oficina. O puede que, al contrario, hayas adelgazado porque has tenido más tiempo para realizar tus entrenamientos y preparar comidas más saludables.

Foto: Fuente: iStock

Por eso, si tu vuelta a la oficina está próxima y quieres perder esos kilos de más que has ganado o quieres mantener la silueta que has logrado, siguiendo estos cinco pequeños y sencillos pasos lo podrás lograr con éxito. Y no te preocupes, que no hace falta que los hagas todos a la vez. Comienza con el que te parezca más fácil y sigue con el resto a medida que vas progresando en tu objetivo.

La perseverancia es fundamental

Y recuerda que ser perseverante es fundamental, pero no significa que lo seas a todas horas. Todos somos humanos y si un día “caes”, vuelves a empezar hasta coger el hábito de forma definitiva, que es de lo que se trata realmente. Así que toma nota y ponte manos a la obra.

Disfruta de un nutritivo desayuno compuesto de proteínas, fibra y grasas saludables

1.- El desayuno es fundamental. No caigas en la vieja costumbre de salir de casa rumbo al trabajo sin haber probado bocado. No desayunar está relacionado con el sobrepeso y la obesidad. Por eso es importante que planifiques con antelación y tengas a mano alimentos ricos en proteínas (de 20 a 30 gramos), fibra (de 8 a 10 gramos) y grasas saludables para que degustes un nutritivo desayuno que te ayudará a ralentizar la digestión y tener energía durante horas.

Eso sí, tendrás que levantarte un poco antes para que tengas tiempo para comer tranquilamente. A cambio, conseguirás una mayor concentración en el trabajo y, además, evitarás caídas de azúcar en sangre y tener antojos de carbohidratos a lo largo del día. La avena, las bayas y las tostadas de trigo integral están llenas de fibra. Para las proteínas puedes hacer dos huevos y combinarlos con tostadas de aguacate sobre pan integral para obtener grasas y fibras saludables. Con un yogur griego añades proteína y te mantienes lleno más tiempo.

placeholder Prepara comida en casa para llevar al trabajo es mucho más saludable (Pixabay)
Prepara comida en casa para llevar al trabajo es mucho más saludable (Pixabay)

2.- Prepara tu comida en casa. Sí, requiere más tiempo de preparación, pero te ahorrarás cientos de calorías a la hora de comer. Los almuerzos en restaurantes y cafés sirven raciones más cuantiosas de las que prepararías en casa, y eso se traduce en más calorías, más carbohidratos, más grasas, más sodio y más azúcar. Además, ahorrarás mucho dinero si llevas ya tu comida preparada. Así que ve buscando una tartera o fiambrera donde puedas llevar tu comida casera de forma cómoda a la oficina.

Camina entre 7.000 y 10.000 pasos diarios

Las sobras que has cocinado en días previos pueden facilitarte mucho las cosas, aunque también el preparar una sopa o un guiso que puedas dividir en varias raciones durante la semana. Las ensaladas en bolsas son una buena forma de introducir verduras. Los sándwiches también son sencillos, siempre y cuando introduzcas verduras como rúcula, tomate y pepinos y se opte por un pan de trigo integral.

Foto: Caminar: el mejor ejercicio para adelgazar (Fuente: iStock)

3.- Da un paseo. No caigas en dietas absurdas que anuncian pérdidas de peso en pocos días. Prueba primero con algo tan sencillo como caminar. Andar entre 7.000 y 10.000 pasos diarios puede ser una meta sencilla y que puedes llevar a cabo casi sin darte cuenta. Caminar al tren, bus o al coche, y de ahí a la oficina. También cuenta lo que andas dentro de la oficina, si sales fuera a hacer alguna gestión, vuelta al aparcamiento o la parada de autobús o del metro y luego al gimnasio y así hasta llegar a casa. Así lograrás la quema diaria de calorías que necesitas. Y si eres más constante, ten en cuenta caminar 45 minutos al día, seguidos o en intervalos de 15 minutos te ayudará a despejar la mente y que los números de la báscula comiencen a bajar.

4.- Programa tus entrenamientos. Al volver a la oficina, verás como “pierdes” tiempo debido a los desplazamientos diarios. Por eso, lo primero que debes hacer es decidir lo que quieres hacer, ya sea ir al gimnasio, tomar clases particulares o seguir con los entrenamientos desde casa. Después decide la hora del día en la que los vas a ejercitar, porque tu rutina va a ser completamente distinta a cuando trabajabas en casa. Lo ideal, entrenamientos de estilo HIIT que incorporan ejercicios de fuerza con ráfagas de cardio, además de caminar todos los días.

Comer fuera de la oficina significa más calorías, más carbohidratos, más grasas y más azúcar

5.- Se consciente de tu consumo de alcohol. Si eres bebedor social, es posible que con la pandemia ese consumo se haya reducido drásticamente. La vuelta al trabajo invita a alternar más y tomar algo con los compañeros y amigos. Las calorías de las bebidas alcohólicas y la de la comida que suele acompañarlas, por lo general, carbohidratos, pueden almacenarse como grasa si se comen en exceso. Si bien no es necesaria una abstinencia total, si es conveniente que limites estas bebidas. Y no olvides que beber agua durante todo el día es lo más sano.

Coronavirus Trucos adelgazar Adelgazar
El redactor recomienda